Los alumnos de primaria logran buenos resultados, pero hay grandes disparidades
Los alumnos de primaria logran buenos resultados, pero hay grandes disparidades

Los resultados de las pruebas Aprender 2017 lo evidenciaron: siete de cada diez alumnos de sexto grado están en los niveles satisfactorio y avanzado en ciencias naturales. En el contexto educativo argentino, un buen indicador. Sin embargo, un informe se propuso indagar en las diferencias que persisten por el nivel socioeconómico de los chicos, por el hogar donde nacieron. Y las diferencias son enormes.

Las conclusiones del nuevo informe del Observatorio Argentinos por la Educación no escapan a la realidad educativa del país: los chicos que vienen de hogares más acomodados aprenden más que aquellos de menor nivel socioeconómico. En concreto, entre el NSE bajo y el alto hay 30 puntos porcentuales de diferencia en ciencias naturales.

En ese sentido, Melina Furman, bióloga y autora del estudio, señaló: "Los estudiantes que provienen de familias con menos recursos siguen siendo aquellos con menores oportunidades y, por lo tanto, con desempeños más bajos. Los resultados nos vuelven a mostrar la necesidad urgente de fortalecer la educación en contextos de pobreza, donde todavía muchos niños salen de la escuela con menos herramientas para la vida que sus pares de familias más favorecidas. Nos vuelven a revelar las desigualdades de origen que la escuela no está pudiendo revertir".

En el estrato socioeconómico alto, el 82,3% de los estudiantes de sexto grado (un 14,8% por encima del promedio nacional) alcanza el nivel satisfactorio o avanzado en ciencias naturales, mientras que en el estrato bajo, solo el 52,0% de los alumnos (un 15,5% por debajo de la media) logran esos niveles.

Clase de ciencias naturales en una escuela chaqueña
Clase de ciencias naturales en una escuela chaqueña

Entre los tipos de gestión, incluso teniendo en cuenta el factor socioeconómico, también hay diferencias. Entre los estudiantes de escuelas públicas pertenecientes al estrato alto, 7 de cada 10 se ubican en los mejores estándares de desempeño, mientras que en el sector privado son casi 9 de cada 10.

El primer número que salta a la vista es auspicioso: que casi el 70 por ciento de los chicos estén cuanto menos en el nivel satisfactorio en ciencias naturales es buen indicio; son resultados muy superiores a los que muestra la secundaria. Sin embargo, saltan las alarmas cuando se descompone ese número.

"Si queremos mejorar la educación, tenemos que tener un diagnóstico fiel y genuino, aunque a veces duela", consideró Diego Golombek, investigador del Conicet y profesor de la Universidad Nacional de Quilmes. "Ese 70%, entonces, es ilusorio: es un alumno promedio que no existe, que mezcla realidades extremadamente diversas. Queremos una educación excelente, claro que sí. Pero también más justa y equitativa".

Más allá todavía, algunos especialistas incluso desconfían de que realmente haya un 70% de alumnos con buenos resultados en ciencias. "Llama mucho la atención. Los resultados de las pruebas PISA y los de la prueba TERCE muestran rendimientos mucho peores con relación a las ciencias. En el último caso, solo el 20% de los alumnos se encuentra en niveles equivalentes", advirtió Guillermo Jaim Etcheverry, presidente de la Academia Nacional de Educación.

El indicador es crucial. A temprana edad, la enseñanza de las ciencias influye, por ejemplo, en el desarrollo de la curiosidad, del interés por aprender. De hecho, la alfabetización científica es considerada en los principales sistemas educativos como un punto central para desenvolverse en la sociedad de hoy.

Resultados por provincias

Cuando se indaga en los resultados por provincia en ciencias naturales, se detecta el mismo patrón que en otras materias. Las que logran mejores aprendizajes son la ciudad de Buenos Aires, La Pampa y Córdoba. En el otro extremo se encuentran algunas de las provincias más pobres: Chaco, Santiago del Estero y Catamarca. Y la lógica se mantiene: a medida que se hace foco en desempeños de alumnos de estratos económicos más altos, los resultados son mejores.

Seguí leyendo: