El Gobierno disolvió un fideicomiso creado durante la gestión de Mauricio Macri para el sector agropecuario

Se trata del Fondo Fiduciario Nacional de Agroindustria (FONDAGRO)

Guardar

Nuevo

Foto de archivo - El ministro de Economía argentino, Luis Caputo, habla durante una conferencia de prensa en Buenos Aires, Argentina. Ene 10, 2024. REUTERS/Matias Baglietto
Foto de archivo - El ministro de Economía argentino, Luis Caputo, habla durante una conferencia de prensa en Buenos Aires, Argentina. Ene 10, 2024. REUTERS/Matias Baglietto

El Gobierno Nacional decidió disolver un fideicomiso creado durante la gestión de Mauricio Macri destinado al desarrollo del sector agropecuario.

Se trata del Fondo Fiduciario Nacional de Agroindustria (FONDAGRO), sobre el cual el Ministerio de Economía dispuso el revocamiento del contrato suscripto en 2017 entre el ex Ministerio de Agroindustria y Nación Fideicomisos S.A. (actual BICE Fideicomisos S.A.).

El FONDAGRO había sido creado en el segundo año de mandato de Cambiemos como un fideicomiso de administración y financiero, “con el objeto de incentivar, fomentar y desarrollar, a través de las acciones que se consideren más eficientes, el sector agroindustrial; la sanidad y calidad vegetal, animal y alimentaria; el desarrollo territorial y la agricultura familiar; la investigación pura y aplicada y su extensión en materia agropecuaria y pesquera; y las producciones regionales y/o provinciales en las diversas zonas del país”.

A tales fines, se dispuso que la ex cartera de Agroindustria, conducida en ese momento por Ricardo Buryaile, fuera el fiduciante y que Nación Fideicomisos S.A. fuera el fiduciario.

En 2022, durante la administración de Alberto Fernández, se transfirieron por decreto “las unidades y organismos dependientes, las Empresas y Entes del Sector Público Nacional actuantes en su órbita, los créditos presupuestarios, bienes, personal con sus cargos y dotaciones vigentes a dicha fecha, y se estableció que el Ministerio de Economía sería continuador a todos sus efectos del ex Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca”.

Ese mismo año, la Auditoría General de la Nación (AGN) había alertado en un informe sobre las transferencias del FONDAGRO sobre la poca transparencia en su gestión de los recursos, desde su creación por una ley de 2017 hasta el 30 de septiembre de 2018. Señaló que no se pudieron determinar “los requisitos para acceder a las facilidades, las prioridades en la asignación de los recursos, los procesos de evaluación, otorgamiento, administración, recupero (si fuera el caso) y control”. Y observaba que “el 60,44 % de los fondos desembolsados en el periodo auditado se otorgaron bajo la modalidad de financiamiento AR que no contaba con reglamentación general y que sólo obligaban a la entidad receptora a devolver los fondos en la medida que los productores -destinatarios finales cumplieran con el pago de las cuotas pactadas, registrándose un bajo índice de cobrabilidad en la operatoria”.

Asimismo, el informe de la AGN destacaba que el Fondo “no posee mecanismos que garanticen el control de las rendiciones de cuentas, ni que permitan un adecuado seguimiento del destino de los fondos, dejando expuesta una inadecuada articulación de las partes intervinientes para gestionar los fondos públicos. No es posible apreciar el impacto de las políticas públicas implementadas ya que el FONDAGRO no aplicó herramientas para su medición”.

Dicho Fondo es uno de los que el Gobierno de Javier Milei calificó como “cajas negras de la política” e incluyó en el listado para eliminar. En este marco, en marzo se designó por decreto al Ministerio de Economía como “fiduciante en representación del Estado Nacional, en todos los fondos fiduciarios integrados total o parcialmente con bienes y/o fondos del Estado Nacional, ejerciendo en ese carácter la dirección de dichos fondos fiduciarios”. Mientras que una resolución del pasado 16 de abril delegó en la Secretaría Legal y Administrativa facultades respecto de dichos fondos.

“Atento al contexto económico actual y vista la decisión del Poder Ejecutivo Nacional de propender a la mayor transparencia y eficiencia de la Administración Pública Nacional, resulta oportuno proceder a la revocación del mencionado Contrato de Fideicomiso y, por ende, a la extinción del fideicomiso Fondo Fiduciario Nacional de Agroindustria (FONDAGRO)”, anunció el Gobierno en la resolución publicada esta madrugada en el Boletín Oficial.

A través de la Resolución 333/2024, Caputo declaró “transferidas, de acuerdo con lo previsto en el Contrato de Fideicomiso, las acreencias que tuviese a su favor el Fondo Fiduciario Nacional de Agroindustria (FONDAGRO), cuyo cobro no sea exigible dentro del plazo que se establece en el artículo 2° de la presente medida, al Estado Nacional -Ministerio de Economía-, quien resulta el destinatario final de los fondos integrantes del Fideicomiso”.

Y se encomendó a la Subsecretaría de Administración y Normalización Patrimonial de la Secretaría Legal y Administrativa del Ministerio de Economía, la administración y cobranza de la cartera de créditos que sean transferidos al Estado Nacional, en cumplimiento de la presente medida.

Guardar

Nuevo