Marcos Galperin y Hugo Moyano
Marcos Galperin y Hugo Moyano

Esta semana trascendieron los detalles del convenio colectivo de trabajo que Mercado Libre –la empresa argentina de mayor market cap, unos USD 30.000 millones– firmó para su nuevo centro de distribución del Mercado Central con la Unión de Trabajadores de Carga y Descarga.

Todo en medio de un contexto en el que el gremio de Camioneros, que conduce la familia Moyano, disputa el encuadramiento de los trabajadores del Centro, aún en crecimiento, pero que será vital para la distribución de la principal plataforma de ecommerce del país. Además, impugnaron dicho acuerdo ante el ministerio de Producción y Trabajo, aunque la contraparte lo desmiente. 

Lo de las 192 horas está hace 15 años en los convenios de la metalmecánica, por ejemplo. En empresas como Toyota y General Motors; es la polivalencia (Vila)

"No hay nada que negociar ni discutir", le dijeron a Infobae desde la empresa. "Esta es una guerra del Gobierno contra Camioneros de la que participa Mercado Libre. Si queremos que Mercado Libre no funcione, no funciona: les paramos todas las plantas y los envíos. Y no lo hacemos, no es la idea, pero no descartamos medidas de fuerza", respondieron cerca de los Moyano.

El proyecto del nuevo Centro de Mercado Libre en el Mercado Central
El proyecto del nuevo Centro de Mercado Libre en el Mercado Central

La tensión entre algunos sectores gremiales con Mercado Libre parece agudizarse cada vez más. Marcos Galperin, presidente y cofundador de la empresa –y muy cercano al presidente Mauricio Macri y su gestión–, viene de cruzarse también con otro "moyanista", Sergio Palazzo, el líder de La Bancaria, quien quiere afiliar a los trabajadores de Mercado Pago, uno de los brazos de Mercado Libre –el más grande– y a los de todos las empresas fintech. Además, sobrevuela el debate de una eventual reforma laboral, uno de los temas de la campaña electoral.

"En marzo impugnamos el convenio porque va a afectar a los trabajadores que ya están trabajando en logística. Lo firmaron con un galpón que no estaba funcionando, entre gallos y medianoche. Carga y Descarga tiene sus trabajadores y sus discusiones, no tenemos problemas con ellos. Eso sí, lo que firmaron es una precarización, entregaron su convenio. Impugnamos y ahora se verá cómo sigue esto", le dice a Infobae Marcelo Aparicio, secretario gremial de Camioneros.

Situación en el Mercado Central

Un extenso hilo de Twitter de Luis Campos, coordinador del Observatorio del Derecho Social de la CTA-Autónoma, instaló la polémica. Allí, el economista asegura que el convenio que firmó la empresa de Galperin sirve para ver "qué reforma laboral quieren", en referencia a sectores empresariales y políticos del país.

Daniel Vila, secretario general de la Unión de Trabajadores de Carga y Descarga (Carga y Descarga)
Daniel Vila, secretario general de la Unión de Trabajadores de Carga y Descarga (Carga y Descarga)

"Desaparecen la jornada de 8 horas diarias y las horas extras, se flexibilizan el descanso semanal y las vacaciones. La vida extralaboral del trabajador queda supeditada a las necesidades operativas de la empresa", describe Campos.

Luego detalla que se pasa a una jornada laboral mensual de 192 horas –"se pueden trabajar 12 horas por día por dos semanas y luego compensarlas con días de 4 horas"–, se habilitan turnos fijos y/o rotativos que se puede modificar solo con 48 horas de antelación y el descanso semanal puede caer en cualquier día, entre otros puntos.

Eso sí, lo que firmaron es una precarización: es un tema de ellos, entregaron su convenio. Impugnamos, ganamos la impugnación y ahora se verá (Aparicio)

"No sé por qué critican y qué quieren inventar. Lo de las 192 horas está hace 15 años en los convenios de la metalmecánica, por ejemplo. En empresas como Toyota y General Motors; es la polivalencia", asegura Daniel Vila, secretario general de Carga y Descarga. "Es un convenio solo para esas tareas que contempla modalidades del manejo de mercaderías con operaciones altamente tecnificadas", agregó.

– ¿Les impugnaron el convenio?

– No. A nosotros nadie del ministerio nos notificó.

– ¿Cuántos empleados tienen?

– Arrancamos con 80 en febrero y hoy estamos en 237 trabajadores de 18 a 23 años. El 40% son mujeres y tienen un salario en igualdad de condiciones. Pensamos que vamos a llegar a 600 a fin de año. Nuestro básico es de $34.000 y sacamos un 35% en la paritaria de este año. En julio el básico pasa a $38.400 y alcanzará $44.700 en octubre, más 10% de presentismo.

– ¿El convenio perjudica a los trabajadores?

– Al contrario. Está todo dentro de lo que marca la ley: si hay promociones especiales, como el Black Friday, se trabaja más, pero se paga al 100% y se respetan las horas extra, las nocturnas y la pausa de descanso entre jornadas. Pagan todo y tiene buenos beneficios, como el transporte, comedor y otros.

Mientras el mundo hace foco en la incorporación de cada vez más tecnología en el almacenamiento, repartos a través de drones y predicciones de comportamiento del usuario, aquí el planteo es la disputa del encuadre entre sindicatos (Mercado Libre)

– ¿Se sacaron las categorías?

– No, hay cuatro categorías. Desde la CTA dicen que firmamos salarios bajos y cuestiones de delegados que nada que ver. Tenemos una convivencia muy buena, una relación excelente. Ojalá todas las empresas tuvieran el trato que tenemos con Mercado Libre hasta ahora. Nosotros hablamos dos veces por semana con la empresa, entramos al depósito, vemos qué necesita la gente, y está todo bien.

Hugo Moyano (Maximiliano Luna)
Hugo Moyano (Maximiliano Luna)

– ¿Cuál es el reclamo concreto que tienen de parte de Camioneros?

– Creo que Moyano habla por Andreani y Ocasa. Argumentan que los choferes se van a quedar sin trabajo, pero es un tema de ellos; no tienen nada que ver con lo que pasa adentro del depósito.

e-Commerce y camiones

Desde Mercado Libre le aseguran a Infobae que la relación con el gremio "es muy buena, fluida y basada en el diálogo constructivo, ya que ambas partes trabajamos en conjunto para establecer las mejores condiciones de trabajo para los integrantes de nuestro equipo".

Creen que la protesta de Camioneros es parte de un "debate intersindical que debe ser dirimido por la autoridad correspondiente" y que "el encuadramiento de los empleados es el adecuado", que el convenio colectivo prevé una actividad distinta a las contempladas en otros convenios, como es el soporte a operaciones realizadas bajo la modalidad de comercio electrónico.

Macri y Galperin, en la inauguración del nuevo edificio de la empresa, en junio pasado (Mercado Libre)
Macri y Galperin, en la inauguración del nuevo edificio de la empresa, en junio pasado (Mercado Libre)

"Mientras vemos que el debate en el mundo hace foco en la incorporación de cada vez más tecnología en el almacenamiento, repartos a través de drones y predicciones de comportamiento del usuario para optimizar las compras, aquí el planteo está vinculado a la disputa del encuadre entre sindicatos, que además es ajeno a la empresa", aseguran cerca de Galperin.

En Camioneros no dudan de que hay una "mano política" detrás del tema. "Es una cuestión que avaló Trabajo. Mercado Libre quiere llenarse los bolsillos a costilla de los trabajadores. Negrean el servicio de entrega: si pueden te entregan los paquetes con un caballo, por eso no quieren saber nada con Camioneros. Por ahora no hay conflicto porque aún contratan a las empresas de distribución. Cuando no lo hagan, va a haber conflicto", advirtió.

Seguí leyendo: