Este es el fruto seco que los nutricionistas más recomiendan comer en Navidad

Es un “superalimento” que protege nuestro corazón, reduce el colesterol y ayuda contra la diabetes

Compartir
Compartir articulo
Avellanas (Shutterstock)
Avellanas (Shutterstock)

La Navidad es la época de las reuniones familiares en torno a una mesa que, por lo general, suele estar atiborrada de comida y bebida. Celebrar cualquier evento dándonos un festín en compañía de familiares y amigos forma parte de nuestra cultura, por lo que debemos saber qué es lo que comemos y en qué cantidades.

Para estas fechas de comidas copiosas, los nutricionistas recomiendan un fruto seco muy rico en nutrientes: la avellana. Podría llamarse un “superalimento”, gracias a su alto contenido en fibra, su regulación del colesterol y la tensión y que apenas engorda. Sin embargo, a pesar de que ha sido uno de los alimentos estrellas del invierno durante siglos, está siendo desbancada por otros alimentos menos saludables.

Te puede interesar: La mora, la fruta que activa el deseo sexual y frena el envejecimiento

Este fruto seco está cargado de historia y mitología, puesto que desde la Antigüedad y en diversas culturas ha sido muy codiciada. En Grecia, la avellana era un símbolo de fertilidad; en las sociedades nórdicas, se asociaba a Thor, dios del trueno y de la fuerza. En España, más del 90% del cultivo de la avellana lo encontramos en Cataluña.

Los nutricionistas y demás profesionales de la salud recomiendan consumir avellanas gracias a sus múltiples cualidades: grasas saludables, calorías y proteínas. Tiene más del doble de cantidad de fibra que el kiwi y altas cantidades de potasio, calcio, magnesio, vitamina E y ácido fólico. Con todo ello, este fruto seco tiene un impacto directo en nuestra salud.

Fortalece el sistema inmunitario

Gracias a su elevado contenido en vitamina B6 y vitamina E, fortalece el sistema inmunológico. Estas vitaminas colaboran en la síntesis de anticuerpos y son unos potentes antioxidantes. Por su parte, la vitamina B6 es esencial para el funcionamiento cognitivo correcto, ya que es la encargada de producir cinco neurotransmisores.

Fruto del avellano (Shutterstock)
Fruto del avellano (Shutterstock)

Te puede interesar: Cuál es la vitamina que ayuda en los momentos de ansiedad y depresión

Ayuda contra la diabetes

Las avellanas actúan contra desórdenes metabólicos como la diabetes, ya que gracias a su bajo contenido de carbohidratos y a la elevada cantidad de fibra, posee un índice glucémico muy bajo. Es decir, su consumo no provoca grandes cantidades de azúcar en la sangre y ayuda a no engordar pese a su aporte de carbohidratos y calorías. Además, impulsa la saciedad, lo que hace que comamos menos.

Reduce el colesterol

El consumo de avellanas aporta a nuestro organismo omega 3, ácido oleico y ácido linoleico que ayudan a reducir el colesterol LDL, conocido popularmente como colesterol malo. Por ello, tienen un papel muy relevante en la protección de nuestra salud cardiovascular.

Romina Pereiro nos da cinco tips para regular el colesterol malo en sangre

Apta para todo el mundo

La avellana es un fruto seco que puede comer la gran mayoría de las personas, aunque es muy recomendable para dos perfiles concretos: los deportistas y las personas veganas. Quienes practican deportes de resistencia encontrarán en ellas una fuente de potasio, magnesio y vitaminas. Al mismo tiempo, se recomiendan para las personas con dieta vegana, porque de las avellanas pueden obtener proteínas, grasas saludables y calcio sin recurrir a la carne o a los lácteos.