Cuál es la fruta con pocas calorías recomendada para adelgazar y que es fuente de vitamina C

Sus propiedades antibióticos la convierten en el aliado perfecto para prevenir infecciones gastrointestinales

Compartir
Compartir articulo
Frutas en un puesto de un mercado en Madrid (España)
Frutas en un puesto de un mercado en Madrid (España)

El kiwi, tan reconocible por ser esa pequeña fruta ovalada con una piel marrón y peluda, es una verdadera joya nutricional. Originaria de China, esta fruta ha conquistado los paladares de todo el mundo debido a su delicioso sabor y sus numerosos beneficios para la salud.

Una de las características más destacadas del kiwi es su bajo contenido calórico, por lo que a menudo se recomienda en las dietas para adelgazar. Con solo alrededor de 50 calorías por cada 100 gramos, es una opción perfecta para aquellos que buscan mantener una dieta equilibrada y controlar su peso. Además, su alto contenido de fibra ayuda a mantener la sensación de saciedad, lo que puede ser beneficioso para aquellos que buscan controlar su apetito y evitar excesos en la ingesta de alimentos.

Te puede interesar: La nueva fruta de la felicidad: este es el efecto positivo de comer kiwi para tu salud mental

Sin embargo, quizás el aspecto más reseñable del kiwi es su impresionante contenido de vitamina C, pues con la ingesta de un kiwi ya recibimos el 85% de la vitamina C diaria que el cuerpo necesita. La vitamina C es conocida por su papel en el fortalecimiento del sistema inmunológico, ayudando a prevenir resfriados y otras enfermedades infecciosas. Además, actúa como un poderoso antioxidante, protegiendo las células del daño causado por los radicales libres y contribuyendo a una piel saludable y radiante.

Un cuenco con kiwis (Shutterstock)
Un cuenco con kiwis (Shutterstock)

Otro beneficio menos conocido del kiwi es su contenido de enzimas que ayudan a digerir las proteínas. Una de estas enzimas es la actinidina, que es conocida por su capacidad para descomponer las proteínas y facilitar su digestión. Esto puede ser especialmente beneficioso para aquellas personas que tienen dificultades para digerir ciertos alimentos proteicos, como la carne o los lácteos. Incorporar kiwi en la dieta puede ayudar a mejorar la digestión y reducir la incomodidad asociada con la indigestión.

Te puede interesar: El grano que regula el azúcar en sangre, es rico en fibra y muy versátil en la cocina

Además de sus impresionantes cualidades nutricionales, el kiwi también posee propiedades antibióticas. Varios estudios han demostrado que ciertos compuestos presentes en el kiwi pueden tener efectos inhibidores sobre el crecimiento de bacterias dañinas, como la E. coli y la salmonela. Esto sugiere que el consumo regular de kiwi podría ayudar a prevenir infecciones gastrointestinales y promover una flora intestinal saludable.

Una forma deliciosa de incorporar el kiwi a la dieta es disfrutarlo fresco y crudo. Simplemente cortando la fruta por la mitad y utilizando una cuchara para sacar la pulpa verde y jugosa, se puede disfrutar de su refrescante sabor y sus beneficios nutricionales en su forma más pura. Además, el kiwi es una adición deliciosa a ensaladas de frutas, batidos y postres.

Para aquellos que buscan una opción más conveniente, el kiwi también está disponible en forma de zumo o batido y enriquecido con otros ingredientes saludables. Sin embargo, es importante tener en cuenta que el procesamiento puede reducir ligeramente el contenido de algunas vitaminas y enzimas, por lo que es preferible optar por el kiwi fresco siempre que sea posible.

Romina Pereiro nos enseña a hacer un batido verde en casa y nos cuenta acerca de sus beneficios: vitaminas, minerales, antioxidantes y agua.

Por todo ello, el kiwi es mucho más que una simple fruta sabrosa. Con su bajo contenido calórico, alto contenido de vitamina C, enzimas digestivas y propiedades antibióticas, es una verdadera maravilla nutricional. Ya sea consumido solo o como parte de una variedad de platos, el kiwi es una excelente adición a cualquier dieta equilibrada y saludable. Incorporarlo regularmente puede ayudar a fortalecer el sistema inmunológico, mejorar la digestión y promover la salud en general.