El día en el que Alonso hizo sufrir a Vettel en Silverstone con un Ferrari en el que “no funcionaba nada”

Este jueves se cumplen nueve años del Gran Premio de Gran Bretaña de 2014, en el que al entonces vigente campeón del mundo alemán le costó horrores finalizar quinto ante el empuje del español, que fue sexto tras una gran remontada desde la 16ª plaza

Compartir
Compartir articulo
Sebastian Vettel y Fernando Alonso hace unos años.
Sebastian Vettel y Fernando Alonso hace unos años.

El Gran Premio de Gran Bretaña de 2014 de Fórmula 1 no terminó con victoria para Fernando Alonso. Lo cual no significa que el español no diese un espectáculo soberbio, a pesar de que por entonces conducía el peor Ferrari del que dispuso durante su etapa en la escudería italiana. Nueve años después, todavía se recuerda el duelo a todo o nada que el asturiano protagonizó con Sebastian Vettel, entonces vigente campeón del mundo. La lucha por la quinta plaza de la carrera dejó una batalla sin cuartel entre ambos pilotos, con adelantamientos extremos e intervenciones al borde de un ataque de nervios por las radios.

Aquella carrera en Silverstone no prometía ser memorable para Alonso en un inicio. Tras una clasificación nefasta, en la que concluyó decimonoveno, las pérdidas de posiciones de algunos rivales le permitieron ascender hasta la decimosexta plaza en la parrilla de salida. Poco consuelo en un momento del Mundial en el que marchaba cuarto en la clasificación de pilotos, sin visos de poder pelear por el campeonato debido a la irregularidad de su monoplaza.

Te puede interesar: Ferrari y Sainz desafían a Aston Martin y Alonso

A pesar de todo, Alonso protagonizó una de las mayores remontadas que se recuerdan en su caso, llegando hasta la sexta plaza. Cuando quedaban 17 vueltas para el final, el concurso del de Oviedo, ya de por sí loable, empezó a pasar a la historia. Todo gracias al auténtico pulso cuerpo a cuerpo que protagonizó con el Red Bull de Vettel: los 12-13 recorridos definitivos por el circuito británico, en lo que a los dos se refiere, se convirtieron en un clásico instantáneo.

Sebastian Vettel, con Fernando Alonso de fondo, en una rueda de prensa (AP)
Sebastian Vettel, con Fernando Alonso de fondo, en una rueda de prensa (AP)

“Al límite de lo legal”

En la vuelta 35, Alonso se colocaba quinto a costa de Vettel, con un adelantamiento por el exterior que provocó el delirio de Antonio Lobato en la retransmisión televisiva española. El germano intentó devolverle la jugada dos vueltas más tarde, cuando todo parecía indicar que le superaba. Pero no, porque la oposición de Magic fue más que fiera, cerrándose todo lo posible para evitar ser adelantado. Lo cual provocó las quejas ostensibles del de Red Bull a su ingeniero: “¡Ha vuelto a hacer lo mismo otra vez, no puede hacerlo! Si no me hubiese apartado, me habría expulsado fuera de la pista”.

Te puede interesar: El PSG tiene un problema y se llama Kylian Mbappé

La cosa fue a mayores entre el final de la vuelta 47 y el principio de la 48, a cinco para la conclusión. Una vez más, Vettel parecía decidido a arrebatarle la posición a Alonso, pero este se defendió con uñas y dientes en una nueva ocasión. Rueda a rueda, tan pegados que casi se tocaban, el tetracampeón aprovechó una frenada para colocarse, definitivamente, quinto. En esta ocasión, fue Alonso quien protestó a través de su radio: “Ha cogido el DRS al haber excedido los límites de pista en la última curva. Ha cogido el DRS yendo por fuera de la curva 5 y 9. ¿Qué más tengo que hacer?”.

Una vez finalizada la prueba, en la que Lewis Hamilton ganó y Valtteri Bottas y Daniel Ricciardo fueron segundo y tercero respectivamente, Alonso se explayó sobre lo sucedido con Vettel. “No ha habido batalla. Dos vueltas antes, les dije si nos retirábamos, porque el coche no funcionaba nada. Por tanto, la batalla ha sido bonita desde fuera seguramente, pero estaba también al límite de lo legal. Yo intentaba cerrarle derecha-izquierda, derecha-izquierda. Estaba esperando que me diesen un toque de atención también, porque era dura. Pero era un poco de diversión en una carrera difícil, donde hemos tenido algún problema”, fueron las consideraciones del ovetense sobre uno de los momentos sin duda más épicos de su trayectoria.

Vettel y Alonso se saludan en un podio (Reuters)
Vettel y Alonso se saludan en un podio (Reuters)

Difícil no recordar aquellas escenas hoy en día, cuando Fernando Alonso se ha convertido precisamente en el sucesor de Sebastian Vettel en Aston Martin y ha llevado a los verdes a la élite de la F1. De momento, van seis podios en nueve carreras (merecedores del tercer puesto provisional este curso), con la ilusión de que la cifra siga aumentando en Silverstone este fin de semana.

Seguir leyendo: