Los depósitos en dólares aumentaron USD 3.276 millones y los préstamos en esa moneda saltaron 70% en el gobierno de Milei

En cinco meses las colocaciones del sector privado llegaron a máximos desde septiembre de 2020. Los créditos en moneda estadounidense crecieron en más de USD 2.500 millones desde el 10 de diciembre

Guardar

Nuevo

Se observó un incremento de USD 2.581 millones en los préstamos nominados en dólares (AP Foto/Natacha Pisarenko)
Se observó un incremento de USD 2.581 millones en los préstamos nominados en dólares (AP Foto/Natacha Pisarenko)

Los depósitos en dólares de los argentinos crecieron USD 3.276 millones desde que Javier Milei asumió la presidencia, ubicándose en máximos de los últimos cuatro años, a partir de la estabilidad cambiaria, más confianza de los ahorristas y la mejora en el balance del Banco Central (BCRA). En el mismo lapso se observó un incremento de USD 2.555 millones en los préstamos nominados en esa moneda, es decir, un salto del 70 por ciento.

Ese proceso de recomposición fue destacado como una de las “respuestas del sector privado” a las políticas del Gobierno en la presentación que dio hace algunas semanas en España el vicepresidente del BCRA, Vladimir Werning, ante la CXVI Reunión de Gobernadores de Bancos Centrales del Centro de Estudios Monetarios Latinoamericanos (Cemla).

Las colocaciones en dólares en efectivo del sector privado se encontraban en USD 14.126 millones el 10 de diciembre de 2023. Los últimos datos de la autoridad monetaria arrojaron que ese stock se ubicó el 15 de mayo pasado en USD 17.402 millones, por lo que crecieron 23,1% desde entonces en términos nominales. Es el mayor nivel desde el 14 de septiembre de 2020, es decir, en poco más de tres años y medio.

Presentación de Vladimir Werning, vicepresidente del BCRA
Presentación de Vladimir Werning, vicepresidente del BCRA

De todos modos, los niveles nominales actuales representan la mitad del récord de USD 32.499 millones del 9 de agosto de 2019, previo a las PASO de aquel año, cuyo resultado desató un acelerado retiro de efectivo de los bancos que se profundizó ante la inestabilidad de los últimos años.

Sin embargo, es cierto que la cantidad de dólares que los ahorristas argentinos mantienen dentro del sistema financiero local es solo una pequeña parte de la cantidad de divisas en efectivo atesoradas. Según el último informe de la Balanza de pagos, posición de inversión internacional y deuda externa difundido por el Indec a fines de marzo, al cierre del cuarto trimestre de 2023, la tenencia de dólares en efectivo en manos de argentinos “debajo del colchón” totalizó USD 275.471 millones; solo el 6,2% se encontraba depositado en cuentas a la vista en bancos argentinos.

El head of research de Romano Group, Salvador Vitelli, explicó que los crecimientos en los depósitos se dieron por una mayor confianza de los ahorristas y el mejoramiento del balance del BCRA en lo que respecta a reservas. “En términos constantes, sin tener en cuenta los títulos, es el mayor nivel desde diciembre de 2021″, afirmó el economista.

En ese mismo período los préstamos en dólares al sector privado pasaron de USD 3.616 millones a USD 6.171 millones, un incremento de USD 2.555 millones (70,6%). Debe tenerse en cuenta que por normativa del BCRA, los depósitos en dólares se pueden aplicar solamente a financiaciones que generan esas divisas.

Préstamos y depósitos al sector privado
Préstamos y depósitos al sector privado

En ese sentido, el director de la consultora Eco Go, Sebastián Menescaldi, dijo que el crecimiento de los créditos en dólares tienen que ver con una mayor confianza y con un negocio financiero. “Empezaron a crecer fuerte en marzo después de que el BCRA reafirmara que iba a sostener el crawling peg al 2% mensual. Empresas exportadoras toman dólares contra sus propias liquidaciones futuras a un costo financiero inferior a la tasa en pesos. Es decir, pueden hacer carry trade”, explicó.

“Es por el precio de tasas y que hubo mayores ofrecimientos de créditos en dólares a precio oficial. Los futuros del tipo de cambio muestran que las expectativas están ancladas. La tasa del 2% mensual es barata para que exportadores financien capital de trabajo, por ejemplo”, agregó Vitelli.

Qué pasa con las reservas del BCRA

La mejora en el stock de los depósitos privados en dólares también contribuye a apuntalar las reservas internacionales del Banco Central. Sucede que en la contabilidad del stock bruto de los activos de la entidad se considera a la mayor parte de estas colocaciones como reservas en concepto de encajes. La participación de los depósitos en reservas deriva de restarle a este monto el stock de préstamos en dólares otorgados por los bancos.

El 7 de diciembre, antes de la jura de Milei –y de que Santiago Bausili asumiera la presidencia de la autoridad monetaria–, estos encajes alcanzaban los USD 10.510 millones (depósitos privados por USD 14.126 millones, contra préstamos al sector privado por USD 3.616 millones), mientras que el 15 de mayo habían saltado a a USD 11.231 millones (depósitos por USD 17.402 millones versus préstamos por USD 6.171 millones).

Depósitos y préstamos en dólares desde el 11 de diciembre a la fecha (Eco Go)
Depósitos y préstamos en dólares desde el 11 de diciembre a la fecha (Eco Go)

Por lo tanto, desde la llegada de Milei la contribución de los encajes a las reservas internacionales brutas en estos cinco meses fue de USD 721 millones, es decir el 9% de los USD7.852 millones en el que crecieron las reservas, desde los USD 21.208 millones del 7 de diciembre a los USD 29.060 millones de este martes.

Es cierto que muchos economistas consideran más preciso considerar las reservas netas, prescindiendo de depósitos y préstamos. La presentación de Werning en España detalló que ese stock se encontraba en USD 2.200 millones negativos al cierre del primer cuatrimestre desde el rojo de USD 11.000 millones con los que asumió Milei.

Los vencimientos en moneda extranjera sumarán presión a pesar de que la Argentina se encuentra en época de liquidación de la cosecha gruesa. La recomposición de las reservas y la “limpieza” de los pasivos remunerados del BCRA todavía son un escollo para que el Gobierno pueda salir del cepo cambiario.

Guardar

Nuevo