Macri y Rocca en una planta de Tenaris, en EEUU
Macri y Rocca en una planta de Tenaris, en EEUU

Hoy el presidente Mauricio Macri hará un viaje relámpago a Vaca Muerta, el megayacimiento de shale gas y petróleo de Neuquén.

Visitará Loma de Lata, de YPF, y Fortín de Piedra, una de las áreas de explotación de Tecpetrol, la petrolera del grupo Techint. Entre otros, lo acompañará el CEO de la compañía, Paolo Rocca. 

Todo en medio de la causa de los cuadernos de las coimas K, donde el grupo, el holding más grande de la Argentina, está mencionado reiteradas veces. No solo eso: también es imputado arrepentido –luego de haber quedado detenido por orden del juez Claudio Bonadio–, Héctor Zabaleta (72), un hombre de extrema confianza de Rocca, que trabajó 48 años en las compañías del grupo y que fue director de administración. La Justicia lo investiga como uno de los que le habrían pagado coimas a Roberto Baratta, ex mano derecha de Julio de Vido en el ministerio de Planificación kirchnerista y jefe del chofer Oscar Centeno.

Macri, en otra de sus visitas al yacimiento estrella (Prensa Presidencia)
Macri, en otra de sus visitas al yacimiento estrella (Prensa Presidencia)

En el sector energético ven este viaje relámpago como una suerte de apoyo oficial a Techint. Sin embargo, fuentes cercanas a la empresa aseguran que no hubo una invitación formal –"ni pedido, ni gestión para una foto", detallan– al Presidente, que ya tenía organizado el viaje a Neuquén. En efecto, allí se va a inaugurar mañana la llamada Mesa Vaca Muerta, un grupo sectorial que nucleará a funcionarios nacionales y provinciales, gremios, intendentes y representantes de las empresas.

"El Presidente va a Vaca Muerta. En Vaca Muerta participan muchas empresas", agregan, escuetos, desde Casa Rosada. Hace 10 días, Rocca había reconocido que su empresa pagó coimas para lo que él mismo definió como el "trauma" de la salida del grupo de Venezuela.

Inauguración y fotos

Así, hoy habrá foto de Macri y Rocca, dos viejos conocidos. El empresario guiará al mandatario en la recorrida por Fortín de Piedra, uno de los yacimientos de mayor crecimiento de un área vital para la economía del futuro, según describen desde la administración Cambiemos. En solo un año y medio de funcionamiento el área produjo más de 10 millones de metros cúbicos de gas no convencional, algo así como un 10% de la extracción total del país, según describen desde Techint.

Allí, Tecpetrol inaugurará su nueva Planta de Procesamiento CPF. "En marzo de 2017, Tecpetrol anunció un programa total de inversiones de USD 2.300 millones por dos años para la extracción y producción de gas no convencional en la zona", afirmó la compañía en un comunicado en el que se agrega que la nueva planta "separa hidrocarburos y agua, y pone el gas en condición comercial para ser despachado de manera directa a través de los gasoductos troncales de TGN y TGS".

Rocca en AEA (Nicolás Aboaf)
Rocca en AEA (Nicolás Aboaf)

"Vaca Muerta es la esperanza económica más importante de la Argentina que puede llegar a resolver hasta el problema de la cuenta corriente del balance de pagos si exportamos gas al mundo en los próximos años", dijo hace unas semanas Carlos Ormachea, CEO de Tecpetrol, en un charla en el Rotary Club de Buenos Aires.

Sidor y la salida de Venezuela

El pasado 17 de agosto, en la reunión anual de la Asociación Empresaria Argentina (AEA), Rocca había reconocido que su grupo pagó coimas para lograr la intermediación del gobierno argentino ante Venezuela, cuyo presidente Hugo Chávez había nacionalizado Sidor, una de sus compañías.

 “Luis Betnaza accedió a una exigencia del gobierno de aquel entonces de un apoyo“, admitió Rocca, que fue enfático al asegurar que “Techint no participó en el club de corrupción de la obra pública de ninguna manera. A lo largo de los últimos 12 años, Techint, que es la compañía de mayor potencial, logró solo el 1% de la inversión gestionada por el Ministerio de Planificación”.

Betnaza, el director institucional del holding, también había declarado ante la Justicia.

Seguí leyendo: 

El Gobierno reconoce que 2018 será un año negativo, con una caída del PBI de 1%