Viento a favor para Milei: el agro podría registrar su segunda mayor cosecha de la historia en 2024

Las exportaciones ascenderían a USD 35.800 millones, lo que significa USD 10.000 millones más que el total aportado en la campaña actual a las arcas del Banco Central, según la Bolsa de Comercio de Rosario

Compartir
Compartir articulo
El complejo sojero se posicionaría nuevamente como el principal exportador, con más de USD 20.000 millones generados por los despachos de granos y derivados. EFE/Gustavo Ércole/Archivo
El complejo sojero se posicionaría nuevamente como el principal exportador, con más de USD 20.000 millones generados por los despachos de granos y derivados. EFE/Gustavo Ércole/Archivo

Tras la sequía de la campaña 2022/23, que significó una caída de exportaciones por casi USD 20.000 millones, la producción del agro en el próximo ciclo podría ser la segunda más importante de la historia por detrás de la de 2018/19, según un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

Aunque los cultivos de invierno ya se vieron afectados por factores climáticos negativos desde el comienzo de su ciclo, para los de verano la perspectiva es prometedora.

Si bien ya desde mediados de año se pronosticaba que el fenómeno El Niño sea entre moderado y fuerte para este verano, las lluvias se demoraron más de lo previsto en llegar pero permitieron recomponer buena parte del agua en los perfiles.

Así, ante las estimaciones de superficie implantada de los principales granos, las primeras proyecciones ubican a la producción de soja en 50 millones de toneladas y al maíz en 56 millones de toneladas. El girasol se estima en 4,3 millones de toneladas y el sorgo en 2,4 millones de toneladas, mientras que otros cultivos sumarían otras 4,9 millones de toneladas.

De esta manera, la producción total de granos en la 2023/24 podría alcanzar las 137 millones de toneladas, lo que representa un 65% más que el volumen total obtenido en la campaña previa. De confirmarse esta cifra, se trataría de la segunda mayor producción de la historia, sólo por detrás de los 140 millones de toneladas del ciclo 2018/19.

Bolsa de Comercio de Rosario
Bolsa de Comercio de Rosario

En este marco, la fuerte recuperación de la producción prevista para la nueva campaña permite que el agro vuelva a posicionarse como un aportante de dólares fundamental para la economía del país dado que a pesar de las compras del Banco Central durante las últimas semanas, las reservas netas siguen en rojo.

Exportaciones

La BCR proyecta que el agro realice exportaciones por casi 100 millones de toneladas en la 2023/24, un 65% más que el total estimado a exportar en este ciclo.

Para el la campaña 2023/24 se estiman envíos al exterior de granos cereales y oleaginosos por un total de 63 millones de toneladas, con el maíz posicionándose como el principal grano de exportación (40 millones de toneladas).

“No obstante, cabe mencionar que también se vislumbra una fuerte recuperación en la exportación de los demás granos, con el trigo posicionándose a la cabeza con 9,5 millones de toneladas, el triple de lo alcanzado en la campaña 2022/23″, precisó la BCR.

En cuanto al envío al exterior de subproductos y aceites, para la 2023/24 se espera también un aumento en los despachos en términos de toneladas, con casi 30 millones de toneladas de exportaciones de subproductos y 6,7 millones de aceites (un aumento del 45% en ambos casos).

“De esta manera, ante esta notoria recuperación de los envíos al exterior de los principales productos del agro y la agroindustria en términos de volumen y de acuerdo a los precios de exportación proyectados para el próximo ciclo, el aporte del sector en términos de divisas por exportaciones ascendería a USD 35.800 millones, más de USD 10.000 millones más que el total aportado en la campaña actual”, aseguró la BCR.

Bolsa de Comercio de Rosario
Bolsa de Comercio de Rosario

En detalle, el complejo sojero se posicionaría nuevamente como el principal exportador, con más de USD 20.000 millones generados por los despachos de granos y derivados (vs. USD 13.700 millones en la 2022/23); pero también se destaca la fuerte recuperación del maíz, con un aporte de USD 8.300 millones. El complejo triguero, en tanto, generaría envíos por USD 2.400 millones, el doble de la marca alcanzada en la última campaña.

Así, la exportación de granos y subproductos del agro representaría cerca del 45% del total de los US$ 75.000 millones proyectados a exportar en total desde el país para el 2024.

En un marco en que las expectativas de recesión crecen para los próximos meses, la BCR destacó que la recuperación de la producción no sólo tiene su impacto en el frente externo generando e ingreso de dólares, sino que también impacta en la economía nacional: el Valor Agregado Bruto de la producción de granos en la nueva campaña se triplicaría respecto al del ciclo 2022/23 (USD 5.303 millones), superando los USD 15.000 millones.

Sin embargo, este valor aún queda por debajo de las campañas anteriores, las cuales se vieron favorecidas por los altos precios internacionales.

Complejo bovino

En contraposición, el complejo bovino no tendría “brotes verdes” en 2024: se estima que la faena presentaría una disminución del 9% interanual, ubicándose en niveles cercanos a 13,1 millones de cabezas. Si se compara con la faena promedio de los últimos 5 años, la caída sería del 5%.

En tanto, la producción se ubicaría en torno a 3,0 millones de toneladas (res c/ hueso equivalente), retrocediendo un 8% interanual y quedando un 4% por debajo del promedio de los últimos 5 años.

Por el lado de la demanda, se proyecta que el volumen exportado se ubique aproximadamente en 825.000 toneladas (res c/ hueso equivalente), marcando una disminución del 8% interanual y del 5% en comparación al promedio de los últimos 5 años.

“De mantenerse los precios de exportación relativamente constantes, esto podría significar un valor exportado de alrededor de USD 2.395 millones, que, de concretarse, implicaría una caída del 7% interanual y del 18% en relación con el promedio del último lustro”, indicó la BCR.