¿Qué es la hucha de pensiones y cuánto aporta cada trabajador?

La Seguridad Social prevé que el fondo termine el año con más de 5.000 millones por la subida de las cotizaciones

Compartir
Compartir articulo
Un pensionista cuenta dinero con su nieta. (Freepik)
Un pensionista cuenta dinero con su nieta. (Freepik)

Las pensiones contributivas subirán un 3,8% el próximo año. Al menos, eso es lo que marca el dato adelantado del Índice de Precios de Consumo (IPC) que publicó el Instituto Nacional de Estadística (INE) hace un par de semanas. La última reforma de las pensiones, aprobada hace nueve meses por el Gobierno de coalición, establece que los subsidios se han de revalorizar en función del IPC medio interanual, tomando como referencia los 12 meses que separan diciembre del año en curso y noviembre del anterior. La Seguridad Social, además, prevé terminar el año con más de 5.000 millones de euros en la hucha de las pensiones, fundamentalmente por la subida de las cotizaciones.

El Fondo de Reserva de la Seguridad Social, popularmente conocido como la hucha de las pensiones, consiste en un monto de dinero destinado a pagar las prestaciones contributivas en caso de que los ingresos de la Seguridad Social no sean suficientes. El dinero con el que se pagan los subsidios de los actuales pensionistas sale de las cotizaciones de la gente trabajadora. El sistema se basa en la solidaridad intergeneracional y en ahorrar capital durante las etapas de bonanza económica para utilizar las reservas cuando la economía provoca un desfase entre los ingresos de la Seguridad Social y las cuantías que tiene que abonar.

Te puede interesar: La última década de las pensiones en España: de los recortes de Rajoy al escudo social que deja Escrivá

De esta forma, el Fondo de Reserva de la Seguridad Social emerge como un mecanismo para garantizar el pago de las pensiones contributivas. La hucha de las pensiones surge por primera vez en los conocidos como Pactos de Toledo del año 1995, aunque hasta el año 2000 no recibe su primera aportación, procedente del superávit de la Seguridad Social. La idea de este sistema no solo es guardar parte del capital para situaciones excepcionales, sino que también pretende aumentar su rentabilidad a través de unos criterios de inversión.

La edad media de jubilación y la esperanza de vida son los factores clave que marcan el tiempo que se cobrará la pensión de jubilación

El superávit en la Seguridad Social es precisamente lo que utilizan los servicios públicos para alimentar la hucha de las pensiones. La población ha envejecido y la pirámide demográfica se ha deformado, pues la base de trabajadores es mucho más reducida que la de jubilados. Como consecuencia, cada vez hay menos dinero para pagar las pensiones y los organismos públicos calculan que la tasa de dependencia (número de cotizantes por jubilados) será del 100% en 2050, es decir, habrá una persona en edad de trabajar por cada jubilado. La solvencia de la hucha de las pensiones será, por lo tanto, crucial.

Te puede interesar: Así cambiará tu nómina a partir de enero de 2024

¿Cuánto aporta cada trabajador a la hucha de las pensiones?

Las nóminas de los trabajadores que están afiliados a la Seguridad Social van a experimentar una serie de cambios el próximo año. La subida prevista de la cuota para rellenar la hucha de las pensiones reducirá unos céntimos la asignación mensual de los empleados. Esta cotización, conocida como el Mecanismo de Equidad Intergeneracional (MEI), aportará 3.702 millones de euros al Fondo de Reserva de la Seguridad Social.

El porcentaje es el mismo para todos los trabajadores y asciende hasta el 0,6% del total de la nómina. En 2024, el porcentaje aumentará hasta el 0,7% de la nómina: un 0,58% lo paga la empresa y el 0,12% restante lo asume el asalariado. La aportación prevista para cada trabajador en el cómputo anual oscilará entre los 48 y 428 euros. El sueldo medio registrado en el Instituto Nacional de Estadística (INE) ronda actualmente los 2.087 euros brutos, de modo que la aportación media de cada empleado será de 15 euros mensuales —175 euros al año—.

<br/>