La estatal venezolana PDVSA dejó de enviar fondos a su subsidiaria en la Argentina
La estatal venezolana PDVSA dejó de enviar fondos a su subsidiaria en la Argentina

Muy lejos de aquel anuncio del fallecido presidente venezolano Hugo Chávez, cuando en 2005 proyectó unas 600 estaciones de servicio de la estatal PDVSA en la Argentina. Hoy la empresa Petrolera del Conosur, controlada por PDVSA y dueña de unas 70 estaciones de servicio en el país, exhibe números rojos y un destino incierto.

A comienzos de agosto, la compañía, que controla en el mercado argentino una red de estaciones con la marca Sol y unas pocas PDVSur, anunció a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires que sus pérdidas superan el 15% de su patrimonio neto. En los últimos años, la petrolera estatal venezolana venía inyectando millones de dólares en Petrolera del Conosur, al mismo tiempo que se desplomaban los precios del crudo y los desmanejos corporativos devastaban sus finanzas.

Petrolera del Conosur, controlada por PDVSA y dueña de unas 70 estaciones de servicio en el país, exhibe números rojos y un destino incierto

Sin embargo, a fines de 2017, arrinconada por una caída en su producción y la crisis económica venezolana, PDVSA decidió eliminar los pagos de apoyo a la compañía en la Argentina, que en sus últimos resultados financieros (al 30 de junio) informó un patrimonio negativo de $124 millones, con una pérdida de $131 millones, que supera el porcentaje previsto en las normas de la Bolsa porteña.

Entre 2013 y 2017 las transferencias de PDVSA a Petrolera del Conosur sumaron USD 89 millones, de acuerdo a una revisión que hizo Reuters de datos del regulador de mercados financieros. El período coincide con los años en que Venezuela intentó, sin éxito, expandir hacia el cono sur la "petro-diplomacia" que aplicó en el Caribe.

PDVSA abandonó su proyecto de una red de estaciones en la Argentina (Reuters)
PDVSA abandonó su proyecto de una red de estaciones en la Argentina (Reuters)

"La rentabilidad probablemente nunca fue el verdadero objetivo de la aventura venezolana en Argentina", señaló David Mares, un profesor de ciencias políticas en la Universidad de California. En el 2006, el fallecido presidente venezolano Hugo Chávez reveló un plan para convertir a PDVSA, por entonces solo una empresa comercial, en una herramienta política nacional e internacional.

Hasta el desplome de los precios del crudo en 2014, el Gobierno de Venezuela utilizó a PDVSA para financiar programas de asistencia social domésticos y proveer a países de la región con combustible barato para contrarrestar la influencia de Estados Unidos. Pero Chávez también firmó acuerdos con otros gobiernos de la región, incluyendo a los de Argentina y Uruguay, para venderles combustible e invertir en infraestructura del sector energético.

La rentabilidad probablemente nunca fue el verdadero objetivo de la aventura venezolana en Argentina

"La idea de tener una serie de gasolineras en Argentina entraría en ese contexto. Es para mostrarle a la gente los beneficios de la revolución bolivariana en un plano cotidiano", dijo Mares, que agregó que lo sorprendente del caso es que haya durado tanto tiempo, ya que PDVSA y Venezuela están en la quiebra.

PDVSA adquirió en 2006 el 46% de Petrolera del Conosur a la estatal uruguaya ANCAP, y en 2010 amplió su participación al 94%. El sitio web de la compañía venezolana aún publicita el objetivo de operar 600 gasolineras en la Argentina y conquistar el 12 por ciento del mercado del país.

Los números de Petrolera del Conosur, con un rojo de $131 millones (IStock)
Los números de Petrolera del Conosur, con un rojo de $131 millones (IStock)

Las dificultades de Conosur se producen en momentos en que otros emprendimientos internacionales de PDVSA sufren reveses o tienen que cerrar, como el caso de Hovensa, una refinería en las Islas Vírgenes estadounidenses que operó junto a Hess Corp y que se declaró en bancarrota en 2015.

Desde 2013, Petrolera del Conosur reporta pérdidas anuales por cientos de millones de pesos y las ventas en las estaciones PDVSur y Sol cayeron un 86% por la competencia con otras compañías, especialmente YPF, que produce y refina su propio combustible.

Petrolera del Conosur no informó a la Comisión Nacional de Valores de ningún pago recibido de PDVSA desde el 29 de diciembre del 2017

Petrolera del Conosur no informó a la Comisión Nacional de Valores de ningún pago recibido de PDVSA desde el 29 de diciembre del 2017. La decisión de eliminar el apoyo financiero corresponde a un abandono formal de buscar objetivos "upstream" (de producción de petróleo) y una focalización en fortalecer la red actual de la compañía, en lo que es una reestructuración de Conosur, explicó una fuente a Reuters, que agregó que la empresa estaba manteniendo conversaciones para una alianza estratégica con un proveedor de combustible para acceder a productos refinados más baratos. La negociación podría ser clave para pensar en un futuro de la empresa sin el apoyo directo de PDVSA.

Con información de Reuters

Seguí leyendo: