La ayuda de 525 euros que pueden pedir los jubilados por Navidad: cómo y dónde solicitarla

La Seguridad Social abona este pago único a través del Imserso para las personas que cobran alguna prestación no contributiva

Compartir
Compartir articulo
Una pareja de jubilados durante las fiestas navideñas. (Freepik)
Una pareja de jubilados durante las fiestas navideñas. (Freepik)

El Ministerio de Seguridad Social confirmó el pasado martes que las pensiones contributivas subirán un 3,8% en 2024 para compensar la subida de los precios provocada por la inflación. Las prestaciones no contributivas, por su parte, crecerán un 6,8%, aunque el dato todavía no es definitivo. Esta diferencia responde a uno de los objetivos de la última reforma de las pensiones, que determinó que, entre 2024 y 2027, los subsidios no contributivos subirían por encima del Índice de Precios de Consumo (IPC) interanual para garantizar su suficiencia. El Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso) es el organismo encargado de gestionar estas prestaciones.

Las pensiones no contributivas son las que pueden solicitar las personas que se encuentran en una situación de necesidad económica y que no han cotizado lo suficiente al régimen de la Seguridad Social, es decir, no tienen derecho a una prestación ordinaria por el trabajo desempeñado. Este subsidio nace para garantizar un nivel mínimo de ingresos con el que las familias más vulnerables puedan cubrir sus necesidades básicas. El Imserso contempla dos clases de pensiones no contributivas: la de jubilación y la de invalidez.

Te puede interesar: Los dos casos en los que la Seguridad Social te puede bajar la pensión

La cuantía básica de la pensión no contributiva íntegra supone un ingreso de 484,61 euros mensuales, sin embargo, el importe subirá y alcanzará los casi 520 euros al mes a partir del próximo mes de enero. Los gastos suelen aumentar en esta época del año, con las fiestas navideñas a la vuelta de la esquina. Las comidas, la lotería y los regalos suponen un fuerte desembolso económico y el subsidio puede quedarse corto para muchos hogares, que no reciben la famosa paga extra de diciembre. En este contexto, el Gobierno ha puesto en marcha una ayuda de 525 euros para que los beneficiarios de una pensión no contributiva puedan disfrutar sin demasiadas preocupaciones de la Navidad.

¿Cuáles son las terminaciones más premiadas en la Lotería de Navidad?

¿Qué es la paga extra de 525 euros para pensionistas?

Este pago único de 525 euros lo abona la Seguridad Social a través del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso). Los jubilados que cobran una pensión no contributiva y viven de alquiler pueden solicitar este cheque extraordinario de Navidad como un complemento para la financiación de la vivienda. El plazo para solicitar la subvención termina el 31 de diciembre de este año, es decir, en Nochevieja, así que los interesados tienen que darse prisa y reunir la documentación necesaria.

Los pensionistas tienen que cumplir con una serie de requisitos para poder beneficiarse de esta paga extra de 525 euros en la antesala de la Navidad. El Imserso recuerda que los demandantes no pueden tener una vivienda en propiedad y tampoco pueden superar un límite de ingresos, actualmente fijado en el 50% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI). Los jubilados tienen que figurar en el contrato de alquiler como inquilinos de una vivienda y no pueden tener ninguna relación con el arrendador, ni conyugal ni de parentesco hasta tercer grado. Si en el inmueble, que tiene que ser la residencia habitual, conviven dos o más personas, solo una de ellas tendrá derecho al complemento de la pensión. Las solicitudes se pueden tramitar a través de la página web del Imserso rellenando un formulario, que posteriormente se ha de presentar ante los órganos competentes.