Ícono del centro porteño: cuánto cuesta vivir en un edificio que inauguró una princesa y en el que trabajó un ex presidente

Es una propiedad declarada patrimonio histórico que se inauguró con mucha pompa en el centenario de Argentina. Hay viviendas de dos, tres y cuatro ambientes

Compartir
Compartir articulo
Fachada del llamado Palacio Vera, fue encargado por el hijo de Eustoquio Díaz Vélez, prócer de la revolución de mayo quien también combatió en las guerras de la Independencia
Fachada del llamado Palacio Vera, fue encargado por el hijo de Eustoquio Díaz Vélez, prócer de la revolución de mayo quien también combatió en las guerras de la Independencia

En el paisaje urbano porteño es habitual ver distintos estilos de arquitectura de diversos rincones de Europa. Dentro de la oferta de inmuebles en venta y alquiler temporario hay algunos departamentos que forman parte de un edificio ubicado en el barrio de Monserrat y que fue diseñado para el centenario de la patria en 1910.

Estas unidades se encuentran en el Palacio Vera, en Rivadavia al 700. Se trata de uno de los más importantes edificios del modernismo de estilo Jugendstil austríaco.

Esta joya fue encargada por el estanciero Eustoquio Díaz Vélez (h.). Su padre fue general que luchó en las Invasiones Inglesas, participó en la Revolución de Mayo y peleó en la guerra de Independencia y otras contiendas civiles. La obra fue proyectada y ejecutada por el ingeniero y arquitecto Arturo Prins y por el arquitecto Oscar Ranzenhofer. Y a su inauguración, en el centenario, asistió la Infanta Isabel de Borbón, representando a España.

En ese inmueble primero funcionó el Hotel Centenario y luego la familia Díaz Vélez lo destinó durante varias décadas al alquiler de departamentos y oficinas. Entre sus ocupantes estuvo el diario La Época y tuvieron sus oficinas varias personalidades, entre ellas el futuro presidente Hipólito Yrigoyen y el ministro y embajador Federico Álvarez de Toledo.

Área de ingreso por Avenida Rivadavia, abajo hay locales. También tiene salida hacia Avenida de Mayo
Área de ingreso por Avenida Rivadavia, abajo hay locales. También tiene salida hacia Avenida de Mayo

También tiene salida a Avenida de Mayo y posee un gran portón de acceso trabajado en hierro. La fachada combina finos balcones con curvas y volados, algunos sostenidos por columnas de hierro, y con rejas también de hierro forjado. Los locales que dan a la Avenida sobre la planta baja se encuentran recubiertos con granito rojo.

En la planta baja, por Avenida de Mayo, se encuentra la librería “El Túnel” que se especializa desde hace décadas en libros antiguos y primeras colecciones.

Vista interior desde uno de los patios internos del inmueble ubicado en el barrio de Monserrat
Vista interior desde uno de los patios internos del inmueble ubicado en el barrio de Monserrat

Dentro del edificio, en el hall de entrada y la escalera, una claraboya superior formada por un vitraux rectangular ilumina el ambiente. El conjunto presenta una ornamentada carpintería de madera y vidrios biselados en puertas y ventanas que categorizan la edificación.

Impronta austríaca y alemana

El edificio fue construido por Prins y Ranzenhofer quienes se inspiraron en el Jugendstil que es la vertiente austríaca y alemana del Art Nouveau.

Marta García Falcó, arquitecta e investigadora independiente, además de ser responsable del Archivo Histórico de la Sociedad Central de Arquitectos, dijo a Infobae que “la base de la estructura es la misma que en el resto de Europa, con líneas ondulantes, formas de la naturaleza estilizadas insertas en un esquema general. La fachada es de geometría rigurosa. La Caja de Ahorro Postal de Viena (Austria), por ejemplo, tiene rasgos similares”.

Desde el balcón se aprecia la zona en donde está el Palacio Vera. Cerca conviven edificios con variados estilos arquitectónicos
Desde el balcón se aprecia la zona en donde está el Palacio Vera. Cerca conviven edificios con variados estilos arquitectónicos

El auge de este estilo transcurrió entre 1890 y 1914 justo en el año que la Primera Guerra Mundial le puso fin.

”Dentro de todos los movimientos que reaccionaron al academicismo, el Jugendstil y el modernismo catalán, que si bien se cristalizó en Gaudí tuvo muchos otros exponentes que adherían más a un esquema geométrico con ornamentación puntual. En Buenos Aires es posible ver obras con rasgos parecidos en la cúpula del Hospital Español, en el edificio de viviendas de Paso y Viamonte. Los arquitectos Pedro Vinent, Ernesto Maupas y Emiliano Jauregui lo utilizaron en el remate ornamentado en el edificio de Avenida Las Heras y Junín”, amplió García Falcó.

Como son las viviendas

En el Palacio Vera actualmente hay varias unidades en venta, entre ellas uno de 4 ambientes con 3 dormitorios y dos baños. Tiene un valor de USD 169.000 y dispone de 168 metros cuadrados.

Una de las viviendas que se venden allí
Una de las viviendas que se venden allí

Se pagan $65.000 de expensas mensuales, debido a su costoso mantenimiento, que es atendido por especialistas en arquitectura.

Camila Belén Fontana, de Coldwell Banker Seniority, que “este tipo de vivienda capta la atención de diferentes interesados en comprar en un inmueble ubicado en algún edificio emblemático. También podría ser un atractivo para familias numerosas que buscan espacios amplios y doble altura de piso a techo. Otros podrían ser los inversionistas o empresas que buscan establecerse en una zona de alto tráfico y visibilidad, debido a su ubicación estratégica y su valor histórico”.

Allí también hay departamentos en locación temporaria que salen USD 600 al mes. Muy demandados por turistas o por estudiantes universitarios del extranjero que llegan a Buenos Aires

Al entrar al departamento se destacan ambientes cómodos, molduras decorativas y pisos de madera noble. La sala de estar cuenta con grandes ventanales que permiten la entrada de luz natural, lo que aporta un ambiente luminoso y fresco.

La unidad cuenta con 159,94 m2 cubiertos compuesto por dos dormitorios al frente ambos con balcón privado y un baño compartido.

Algunas unidades proponen la opción de vivir y trabajar allí
Algunas unidades proponen la opción de vivir y trabajar allí

“Otro dormitorio da al contrafrente con acceso a otro baño privado, una cocina totalmente equipada, con lavadero y comedor diario de gran utilidad. También cuenta con un amplio living y un hogar. La propiedad en el mismo piso cuenta con una baulera de 8 m2 que puede ser utilizada de múltiples usos”, detalló Fontana.

En algunas propiedades se realizaron refacciones con materiales diferenciales que conservan el sello original y le aportan valor estético y funcional. Entre los materiales que se utilizaron para los baños, cocinas y dormitorios se destacan las griferías de bronce, cobre o dorado, los artefactos sanitarios con pedestal o patas, los azulejos, las grandes carpinterías de madera con vidrio biselados, pisos tarugado de pinotea y techos con bovedilla que crean espacios únicos y con personalidad, respetando el carácter histórico de la propiedad.

Un dormitorio refaccionado es parte de uno de los departamentos que actualmente se venden allí
Un dormitorio refaccionado es parte de uno de los departamentos que actualmente se venden allí

Actualmente en el Palacio Vera también hay departamentos que se alquilan desde USD 600 por mes, de dos, tres y cuatro ambientes, que son demandados por turistas y extranjeros que vienen a la Argentina a trabajar por un tiempo o a estudiar a las universidades.

Sobre el mercado inmobiliario y su actualidad, Juan Pablo Mazzara, Broker en Coldwell Banker Seniority, concluyó que “se encuentra en un momento de recuperación tras la crisis económica y sanitaria provocada por la pandemia. La demanda también se ha reactivado, especialmente en los segmentos medios y alto. Para lo que se viene, se espera que el mercado siga mostrando signos de dinamismo y crecimiento, aunque con alguna incertidumbre relacionada con el contexto macroeconómico, la inflación, el tipo de cambio y la falta de oferta crediticia”.

Seguir leyendo: