Baja de tasas del BCRA: qué va a pasar con los rendimientos de los Fondos Comunes de Inversión

La entidad redujo la tasa de política monetaria en 10 puntos, al 70% nominal anual, una medida que se transmite a todo el sistema financiero. Una medida en particular afecta a los fondos “money market”

Compartir
Compartir articulo
Cuando el BCRA baja la tasa caen todos los rendimientos del sistema financiero.
Cuando el BCRA baja la tasa caen todos los rendimientos del sistema financiero.

El jueves el Banco Central comunicó la anticipada baja de tasas y efectivamente licitó los Pases pasivos a un día de plazo al 70% nominal anual, lo que implicó una baja de 10 puntos, en el tercer recorte de los rendimientos en cuatro meses de presidencia de Javier Milei.

Esto claramente tuvo impacto en los activos financieros. Por ejemplo, los bancos redujeron los retornos que ofrecen a clientes por sus colocaciones a plazo fijo, ahora cerca del 60% anual a 30 días. Asimismo es de prever una disminución en el costo del crédito, dada la tendencia general en el marco de una desaceleración inflacionaria.

Pero además hubo una medida una medida adicional que probablemente castigue en términos relativos a los fondos money market. Por lo dispuesto por la entidad que conduce Santiago Bausili, a partir del 15 de abril se modificará el encaje sobre los saldos en cuenta remunerada de Fondos Comunes de Inversión (FCI) money market que pasarán de 0% a 10%, integrable únicamente en efectivo.

Esto hace que los bancos paguen aún menos por estos saldos, se estima que podría estar entre 55% y 57% de tasa nominal anual, por cuanto los analistas esperan que el rendimiento de los fondos a converja a esos valores desde una tasa un poco más alta, a medida que vayan venciendo los plazos fijos concertados anteriormente.

“Por lo tanto, para estos fondos, la baja de tasa fue por partida doble. En consecuencia, por un lado, tenemos mayores desafíos para la gestión de la liquidez e incentivos ir a plazos más largos y a la curva Tesoro si se busca minimizar el ritmo de licuación de los saldos monetarios propios. Por el otro lado, tenés una política monetaria que sigue enfocada en mantener un ritmo de licuación constante y, en consecuencia, se adelanta con la baja de tasas a la baja de la tasa de inflación”, explicaron los expertos de Outlier, en un contexto de “cepo, ancla fiscal y ancla monetaria a la par. Además, se sigue siendo evidente también el objetivo que la liquidez bancaria continúe saliendo del balance del BCRA”.

Es decir que la baja de tasas del BCRA disminuirá los rendimientos de las cuentas remuneradas, que son una fuerte competencia para el resto de las colocaciones en pesos, pues permiten contar con el capital en el momento de necesitarse, mientras que rinden tasa mientras los fondos están inmovilizados en las billeteras virtuales.

“Los fondos Money Market venían rindiendo en zona del 70% anual y a medida que vayan depurando los instrumentos viejos, los fondos Money Market deberían rendir entre un 50% y un 55% más o menos. Es una baja de entre 1.500 y 2.000 puntos básicos, que es mucho más grande que la baja de la tasa de referencia que fueron 1.000 puntos básicos. Lo que hizo la norma de encajes es amplificar esa baja para un instrumento en particular. Justamente el Gobierno quiere licuar los pasivos remunerados, que son los depósitos remunerados que hacen los fondos money market. Entonces bajo esa premisa, el Gobierno está sobrecastigando la baja de tasas para este tipo de instrumentos. Asimismo, se ve que el Gobierno quiere una especie de rotación de las inversiones de la gente. Quiere que en vez de tomar riesgo Banco Central a través de Money Market tomen más riesgo del Tesoro y eso ayuda a financiarlo”, puntualizó Sebastián Suh, portfolio mananger de Adcap Grupo Financiero.

Ariel Sbdar, CEO y co fundador de Cocos Capital, explicó que “el BCRA no solo bajó tasa de pases sino que además aumentó encajes sobre ‘remus’ (cuentas remuneradas). De esta manera, los bancos van a pagar menos tasa a los money market y por ende, la tasa va a bajar muy fuerte, probablemente a la zona de 55% o menos”.

“La tasa de caución a un día ayer cerró a 64%. Este es el mercado de pesos corto de la Bolsa y que arbitra con la tasa de remuneración de FCI, ya que los fondos en el limite pueden colocar todo su patrimonio acá. Dado el aumento de encajes de ayer, esta tasa va a bajar aun más”, precisó Sbdar.

“Antes de esto la exigencia de integración de encajes de cuentas remuneradas era 0%. Entonces bancos tomaban al 63% y colocaban el 100% de esos depositos al 73,6% -ex Ingresos Brutos-. Les quedaba 10% anual casi sin riesgo. Ahora les exigen que un 10% vaya a encaje -costo financiero para el banco-, quedaría una tasa neta ex-IIBB de 57,9%”, puntualizó Salvador Vitelli, jefe de Research de Romano Group.

Como el rendimiento de las colocaciones en pesos depende en gran medida de lo que paga el Banco Central a la banca comercial por los pasivos remunerados que emite la entidad, la rebaja de tasa de política monetaria impacta en todas las tasas del sistema, también dinero que integra los FCI y, por supuesto, en los plazos fijos para minoristas.

En este sentido, los bancos aplicaron inmediatamente bajas a los rendimientos que ofrecen a sus clientes por sus depósitos a plazo fijo a 30 días de plazo. En línea con la baja de la autoridad monetaria, los principales diez bancos del país bajaron en torno a 10 puntos porcentuales sus tasas.

Las tasas que ofrecen los diez bancos más grandes del país en términos de depósitos mostró un retroceso promedio de poco 10 puntos porcentuales en la tasa nominal anual por depósitos a 30 días de plazo, ahora en torno al 60% nominal anual, que equivale a un 4,93% mensual. Ese recorte tuvo lugar en la mañana de hoy, y viene a subirse a una serie de retrocesos que resultaron de las decisiones de política monetaria y de la eliminación de las normas que ponían un piso al rendimiento que podían pagar.