El PSG tiene un problema y se llama Kylian Mbappé

El tiempo corre en contra del equipo dirigido por Catar, cuya planificación depende de la decisión del delantero. Al-Khelaïfi confirma que no se marchará gratis, el chico no mueve ficha y el Real Madrid, preparado, espera

Compartir
Compartir articulo
Kylian Mbappe junto a Nasser Al-Khelaifi durante una conferencia de prensa.
Kylian Mbappe junto a Nasser Al-Khelaifi durante una conferencia de prensa.

El Paris Saint-Germain es un club que vive inmerso en una incertidumbre constante. Desde que en 2011 Catar se hiciese con el control del equipo, no ha existido un año calmado en el que imperase únicamente lo estrictamente deportivo. Podría decirse que en París reina el caos. Nasser Al-Al-Khelaïfi, el hombre escogido por el emir de Catar para dirigir el PSG, ha sido incapaz de dar con la tecla en los más de diez años que lleva al frente de las operaciones. Por el Parque de los Príncipes han desfilado un puñado de entrenadores de todos los perfiles, desde gestores con mano izquierda como Carlo Ancelotti a revolucionarios exigentes de la talla de Thomas Tuchel. Ninguno ha sido capaz de colmar los deseos tenían en el golfo Pérsico. Ahora la misión le corresponde a Luis Enrique.

Los miles de millones invertidos y las estrellas contratadas tampoco han cumplido con las expectativas. Han dominado en Francia, sí, pero no han podido hacerlo en Europa, el gran objetivo que se pusieron desde Catar. Su reto era ganar la Champions League. Por el momento, imposible. Ni siquiera un tridente formado por Leo Messi, Neymar Júnior y Kylian Mbappé lo ha conseguido. El primero ya no está, al segundo casi que ni se le espera y el tercero se ha convertido en un auténtico quebradero de cabeza para el PSG. Es su gran estrella, o lo era, porque en las últimas semanas se ha transformado en un problema mayúsculo para el club.

Te puede interesar: El Real Madrid hace oficial el fichaje de Arda Güler, la perla del fútbol turco

Mbappé, que el año pasado dejó plantado al Real Madrid y apostó por el equipo de su ciudad, les ha transmitido ahora de manera formal que no quiere renovar. El delantero quiere ser agente libre en 2024 para decidir su futuro sin ataduras. Parece que, después de juguetear continuamente con uno y con otro, está decidido a abandonar París. Lo que sucede es que desde el PSG no están dispuestos a aceptar sus tiempos. Tras años en los que le concedían prácticamente todo lo que pidiese, en Catar se han planteado: o renueva o se marcha de inmediato en un traspaso de unos de 200 millones de euros. Así lo ha confirmado Al-Khelaïfi

Órdago de Al-Khelaïfi

“Nuestra posición es muy clara. No quiero repetirlo más. Si Mbappé quiere quedarse, nosotros queremos que se quede, pero tiene que firmar un nuevo contrato”, aseguró el dirigente durante la presentación de Luis Enrique. “No podemos deshacernos del mejor jugador del mundo gratis, es imposible. Si alguien le ha hecho cambiar de opinión, no es culpa nuestra. No vamos a dejar que uno de los mejores futbolistas se vaya gratis, está muy claro”, agregó.

Nasser Al-Khelaifi durante la presentación de Luis Enrique.
Nasser Al-Khelaifi durante la presentación de Luis Enrique.

Pero por mucho que se empeñe el PSG, lo cierto es que el tiempo corre en su contra. Ahora mismo, no saben si contarán con su mejor jugador y tampoco pueden moverse en el mercado. Hasta el momento, no han reemplazado una figura como Leo Messi y tan solo han contratado a dos jugadores que estaban sin equipo: el central Milan Škriniar y Marco Asensio.

Los grandes movimientos que puedan acometer este verano dependen exclusivamente de Mbappé. Por ello, tal y como afirman desde Francia, le han dado un ultimátum. Tiene que decidirse en dos semanas, como tarde a finales del mes de julio. El chico, por el momento, no se pronuncia. Sus únicas palabras, de hace ya un mes, transmitían su intención de quedarse en París un año más. “Me queda un año de contrato”, declaró. Ya he dicho que seguiré la temporada que viene en el PSG, donde estoy muy contento”, insistió en sus redes sociales.

Optimismo con prudencia en el Madrid

Pero la realidad es que Mbappé no está nada contento en París. Tal y como puede afirmar Infobae España, su deseo es jugar en el Real Madrid. Así se lo ha transmitido al club blanco su madre y agente, Fayza Lamari, desde hace meses. Las dos partes nunca han perdido el contacto, ni siquiera tras lo sucedido el verano pesado. El Madrid siempre ha considerado a Mbappé como un fichaje estratégico y Mbappé nunca ha olvidado su deseo de jugar en el Bernabéu.

Mbappé, durante sus vacaciones en Estados Unidos.
Mbappé, durante sus vacaciones en Estados Unidos.

La cuestión es simplemente cuándo. Los dirigentes del Madrid y Lamari trabajaban en un acuerdo para 2024. Pero ahora los acontecimientos pueden precipitarse. Desde el club ven con cierto optimismo, aunque con mucha prudencia, su llegada este mismo verano, pero entienden que no les corresponde a ellos mover ficha. Tal y como confirma una fuente a Infobae España, el Madrid está preparado económicamente para afrontar una operación cercana a los 250 millones de euros entre traspaso y prima de fichaje. El salario del jugador superaría los 50 millones de euros brutos por temporada.

Te puede interesar: El culebrón Mbappé entra en calor: aumenta el optimismo en el Real Madrid

El principal y casi único problema en el caso de que el PSG forzase un traspaso estaría en la prima por fidelidad que el club francés tiene pactada con Mbappé. El delantero no quiere renunciar a una cantidad millonaria, los parisinos no están dispuestos a abonarla y el Madrid ni siquiera puede afrontarla. La pelota está en el tejado del PSG y de Kyllian Mbappé. Uno de ellos tiene que moverse. El Madrid, por su parte, una vez más, se mantiene a la espera.

Seguir leyendo: