Con una fuerte caída de las importaciones, enero registró un superávit comercial de USD 797 millones

Crecieron las exportaciones y cayó el ingreso de mercadería. Cuáles fueron los sectores clave y cómo fue el resultado con los principales socios comerciales

Compartir
Compartir articulo
El intercambio comercial argentino alcanzó los USD 9.999 millones en enero.
El intercambio comercial argentino alcanzó los USD 9.999 millones en enero.

Por segundo mes consecutivo la Argentina logró superávit en la balanza comercial internacional. Tras el buen resultado de diciembre (obtuvo saldo a favor de USD 1.018 millones), el 2024 se inició con un saldo positivo en enero de 797 millones de dólares. Eso quiere decir que entraron más dólares por las exportaciones, que la cantidad de dólares que salieron del país para pagar las importaciones.

En detalle, en el primer mes del año las exportaciones aumentaron 9,6% en comparación a enero del año pasado. En total se recaudaron USD 5.398 millones, según las estadísticas publicadas por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec). La mejora pudo ser bastante más pronunciada (las ventas crecieron 21,1% en cantidades), pero los precios disminuyeron 9,4% en comparación a enero del año pasado.

infobae

En lo que respecta a las importaciones, las estadísticas publicadas por el organismo oficial de estadísticas muestran una caída del 14,3% en la comparación interanual de enero. En ese caso los precios y cantidades disminuyeron un 3,6% y 11,3% respectivamente. En términos de valor, salieron USD 4.601 millones del país durante el primer mes del año.

Traspié con los principales socios

Aunque a nivel general la balanza comercial argentina fue positiva, las estadísticas demuestran una situación desfavorable con los principales socios comerciales. De acuerdo con el informe publicado por el Indec, se registró un saldo negativo de USD 30 millones con Brasil, como resultado de USD 857 millones exportados y USD 887 millones importados desde ese país.

Tampoco fue positivo la balanza con China. El gigante asiático compró productos argentinos por USD 454 millones, pero le vendió a nuestro país mercadería por USD 1.012 millones.

Fue claramente negativo el saldo con la Unión Europea. Los países del viejo continente pagaron USD 437 millones por las exportaciones argentinas, pero cobraron USD 888 millones por los productos que vendieron en Argentina.

infobae

Estados Unidos no fue la excepción. Con USD 437 millones exportados a ese país y USD 533 millones importados, el saldo fue de -USD 96 millones en enero.

El único socio comercial (de los primeros cinco) que sí le dio buenos resultados a la Argentina fue Chile. Los empresarios locales exportaron USD 396 millones al país trasandino e importaron USD 44 millones, lo que arrojó un resultado de USD 352 millones a favor.

De estos valores se deduce que el saldo comercial positivo logrado por Argentina no se registró en el intercambio con los principales socios comerciales, sino en el “ida y vuelta” con el resto de los países del mundo.

Las subas y las caídas por rubro

Como se mencionó, las exportaciones crecieron y las importaciones cayeron en el primer mes del año, pero no todos los rubros de productos se comportaron de la misma manera. Si se analizan los datos desagregados, se encuentran importantes diferencias entre un caso y otro.

En lo que respecta a las exportaciones, los datos estadísticos demuestran que la gran diferencia se produjo en los productos primarios, que lograron un crecimiento de 55,4% en el primer mes del año y permitieron el ingreso de USD 1.627 millones. Es importante recordar que la comparación se hace contra un año particularmente malo, producto de la sequía y las enormes pérdidas en las cosechas de granos.

También crecieron 3,1% las exportaciones de manufacturas de origen agropecuario y mejoraron 10,3% las de combustibles y energía. Por su parte, cayeron 15,6% las exportaciones de manufacturas de origen industrial.

infobae

En lo que respecta a las importaciones, la caída más significativa en términos porcentuales fue la de combustibles y energía (-58,8%). Por esos productos se pagaron este año USD 287 millones.

También se redujeron las importaciones de piezas y accesorios para bienes de capital (-13,2%), de bienes de consumo (-11,8%), de bienes de capital (-11,8%) y de bienes intermedios (-5,1%), entre otros.

La única excepción fue la de los vehículos automotores de pasajeros. En ese caso las importaciones crecieron 77,1% y se gastaron USD 186 millones.