Estos son los consejos que da la DGT para ahorrar combustible en viajes largos

En pleno puente de la Constitución, los precios de los combustibles aumentan y la DGT aconseja implementar una conducción eficiente para ahorrar gasolina

Compartir
Compartir articulo
Imagen de archivo. (A. Pérez Meca - Europa Press)
Imagen de archivo. (A. Pérez Meca - Europa Press)

La Dirección General de Tráfico anticipa millones de desplazamientos por carretera en uno de los puentes más importantes del año, el puente de la Constitución. Este volumen de desplazamientos también se nota en los precios de la gasolina que, como suele ser habitual, aumenta de forma coyuntural.

Con los precios del combustible en aumento, si es cierto que existen diferentes estrategias que los conductores pueden implementar para optimizar el consumo de gasolina y reducir costes durante el puente de la Constitución. Estos incluyen medidas tales como el mantenimiento adecuado del vehículo, la planificación de rutas eficientes y la conducción a velocidades constantes y moderadas, entre otros consejos prácticos.

Te puede interesar: Los nuevos 28 radares que ya están en funcionamiento en Barcelona

Por tanto, aunque los precios del combustible siguen afectando la movilidad, las medidas de ahorro representan una alternativa para quienes planean viajar en coche durante estos días. La Dirección General de Tráfico recomienda preparar los vehículos con antelación y mantener una conducción prudente para garantizar tanto la seguridad en carretera como la eficiencia en el consumo de gasolina.

Estos son los cinco principales consejos que la Dirección General de Tráfico recomienda implementar para ahorrar gasolina y, por tanto, dinero.

Te puede interesar: Los patinetes eléctricos podrían estar obligados a pasar una ITV: los requisitos

Utilizar marchas largas

La Dirección General de Tráfico (DGT) recomienda a los conductores optar por marchas largas para la reducción del consumo de combustible. El uso de estas marchas se aconseja incluso en zonas urbanas, siempre que las condiciones del tráfico lo permitan, para así contribuir al ahorro de gasolina.

Gasolinera en España. Imagen de archivo. (Jesús Hellín - Europa Press)
Gasolinera en España. Imagen de archivo. (Jesús Hellín - Europa Press)

La DGT sugiere que, al alcanzar los 50 km/h (31 mph), los conductores deberían ya estar utilizando la cuarta marcha, dado que los motores modernos están diseñados para funcionar eficientemente bajo estas condiciones. Además, se menciona que al conducir en autovías, las marchas no deben ser inferiores a la quinta o sexta, a menos que la densidad del tráfico sea alta o se transite por caminos de trazado complejo.

Te puede interesar: ¿La DGT prohibe beber agua mientras conduces?: esto es lo que dice la ley

Este consejo de la DGT no solo pretende promover una conducción más económica y eficiente, sino también contribuir a la disminución de la emisión de gases contaminantes. La utilización correcta del cambio de marchas puede resultar en una considerable reducción del consumo de combustible y, por ende, en un ahorro para los conductores.

Usar diesel antes que coche de gasolina

La elección entre un coche diésel y uno de gasolina va más allá de su precio en el concesionario: está directamente relacionada con el número de kilómetros que puede recorrer a lo largo del año. Los vehículos diésel, aunque pudieran representar una inversión inicial más alta, ofrecen un rendimiento de combustible superior cuando se hacen viajes largos con el coche, ya que maximiza la durabilidad de la gasolina y disminuye la frecuencia de repostajes.

Te puede interesar: Tráfico sustituirá los helicópteros Pegasus por esta nueva tecnología más innovadora

Esta recomendación adquiere especial relevancia en momentos de ocio y viaje, donde la eficiencia en el consumo se convierte en un factor crítico. Los conductores deben sopesar la relación coste-eficiencia antes de emprender sus trayectos, considerando el tipo de motor del vehículo frente a la cantidad de kilómetros que van a transitar.

Conducir de forma eficiente

Un reciente estudio de la Dirección General de Tráfico ha revelado que entre un 30 y 50% del consumo de combustible está directamente influenciado por el estilo de conducción. La DGT aconseja mantener una velocidad constante y moderada, evitando aceleraciones y frenadas innecesarias. Además, insisten en la importancia de respetar la distancia de seguridad con el vehículo precedente para prevenir accidentes y consumo excesivo de gasolina. La anticipación es clave: reducir la velocidad de manera gradual al aproximarse a vehículos más lentos es fundamental para evitar frenazos y gastos adicionales.

Estos consejos no solo tienen como propósito ahorrar combustible, sino que también contribuyen a mejorar la seguridad en las carreteras.

El Gobierno de España y Europa trabajan para encontrar un sistema de pago idóneo para las autovías. Las razones son el déficit de más de 8.000 millones que acumula su mantenimiento y el hecho que la Unión quiere que España se equipare a los demás países europeos y sus ciudadanos paguen por contaminar

No abusar del aire ni de la calefacción

Con las bajas temperaturas instalándose en todo el país, durante los desplazamientos, se convierte en imprescindible la utilización de la calefacción cuando nos montamos en el coche. El uso de la calefacción también genera un aumento del consumo de combustible de entre un 10% y un 20%. Los expertos subrayan la necesidad de optimizar el uso de la calefacción durante los trayectos para evitar un gasto excesivo de combustible, especialmente en viajes en carretera. Además, se recomienda no bajar las ventanillas al conducir en autopistas, ya que la alteración aerodinámica del vehículo podría aumentar aún más el consumo de carburante.

Controlar el equipaje

Sobrepasar el límite de peso en el maletero del coche puede llevar a un aumento en el consumo de combustible debido a la alteración de la aerodinámica del vehículo. Es habitual utilizar el espacio del maletero para guardar objetos innecesarios que no se usarán durante los viajes, lo cual genera un exceso de peso y, por ende, un mayor gasto energético. Asimismo, es esencial no colocar equipaje en los asientos traseros, ya que esto puede obstruir la visión del conductor en el espejo retrovisor.