Mercado laboral y salarios: qué proyectan los consultores para 2024

La próxima asunción de Javier Milei a la presidencia de la Nación genera expectativas entre los especialistas. Las dudas para el corto plazo

Compartir
Compartir articulo
Los especialistas mantienen expectativas moderadas en relación a la creación de empleo, y pesismistas para la recuperación de los salarios reales en lo inmediato (Reuters)
Los especialistas mantienen expectativas moderadas en relación a la creación de empleo, y pesismistas para la recuperación de los salarios reales en lo inmediato (Reuters)

El mercado laboral muestra varias facetas en Argentina. Hay récord de crecimiento en el empleo asalariado formal y máximo histórico en el número de monotributistas, pero también crece la informalidad y los salarios continúan perdiendo poder adquisitivo.

La ambigüedad del escenario genera mucha incertidumbre para los especialistas, no sólo por la convivencia de variables positivas y negativas, sino también por la proximidad del cambio de Gobierno y por la naturaleza de las promesas que hizo Javier Milei durante su campaña.

Cabe recordar, que el presidente electo propuso impulsar una nueva Ley de Contrato de Trabajo, cuya principal reforma es sustituir las indemnizaciones por despido sin causa por un sistema de seguro de desempleo (fondo de cese laboral), a los efectos de evitar la litigiosidad.

Asimismo, habló de reducir las cargas patronales y dar libertad de afiliación sindical a los trabajadores. Para combatir el desempleo, propuso también la creación de una bolsa de trabajo pública con financiamiento privado.

El presidente electo propuso impulsar una nueva Ley de Contrato de Trabajo, cuya principal reforma es sustituir las indemnizaciones por despido sin causa por un sistema de seguro de desempleo

¿Qué pasará en el 2024? Para tener una idea de hacia dónde se encamina el escenario, Infobae consultó a expertos del sector laboral, quienes detallaron algunas propuestas para mejorar la situación.

La creación de empleos

Uno de las grandes interrogantes sobre el mercado laboral es si se podrá sostener la tendencia de crecimiento del empleo formal, que lleva 30 meses consecutivos.

Para José Anchorena, economista especialista en mercado laboral, antes de hablar de expectativas es prudente mirar un poco más allá de la tendencia de los últimos dos años y medio. “El empleo asalariado registrado privado prácticamente no crece desde 2011, desde el segundo gobierno de Cristina Fernández de Kichner. Lo que crece, en términos registrados desde entonces, es el empleo público y los monotributistas (independientes), estos últimos con énfasis en los monotributistas sociales”, sostuvo.

"Lo que crece, en términos registrados desde entonces, es el empleo público y los monotributistas (independientes), estos últimos con énfasis en los monotributistas sociales”, dijo a Infobae José Anchorena (Reuters)
"Lo que crece, en términos registrados desde entonces, es el empleo público y los monotributistas (independientes), estos últimos con énfasis en los monotributistas sociales”, dijo a Infobae José Anchorena (Reuters)

Ahora bien, en vistas a 2024, Anchonera consideró que es difícil que se mantenga un escenario positivo para el empleo. “Para que se sigan generando puestos de trabajo, aseguró, se necesita un fuerte cambio en la economía argentina, con énfasis en el sector privado y en las empresas, de todos los tamaños. “Se necesita toda una batería de políticas que lleven al surgimiento de más empresas, de mayor dinamismo económico”, sostuvo.

“En particular, se necesita una nueva política laboral que incentive la creación de puestos de trabajo formales registrados, como la política de “empleo temporario o casual” australiana, que, entre otras medidas, ha llevado a ese país prácticamente al pleno empleo formal con salarios altos. Una política como esa le da flexibilidad al sistema, pero en vez de ser una flexibilidad a través de la informalidad y la no registración (a la Argentina), lo es con registración”, opinó Anchorena.

Para que se sigan generando puestos de trabajo se necesita un fuerte cambio en la economía argentina, con énfasis en el sector privado y en las empresas, de todos los tamaños (Anchorena)

“Esto le permite a jóvenes, mujeres que quieren trabajar part-time, estudiantes, y demás, conseguir trabajo formal que hoy no consiguen. No incluye todos los derechos de un trabajador estable de largo plazo, pero sí derechos fundamentales”, agregó el ex director nacional de Estudios y Estadística Laborales del Ministerio de Trabajo.

“De todas maneras, la mejor política laboral es una de surgimiento y crecimiento de las empresas productivas. En la medida que se trabaje en eso, por ejemplo, recreando el sistema financiero argentino para que exista una intermediación real entre ahorristas y empresas, se generará empleo privado de calidad”, insistió José Anchorena.

Anchorena también consideró fundamental que la justicia laboral no sea anti-empresa. “En el resto del mundo, a pesar del “terror tecnológico” (la supuesta falta de generación de empleo por cambio tecnológico) el empleo en relación de dependencia sigue aumentando. En Argentina está estancado por malas políticas. Hay que cambiar, innovando y modificando las políticas y el sistema”, apuntó.

"El panorama para 2024 es bastante incierto, porque va a depender mucho de la actividad económica", dijo a Infobae Paula Pía Ariet (EFE)
"El panorama para 2024 es bastante incierto, porque va a depender mucho de la actividad económica", dijo a Infobae Paula Pía Ariet (EFE)

Para Paula Pía Ariet, economista experta en mercado laboral y directora de Gestión Consultores, hay pocos indicios claros de lo que pueda ocurrir el año próximo en materia laboral. “El panorama para 2024 es bastante incierto, porque va a depender mucho de la actividad económica. Este año se mantuvo el nivel de consumo y eso hizo que no cayera el nivel de crecimiento y se apuntalara el empleo, pero no se sabe que va a pasar el año que viene”, comentó.

“Hay que tener en cuenta que ese escenario derivó en una tendencia a ‘no ahorrar’ y sólo consumir, lo que seguramente será determinante en 2024. También el nivel de obra pública será importante para saber si el empleo sigue respondiendo. Por lo pronto, no hay proyecciones de despidos masivos ni nada similar, pero hay mucha incertidumbre”, agregó Ariet.

No hay proyecciones de despidos masivos ni nada similar, pero hay mucha incertidumbre (Ariet)

Carlos Echezarreta, abogado asesor en casos de mercado laboraldijo a este medio que “el futuro del empleo dependerá directamente de las medidas que adopte el gobierno, aún desconocidas”. Si bien Javier Milei ya dio a conocer varias propuestas en esa área, el experto en leyes consideró que muchas de ellas son irrealizables, al menos en el corto plazo.

Independientemente de su opinión personal respecto a las propuestas del próximo Presidente, Echezarretta estimó que “es difícil que se realicen cambios drásticos en materia de empleo, dado que se trata de modificaciones de fondo que requieren de consenso en el Congreso”.

Es difícil que se realicen cambios drásticos en materia de empleo, dado que se trata de modificaciones de fondo que requieren de consenso en el Congreso (Echezarreta)

El abogado opinó que el consenso va a ir surgiendo por las urgencias y las discusiones de fondo quedarán para otro momento.

“Acomodar las tarifas, por ejemplo, va a significar una altísima inflación y eso va a obligar a discutir convenios colectivos para negociar los salarios. Eso será algo urgente de atender, antes que otras medidas que se proponen”, apuntó Carlos Echezarreta.

El consenso en el Congreso de la Nación será clave para el futuro del mercado laboral (Senado)
El consenso en el Congreso de la Nación será clave para el futuro del mercado laboral (Senado)

Fuera de esto, Echezarretta se mostró en desacuerdo con la propuesta de crear un Fondo de Cese Laboral. “Se sustituiría la actual previsión contable de cada empleador, que permite administrar la suma resultante, por una obligación que significaría un compromiso financiero cada mes, por encima de las actuales cargas sociales, equivalente en conjunto al valor que implicaría despedir cada año a todo su personal”, advirtió.

Los salarios en alerta

La pérdida del poder adquisitivo de los salarios es uno de los temas de discusión centrales en materia de empleo. Para José Anchorena, en la medida que se logre bajar la inflación, estabilizar la economía y volver a crecer, los salarios reales pueden crecer y mucho. “En especial, pueden crecer medidos en moneda fuerte, como el dólar. Si esto va a suceder en 2024 o en los años subsiguientes es la duda principal, asumiendo como exitosa la estabilización”, analizó.

Para el economista, al sincerar varios precios relativos, la inflación no será menor a la actual en el primer cuatrimestre de 2024. A partir de allí, con un plan de estabilización y buena política macroeconómica, el salario real (y el salario en dólares) puede aumentar en forma importante, para terminar el 2024 creciendo.

La directora de Gestión Consultores fue menos optimista en relación al avance del poder adquisitivo. “No veo una gran posibilidad de que haya recuperación del poder adquisitivo. Quizás caiga un poco menos que en 2023, pero seguirá a la baja”, alertó.

Los expertos coinciden en que el salario real comenzará a recuperarse hacia el final de la gestión de Milei
Los expertos coinciden en que el salario real comenzará a recuperarse hacia el final de la gestión de Milei

“Lo mejor que nos puede pasar es que la caída no sea demasiado abrupta, pero seguro que va a haber un proceso inflacionario y no creo que los salarios puedan crecer al mismo ritmo”, contó Paula Pía Ariet.

Se mostró de acuerdo Carlos Echezarreta. Según el abogado laboralista, más allá de la incertidumbre respecto de las medidas que no se han anunciado aún, el probable escenario de alta inflación afecta negativamente el poder adquisitivo de los salarios y de los ingresos previsionales. “Las actualizaciones serán complicadas por la grave situación de la economía en general”, comentó.

“Con los niveles de inflación que se padece y que se prolongarán durante 2024, será imposible una recuperación. A lo sumo se deberá aspirar a evitar mayor caída”, agregó.

La informalidad

Aunque el empleo registrado tuvo un buen 2023, la mayor parte del crecimiento del mercado de trabajo se produjo en el área de la informalidad (según datos del Indec). Los especialistas destacaron que ese escenario implica menores salarios, baja protección legal para los trabajadores y menor recaudación para el Estado.

José Anchorena recordó que la informalidad crece cuando aumentan las regulaciones y la presión impositiva y cuando la incertidumbre se incrementa. Ese escenario, opinó, estuvo presente durante los últimos cuatro años.

La informalidad crece cuando aumentan las regulaciones y la presión impositiva y cuando la incertidumbre se incrementa (Anchorena)

“La informalidad va a decrecer cuando baje la presión impositiva y regulatoria. Todo indica que el nuevo gobierno incluye eso en sus planes, pero habrá que ver si logra dar ese giro de 180 grados, teniendo en cuenta restricciones de gobernabilidad, sobre todo en Congreso. También es necesario que baje la inflación y la incertidumbre general”, explicó a este medio.

No se espera una salida rápida de los altos niveles de informalidad (Reuters)
No se espera una salida rápida de los altos niveles de informalidad (Reuters)

“Todo esto no sucederá en un año, por lo que 2024 no cambiará fuertemente en términos de informalidad. Pero, si se logran esas mejoras, para fin de mandato puede verse una baja importante de la informalidad”, sostuvo Anchorena.

Ariet, por su parte, coincidió en que uno de los objetivos del próximo gobierno es cambiar la ecuación de la informalidad, pero advirtió que, hasta que no haya reforma, nada va a cambiar.

Qué proponen los expertos

Repasando los puntos anteriores, los especialistas describen un escenario complicado para el presente e incierto para el futuro, en materia laboral. Ahora bien, ¿qué harían si estuvieran al frente de la Secretaría de Trabajo?

El papel del parlamento será relevante. Si no responde con eficiencia y eficacia, y en tiempo oportuno, la evolución será preocupante (Echezarreta)

José Anchorena sostuvo que si hay algo claro, es que deben cambiar las políticas de fondo, algo que requerirá tiempo. “El gobierno tiene que equilibrar las cuentas públicas, lo que significa recortar gastos, porque eventualmente también hay que bajar impuestos. Hay que estabilizar haciendo una política monetaria restrictiva (o de no emisión). Tiene que hacer una reforma previsional y una laboral. Tiene que desregular a nivel micro. Tiene que simplificar y derogar leyes restrictivas de actividad económica”.

“Estabilizando la nave, considero que el salario real no caerá más, porque ya está en niveles muy bajos. Todo esto permitirá que en los últimos 2 o 3 años, el gobierno entrante pueda hacer crecer el salario real en forma importante y también el empleo registrado”, subrayó el economista.

Carlos Echezarreta opinó que, dada la especial situación política que se vive, con un gobierno que no estará en condiciones de imponer decisiones, sino que deberá alcanzar consensos de las otras fuerzas y principalmente del sector derrotado en las elecciones, el primer paso sería constituir un diálogo constructivo e integrado por los actores sociales y todos los partidos con representación parlamentaria.

“El papel del parlamento será relevante. Si no responde con eficiencia y eficacia, y en tiempo oportuno, la evolución será preocupante”, agregó.