Cuáles son los dos datos que cambiaron el humor de los mercados financieros y calmaron al dólar

Las chances más alejadas de que se aplique un plan de dolarización y algunos informes positivos que llegaron desde el exterior modificaron el mapa para los inversores

Compartir
Compartir articulo
Foto de archivo - Un operador mira una pantalla en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires. Argentina. Sep 2, 2019. REUTERS/Agustin Marcarian
Foto de archivo - Un operador mira una pantalla en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires. Argentina. Sep 2, 2019. REUTERS/Agustin Marcarian

Con la dolarización de la economía más lejana e informes positivos que llegan desde el exterior sobre el interés por lo que puede pasar en la Argentina -que no significa que se están preparando para invertir- los dólares perdieron buena parte de su calidad de cobertura y se derrumbaron hasta casi 10% en el mercado financiero.

El dólar libre fue el menos afectado porque cayó $5 y cerró a $990, pero el MEP dejó $83,6 (-8,6%) en el camino y cerró en 889,15. El contado con liquidación (CCL) perdió $65,96 (-7,2%) y terminó a $858,58. La historia se repitió en el Senebi donde las operaciones son libres y no se publican en pantalla. Allí el MEP bajó $85 (-9,8%) a $905 y el CCL $80 (-7,65%) a $910.

Para el trader Esteban Monte “el mercado sigue acompañando la victoria de Javier Milei y solo tiene una duda: a qué precio llevará el dólar oficial y si quitará impuestos a los gastos en dólares para tratar de reducir con fuerza la brecha cambiaria. El ajuste fiscal será clave para que pueda lograr ese objetivo. El mercado sabe lo que es devaluar sin plan. Ya vio lo que sucedió con Sergio Massa. Tanto acciones como bonos en dólares se encuentra en valores pre PASO y es probable que el mercado se tome un descanso luego de las fuertes subas de las últimas ruedas”.

Los bonos de la deuda no tuvieron una buena rueda y a fuer de ser sinceros, el único país al que bajan dólares desde el norte, es Brasil. Lo que llega a la Argentina y al resto de los emergentes son cifras escasas para los fondos de inversión, aunque importantes para mercados tan chicos como el argentino.

El analista financiero Franco Tealdi opinó que “fue un día atípico con una baja tremenda del CCL de casi 10%. Hubo acciones que cayeron muy fuerte. Esto se prestó a confusiones porque la gente pensó que todo estaba en baja. Pero hubo un poco de todo donde los compradores esperan el resultado del viaje a Nueva York de Milei con Caputo y hubo liquidación de exportadores que generaron mucha oferta de CCL. Mientras tanto los bonos afuera operaron mixtos. Los Bonares subieron y los Globales que se usan para estas operaciones de dólares financieros, cerraron en baja”.

Cabe recordar, que Sergio Massa, para lograr semejante baja de bonos, debía sacrificar reservas y vender los dólares más baratos. El mercado demostró que tiene más poder que el Central para subir o bajar la divisa.

El riesgo país, a todo esto, subió 45 unidades (+2,3%) a 2.006 puntos básicos.

Para el analista financiero y experto en agronegocios Salvador Vitelli “la caída de los dólares financieros obedece a dos factores. En primer lugar, al esquema de liquidación de exportaciones con 50% de dólar oficial y 50% de CCL, un esquema que es perverso de por sí que hace que la brecha fluctúe y cuando sube hay mayor interés por liquidar y cuando baja se mueve en sentido opuesto. Por supuesto que esta caída del CCL va a afectar a lo que se paga por los granos. Por otro lado, el viernes Estados Unidos operó hasta las 15.00 y durante dos horas nos quedamos sin mercado de referencia y se pagaron sobreprecios que se descontaron ahora”.

El mercado de futuros vivió otro clima. Y hubo alzas en casi todas las posiciones, menos en la de diciembre.

El informe de la consultora F2 de Andrés Reschini indica que “el tipo de cambio planteado por Sergio Massa sigue el trayecto planeado para cerrar con una devaluación de 3%. En tanto, el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC) operó USD 183 millones, un volumen bajo, que obligó al Central a vender por segunda rueda consecutiva. Esta vez se desprendió de USD 7 millones. Claramente, el mercado interpreta como evidente el ajuste en el tipo de cambio y demora liquidaciones. Lo que sucedió en el mercado con la suba de algunos bonos nominados en dólares y mucha firmeza en los ADRs bancarios, son otra fuerte señal de respaldo del mercado hacia la administración entrante. Esto ocurre luego de las preocupaciones generadas por el recorte de la duration ya que los pases a un día superan a las Leliq a 28 días. Los bancos colocan dinero por 24 horas. Pero esto no resuelve el problema porque no anula la posibilidad de volcar al mercado una enorme cantidad de dinero y generar una explosión inflacionaria”.

Sobre lo que ocurrió en el mercado de futuros el informe señala que “el volumen de operaciones se situó por debajo de los 500 mil contratos, pero a diferencia del viernes, cuando el ajuste fue mixto, esta vez fue a la suba y se abrieron 49 millones de contratos nuevos. Si bien no es una gran suma, es la mayor desde el balotaje”.

infobae

El dólar a fin de diciembre bajó solo 60 centavos a $799,5 y esto representa una devaluación para todo 2023 de 353%.

En tanto, en la Bolsa con negocios elevados por $41.763 millones el S&P Merval de las acciones líderes perdió 7% en dólares y 1% en pesos. Los únicos activos que subieron fueron los de los bancos liderados por Galicia (+5,34%), Banco de Valores (+3,77%) y Supervielle (+2,37%).

Los ADRs -certificados de tenencia de acciones argentinas que cotizan en las Bolsas de Nueva York- fueron los que se siguieron con más atención porque se operan en pesos al precio del CCL. El balance fue favorable porque subieron en dólares, pero cuando sus cotizaciones se trasladaron a pesos, el resultado es negativo.

Los certificados de mejor comportamiento fueron Telecom con 11,6% tras la anulación del decreto que imponía que las tarifas de comunicación fueran públicas, es decir pasibles de ser manejadas por el Estado. También se destacaron Corporación América con 11,5% e IRSA con 11%.

El día dejó para hoy un enigma a resolver por los inversores. El reacomodamiento del dólar fue un temblor que hizo nacer diversas teorías sobre la devaluación futura y esto se reflejará hoy, aunque hay quienes apuestan a que habrá compradores de dólares de oportunidad.