Alquilar es una misión imposible: el 60% de los contratos no serán renovados por los dueños y los inquilinos buscan prórrogas

Hay preocupación en el sector inmobiliario ante la caída del 35% en la oferta de unidades en dos años. Recomendaciones para quienes alquilan

Compartir
Compartir articulo
Encontrar un cartel de un departamento en alquiler es una labor compleja. Hoy en CABA una vivienda se alquila en sólo 12 horas
Encontrar un cartel de un departamento en alquiler es una labor compleja. Hoy en CABA una vivienda se alquila en sólo 12 horas

En dos semanas terminará el mes y vencerán unos 12.000 contratos de alquileres de viviendas en la ciudad de Buenos Aires y crece la preocupación porque se tratan de los primeros acuerdos que culminan desde que entró en vigencia la Ley de Alquileres sancionada en 2020. Se estiman que 6 de 10 contratos no volverán a ser renovados porque los dueños de las propiedades están disconformes con la normativa y no quieren volver a quedar atados a pactos de tres años de extensión.

El 60% de los contratos que culminan serán extendidos por un plazo que oscile entre 6 meses y un año (el inquilino tendrá más tiempo de poder encontrar una vivienda).

Desde el segmento esperan que el Gobierno nacional que asuma en diciembre lleve adelante la reforma o derogación de la actual normativa y que el Congreso impulse otra ley.

Un inmueble que se ofrece y está a buen precio se alquila en menos de 12 horas incluso sin verlo por inquilino antes de avalar el acuerdo.

Se atraviesa una crisis desde hace varios meses y en dos años la oferta se desplomó en un 35%; buscar un departamento en locación tradicional es una tarea difícil y en las inmobiliarias hay listas de espera que se amplían día a día.

Mariano García Malbrán, presidente de la Cámara de Empresas de Servicios Inmobiliarios (Camesi), dijo a Infobae que en julio se cumple el primer aniversario de la polémica ley vigente. “El saldo que dejó es un mercado de locaciones residenciales permanentes devastado y con una oferta de nivel cero. Serán bendecidos los inquilinos que puedan renovar el vínculo contractual, aunque deberán soportar aumentos de más de un 120% interanual”.

Hoy por ejemplo, un departamento de 3 ambientes en Caballito se ofrece en $170.000 mensuales, de 65 m2, al contra frente. Mientras que en Almagro, cerca del subte B de la estación Medrano, se ofrece un tres ambientes por $180.000 por mes y $34.500 de expensas (también vienen aumentando con fuerza por inflación).

Muchos inquilinos terminan acordando un alquiler casi sin ver la propiedad antes de firmar el contrato. Situación que avanza en el sector por personas o familias ante la necesidad y urgencia de perder la vivienda que se ofrece
Muchos inquilinos terminan acordando un alquiler casi sin ver la propiedad antes de firmar el contrato. Situación que avanza en el sector por personas o familias ante la necesidad y urgencia de perder la vivienda que se ofrece

Emilio Caravaca Pazos, presidente de la Federación Inmobiliaria de la República Argentina (FIRA), señaló a Infobae que “la incertidumbre de las partes es muy grande, como pocas veces se vió en materia de renovaciones o negociaciones. Creemos que la intermediación de profesionales va a colaborar en que muchos de los contratos se renueven o extiendan, sobre todo cuando la relación entre propietario e inquilino es buena”.

Extensión es el camino por ahora

La problemática es a nivel país. Hay ciudades con oferta nula, como San Carlos de Bariloche o Salta capital.Allí crecieron los alquileres turísticos que se acuerdan en dólares.

“El consejo a los inquilinos es que renueven sí o sí, porque cuando salgan a buscar otro inmueble no van a encontrar nada disponible y los costos de una renovación en algunos casos pueden ser sensiblemente más bajos que un primer nuevo contrato. Los próximos seis meses para el mercado de alquileres residenciales, lamentablemente, serán peores todavía porque muchos de los locadores (se estima un 40%), a los que se le vencen sus contratos, comenzarán a alquilar de forma temporaria, procurando obtener una mayor rentabilidad y en dólares”, dijo García Malbrán.

Inquilinos en problemas

Diferentes agrupaciones reciben a diario consultas por personas o familias desesperadas en conseguir una vivienda. Pero el mayor obstáculo que enfrentan es el precio y los requisitos porque muchos propietarios exigen tres garantes o ingresos superiores a $600.000 para quienes buscan una propiedad.

“El consejo a los inquilinos es que renueven sí o sí, porque cuando salgan a buscar otro inmueble no van a encontrar nada disponible” (García Malbrán)

Magalí Zirulnikoff, cofundadora de la Comunidad Federal Inquilina y No Propietaria, comentó a Infobae que “el principal tema de consulta es el precio inicial del alquiler y los requisitos para ingresar. El principal problema son las exigencias económicas para renovar dónde el precio inicial supera en algunos casos el 70% del valor del último mes de alquiler (que ya estaba indexado)”.

Aconsejan a inquilinos que no busquen alquileres por Internet, ya que también hay estafas.

“La segunda recomendación es que 3 meses antes de la finalización del contrato empiecen la búsqueda de alquiler y pidan conocer las condiciones de renovación, así tienen tiempo para evaluar qué es más conveniente”, agregó Zirulnikoff.

Propuestas

Distintas cámaras del sector también presentaron propuestas y hasta mantuvieron reuniones con el Ministerio de Economía, pero por ahora no hubo mayores avances.

“Presentado distintas opciones a organismos gubernamentales. Es importante que se tengan en cuenta estas cuestiones a la hora de reformular la Ley de Alquileres. La realidad es que antes de existir la actual normativa esta incertidumbre y complejidad de acuerdos no eran frecuentes. La ley no ayudó a las partes ni cumplió los fines que en teoría buscaba. Hay que reducir plazos y la periodicidad de ajustes (mínimamente cada 6 meses) para descomprimir valores iniciales e impulsar a que las propiedades ingresen al mercado de alquileres. Junto con otras medidas de fondo que colaboren para quien posee un capital lo invierta en inmuebles en la Argentina y necesariamente lo destine al mercado de alquileres, de esta manera generaría mayor competitividad de precios y una oferta más equilibrada, que es lo que hoy escasea y genera, en parte, la actual situación”, concluyó Caravaca Pazos.

Seguir leyendo: