Christian Nodal: “Me pasó como a Rosalía con el flamenco, hay mucho purista que piensa que mi música es un intento de mariachi”

El artista mexicano, que acuñó el ‘mariacheño’, visita España para anunciar una colosal gira que le llevará a diversas ciudades del país en 2024. “Me veo yéndome de vacaciones y volviendo con un show chingón”, indica

Compartir
Compartir articulo
Christian Nodal, en su entrevista con 'Infobae España' (Helena Margarit Cortadellas)
Christian Nodal, en su entrevista con 'Infobae España' (Helena Margarit Cortadellas)

“Te tienes que leer un libro. ¿Vale? Te lo juro que es muy bueno. Se llama El sutil arte de que (casi todo) te importe una mierda”, recomienda Christian Nodal (Caborca, México, 1999). La obra de Mark Manson lleva más de 40 ediciones y el mexicano ha sido uno de los que han añadido el tratado global de pasotismo a su estantería personal. El cantante pisa Madrid después de alzarse con el Latin Grammy 2023 a ‘Mejor Álbum de Música Ranchera/Mariachi’ por su disco Forajido EP.2. “Cuando todo se está derrumbando, sé que cuando abra mi voz todo va a estar bien”, explica en una entrevista con Infobae España.

Nodal afirma que se le da “fatal” hacer muchas cosas, una sentencia que no se aplica cuando la música entra en juego. “Cantar es lo único en lo que sé que soy bueno”, dice entre risas. Después de una semana de vorágine emocional en Sevilla, y de un año repleto de hitos y sold out, “me veo yéndome de vacaciones y volviendo con un show chingón, afirma.

Te puede interesar: Camilo: “Cuando voy al estudio me lo paso de puta madre, sea esa canción peor o mejor que la que hace la inteligencia artificial”

Con la inteligencia artificial entrando en el juego de la composición y el género regional mexicano siendo un éxito mundial, las canciones de Nodal han quebrado unas fronteras que llegan hasta el WiZink Center de Madrid. “Se abrieron las puertas para Europa y eso, creativamente, da muchas cosas”, señala. El artista consiguió, el pasado mayo, convertirse en el primer cantante mexicano en llenar el recinto de conciertos de la capital. Este martes, su compañero de profesión, Peso Pluma, reunió a 15.000 personas para celebrar el poder de la cultura mexicana y del corrido tumbado.

Nodal ha quebrado el corsé de una tradición popular que, hasta ahora, se había regido por su propio decálogo. El artista ha conjugado los géneros mariachi y norteño con la sonoridad pop contemporánea, acuñando su propio futuro en la industria: ser el máximo exponente del mariacheño, una fusión de todo lo anterior. “La música mariachi estaba muy aseñorada y sentía que alguien tenía que romper los platos”, sentencia.

Te puede interesar: Joaquina, la nueva generación del pop latino: “Shakira y Taylor Swift han abierto muchas puertas hablando de sus vivencias personales”

Christian Nodal, en su entrevista con 'Infobae España' (Helena Margarit Cortadellas)
Christian Nodal, en su entrevista con 'Infobae España' (Helena Margarit Cortadellas)

Pregunta. Visitas Madrid tras ganar el Latin Grammy por tu álbum Forajido EP.2, ¿cómo ha sido la experiencia de vivir los premios en Sevilla, por primera vez celebrados fuera de Estados Unidos?

Respuesta. Sevilla para mí fue muy especial. Ha sido de mis premios favoritos. Todos los artistas nos sentíamos de vacaciones, así ha sido el mood. No sé si te ha tocado estar en los Latin Grammy de Las Vegas, Los Ángeles o Miami, pero es una energía más pesada, hay mucho corredero en los hoteles y está todo más cargado. Siento que se volvió más fresco y estoy seguro que a la Academia le va a servir para que el siguiente año sea sea así. Me la pasé muy bien y fue épico ganarme el Grammy. Acabo de terminar mi gira por Estados Unidos, Centroamérica y Latinoamérica. Me falta un concierto en México y ya estoy de vacaciones. Estas son mis últimas entrevistas, ya me siento más allá que para acá, la verdad. Tengo la puntita del pie nomás en el trabajo y todo el cuerpo de vacaciones, pero fue una experiencia muy bonita.

Te puede interesar: Álvaro Soler: “Me he borrado la aplicación de Spotify para artistas, ves en directo los ‘streams’ de tu canción y me crea ansiedad”

P. El pasado mes de mayo visitaste Madrid y te convertiste en el primer artista mexicano en hacer sold out en el WiZink Center.

R. Cuando me dijeron la idea de que viniese a Madrid, yo decía: ‘¿Qué voy a hacer?’. O sea, no creía que pudiese llenarlo ni a la mitad, ni nada de eso. Fue un sueño estar ahí. Había gente de demasiados países, también de las Islas Canarias. Me la pasé muy bien. Creo que es de los shows más representativos de este año. Está Chile, está Madrid, está Costa Rica, está México, con un Foro Sol allá... Siento que son de esas fechas que se quedaron marcadas, pues todas fueron especiales.

P. ¿Te esperabas esa recepción en España?

R. Los vi a todos con botas y sombrero cantando en el metro. Vi unos vídeos increíbles y me encantó. No me esperaba que la gente fuera tan eufórica.

Entrevista a Christian Nodal.

P. Háblame de la gira que vas a llevar a cabo en 2024, en la que no sólo regresas a Madrid, también visitas ciudades como Barcelona o Gran Canaria.

R. Estoy muy emocionado y agradecido por las puertas que se abrieron. La gira va por toda Europa. Julio va a ser un mes precioso. Si este show salió bien, yo quiero que el siguiente sea aún mejor. Soy muy exigente conmigo mismo. Espero dar un show todavía más increíble. Aquí me han llenado de motivación, de energía bonita, de mucho amor. Me han recibido de forma súper cálida y ya estoy listo para el año que viene.

P. Cuando dices que eres muy exigente, ¿te refieres a la puesta en escena de tus conciertos o a tu progresión musical?

R. Musicalmente, escénicamente, todo. Me encanta que todo esté en su lugar. Me encanta que la gente tenga un show de calidad que valga lo que están pagando por él.

Christian Nodal, en su entrevista con 'Infobae España' (Helena Margarit Cortadellas)
Christian Nodal, en su entrevista con 'Infobae España' (Helena Margarit Cortadellas)

P. El mariacheño y la música regional mexicana han tenido una expansión global innegable, llegando a ser número uno en unas listas de éxitos que hace diez años apenas contemplaban las letras en español. ¿Cómo analizas la progresión de tu carrera y del género?

R. Siento que ese ha sido mi trabajo en la industria. Yo notaba que todos eran tremendos cantantes, que había tremendos compositores y arreglistas. Siempre me he sentido muy orgulloso de mi género y no entendía por qué no pasaba esto, por qué no se podían juntar los géneros y coexistir. Ese fue mi granito de arena a la industria en la música regional, ser pionero en hacer los featurings con artistas como TINI o David Bisbal. Me encanta lo que está sucediendo, era lo que siempre soñé. Y bueno, también se ha quitado un poco el estigma de cómo tenía que ser la música, creo que ya se hace sin importar el género, concepto o contexto. Si va bien, va bien y ya está.

Te puede interesar: Maldita Nerea: “No sé cómo ha surgido el fenómeno de Iñigo Quintero, pero no me gustaría estar en su piel”

P. ¿Consideras que la música regional mexicana era un género cerrado, es decir, que le costaba abrirse a las tonalidades más pop?

R. Era como el caso de Rosalía y el flamenco aquí, hay mucho purista en mi género que, cuando yo empecé, me decía: ‘Eso no es mariachi, es un intento de mariachi’. Al final le daba trabajo a los mariachis y me sentía muy orgulloso de lo que estaba logrando. Desde mi perspectiva, y lo digo con mucho respeto, soy joven y no quería seguir ciertas tradiciones que, sentía, eran parte de los motivos por los que no había frescura en el género. Estaba todo muy aseñorado, muy a la vieja escuela, y alguien tenía que romper los platos para que funcionara. He tenido la suerte de que siempre tuve el respeto de los grandes, de las personas que me importaban.

“La música mariachi estaba muy aseñorada y alguien tenía que romper los platos. [...] No quería seguir ciertas tradiciones que, sentía, eran parte de los motivos por los que no había frescura en el género”
Christian Nodal en su entrevista con 'Infobae España' (Helena Margarit Cortadellas)
Christian Nodal en su entrevista con 'Infobae España' (Helena Margarit Cortadellas)

P. ¿Es dura la vida del artista? Giras, premios, visitas constantes al estudio para componer, viajes largos, la presión de las redes sociales.

R. Sí, yo he hecho mucha terapia y me ha ayudado bastante. Antes sí me metía mucho en las redes, no es que le haya quitado importancia ni nada de eso, pero trato de quedarme con lo positivo y comprendí que hay gente que te ama, pero no puede ser todo el mundo, ¿me entiendes? El trabajo de cantar es precioso. Si medimos lo que damos en comparación con lo que recibimos, es mucho más grande lo segundo y yo me siento muy agradecido. Tengo la bendición de poder viajar con mi familia, con mi bebé, con mi pareja y eso lo hace todo más especial. El otro día en San Diego, estaba terminando mi gira por Estados Unidos, y al acabar el show iba con mi carriola. Este es el 360 de la vida, es perfecto y trato de refugiarme en eso. Siempre hay presiones de todo tipo, siempre hay cosas buenas pasando, cosas malas pasando. No podemos controlarlo, pero sí cómo reaccionar. Eso es lo que trato de aplicar.

“He hecho mucha terapia y me ha ayudado bastante. [...] Trato de quedarme con lo positivo y comprendí que hay gente que te ama, pero que no puede ser todo el mundo”

P. La familia, el amor, los amigos, ¿son el elemento para mantenerse en con los pies en la tierra?

R. Son el ancla. Los artistas, los cantantes, los famosos no estamos tan desprendidos, seguimos siendo seres humanos. ¿Me entiendes? Y hay de todos los tipos: buenos, malos, medio buenos, medio malos. Es bien bonito tener a gente que uno ama alrededor.