Cambios en el acuerdo con el FMI: por el impacto de la sequía, el Fondo y el Gobierno acordaron trabajar para redefinir metas

Así se decidió en una reunión entre el ministro Sergio Massa y Gita Gopinath, la segunda del organismo. Cómo se tomó la decisión y qué podría modificarse

Guardar

Nuevo

Gita Gopinath y Sergio Massa, ayer en el FMI
Gita Gopinath y Sergio Massa, ayer en el FMI

Desde Washington, EEUU - “La sequía es un game changer”, reconoció ayer Gita Gopinath, la vicedirectora gerente del FMI, ni bien comenzó la reunión con Sergio Massa, el ministro de economía argentino.

En este caso, este tipo de eventos, que por su naturaleza cambian de manera abrupta un rumbo establecido, generó una noticia inesperada –al menos en este momento–, la más importante de la estadía de Massa en esta capital: el FMI y el Estado decidieron comenzar a trabajar hoy mismo en reformular el acuerdo de Facilidades Extendidas entre Argentina y el organismo, el mismo que reemplazó el fallido préstamo que obtuvo Mauricio Macri en 2018 por USD 57.000 millones.

Sergio Massa y Kristalina Georgieva
Sergio Massa y Kristalina Georgieva

“Buen encuentro con el Ministro Sergio Massa. Hablamos del impacto de la peor sequía en la historia argentina y nos comprometimos a seguir trabajando de cerca para fortalecer el programa ante este difícil escenario”, dijo Gopinath en Twitter, si dar más detalles.

En el Gobierno usan la palabra “recalibrar” para definir el esquema que llevarán adelante de manera conjunta con el organismo: es un concepto técnico, vinculado a las metas de los programas, que usa el Fondo en sus documentos.

Desde el Palacio de Hacienda aclararon rápido que no se trata de un nuevo programa. Se rehará el actual

Se hará eso, “sintonía fina” sobre algunas variables del programa. ¿Cuáles? No se sabe aún, en eso trabajará desde hoy mismo los equipos técnicos. “Está todo sobre la mesa de discusión”, dijeron en Economía. Así, podrían ser varios los cambios: desde las metas de acumulación de reservas y de déficit, hasta los montos y fechas de los desembolsos de dólares que llegan luego de cada revisión al Banco Central.

Desde el Palacio de Hacienda aclararon rápido que no se trata de un nuevo programa. Se rehará el actual dentro de los instrumentos que ofrece y los estatutos del Fondo.

La reunión de ayer en el FMI: Gopinath, Massa y sus equipos técnicos
La reunión de ayer en el FMI: Gopinath, Massa y sus equipos técnicos

“Estamos readecuando los objetivos, no se vuelve a fojas cero. Hoy comienza una nueva etapa, un kickoff, en la relación entre ambas partes. Se revisará todo lo que sea necesario revisar”, prometieron en Economía.

Los cambios que vendrán

Por el momento, se trata de un anuncio de “comenzar a trabajar”.

Sin embargo, estos son algunos puntos a tener en cuenta sobre lo que se sabe hasta del anuncio conjunto del FMI y el Gobierno:

  • Qué pasa. La sequía generó pérdidas multimillonarias que impactan en la economía local como nunca en la historia, con volúmenes de caídas en la exportaciones que “nadie imaginó durante enero y febrero”, dicen los funcionarios. Para el Gobierno la pérdida llegó a USD 14.000 millones, y para el Fondo son USD 9.000 millones los que faltarán en concepto de exportaciones con su consecuente impacto fiscal. Esa brecha ya se discutía y el debate seguirá porque no se trata de un tema menor: es, nada más y nada menos, que ponerle un número al desastre.
  • Qué se cambiará. Como se dijo, se empieza a trabajar y podrían modificarse todas o algunas de las metas del programa vigente. Según Economía, la propuesta de cambio la hizo el propio FMI, que reconoció el esfuerzo fiscal hecho hasta el momento y también que no alcanzó.
  • Cuándo se resolverá. Rápido. La situación económica local no admite demoras: la semana que pasó el dólar libre llegó a $400 y la inflación de febrero marcó un pico de 7,7%, con más de 104% interanual. Además, es en un año electoral en el que aún se deben definir muchas cuestiones -por ejemplo, algunas candidaturas. Por todo eso, todo se hará con celeridad. Las discusiones y lo que se concluya estarán plasmadas en la quinta revisión del programa que se analizará a mitad de año. Pero podría haber anuncios antes: se especula con que Massa podría venir en dos o tres semanas otra vez a esta ciudad a comunicar los cambios junto a la autoridades del FMI.
Según Economía, la propuesta de cambio la hizo el propio FMI, que reconoció el esfuerzo fiscal hecho hasta el momento y también que no alcanzó
  • Cuál es el objetivo. Que el programa vuelva ser un ancla para la macroeconomía, una función que se perdió por la falta de lluvias. “Por eso analizamos recalibrar variables… pero por ahí, al final, no se cambia nada, veremos”, aseguran las fuentes, dubitativas. Habrá cambios, sin dudas. La negociación apunta a respetar dos conceptos básicos: velocidad en la aprobación del board e inmediato desembolso para fortalecer las reservas del Banco Central.

El encuentro duró poco más de una hora, estuvieron presentes ambos equipos técnicos y se realizó en el edificio central del FMI, donde esta semana tienen lugar las reuniones de primavera del FMI y el Banco Mundial. Por el Fondo también estuvieron Luis Cubeddu, jefe de la misión Argentina, y Nigel Chalk, director del Hemisferio Occidental; y por Argentina Gabriel Rubinstein, viceministro, y Leonardo Madcur, jefe de asesores.

Massa y su equipo con los funcionarios de la Casa Blanca, Mike Pyle y Juan González
Massa y su equipo con los funcionarios de la Casa Blanca, Mike Pyle y Juan González

Gopinath está al tanto de la economía local al detalle. En la charla de ayer sorprendió preguntando al equipo argentino sobre el acumulado del dólar soja 3 en su primera semana de funcionamiento. “Unos USD 815 millones”, respondió, rápido, Massa.

Puente y política

En paralelo, como viene adelantando Infobae en los últimos días, se trabajará de manera coordinada, entre el FMI y otros multilaterales, como el BID y Banco Mundial, para encontrar herramientas y soluciones de corto plazo que fortalezcan la situación macroeconómica del país. Se trata del famoso “puente” que prometió Joe Biden para el país semanas atrás, cuando Alberto Fernández visitó la Casa Blanca. Ese “puente”, lo que implica, estuvo presente en todas las reuniones que tuvo Massa en estos días.

“¿Cuánto tuvo que ver el gobierno de EEUU en estos cambios en los que trabajarán con el FMI?”, le preguntó Infobae a una fuente de Economía. “Mucho, tiene todo que ver”, fue la respuesta. Bilaterales, FMI, litio, energía, medicamentos y hasta nuevas emisiones de deuda garantizadas, como detalló ayer este medio, son parte del nuevo “puente” en el que se trabaja.

Así, la negociación se apalanca en el respaldo explícito de la Casa Blanca. Tras la reunión Biden-Fernández se acordó que la administración americana usaría su poder político para resolver las diferencias que podrían existir entre Balcarce 50 y el staff y, sobre todo, el board del Fondo.

Se busca que el programa vuelva ser un ancla para la macroeconomía, una función que se perdió por la falta de lluvias

En las últimas 48 horas, el jefe del Palacio de Hacienda se reunió con los consejeros de Seguridad Nacional Mike Pyle y Juan González, dos jugadores clave de Biden. Y antes de ello había tomado contacto con funcionarios del Departamento de Estado y la Secretaría del Tesoro.

Esos cónclaves de altísimo nivel en Washington sólo sucedieron por el interés de Biden de evitar que una catástrofe económica añada mayor inestabilidad regional y facilite la ofensiva de China en América Latina. Pyle y González dejaron trascender a Massa la preocupación de Estados Unidos respecto a los objetivos geopolíticos diseñados por Xi Jinping en Beijing.

Estados Unidos controla el directorio del FMI y esa influencia institucional permitirá que el futuro “recalibramiento” del acuerdo de Facilidades Extendidas sea consolidado antes que inicie el invierno en la Argentina.

Massa se reunión en Barbados, el miércoles pasado, con Wendy Sherman, la segunda del Departamento de Estado de EEUU, quien luego viajó a Buenos Aires
Massa se reunión en Barbados, el miércoles pasado, con Wendy Sherman, la segunda del Departamento de Estado de EEUU, quien luego viajó a Buenos Aires

Massa tiene buena relación con Kristalina Georgieva, al margen de dos o tres cortocircuitos que tuvieron en las últimas semanas. Sin embargo, explicaron anoche en Washington, la directora gerente del FMI ya dio vuelta la página.

Massa y Georgieva se encontrarán formalmente hoy junto a otros ministros de Hacienda y titulares de Bancos Centrales de América Latina, Estados Unidos y Canadá. A la misma hora, el equipo técnico de Massa ya habrá empezado a negociar con Gopinath la futura reestructuración de las metas del acuerdo con el FMI.

El Fondo y la sequía

“El Fondo entendió la sequía mucho más rápido y mejor que muchos en Argentina. El está sobre la mesa y no sólo porque es un dato objetivo de la realidad sino por su impacto. La guerra de Ucrania y los sobrecargos también son datos objetivos de la realidad y nunca escucharon nuestros reclamos al respecto”, dicen cerca de Massa.

En estos días, tanto Georgieva como Gopinath parecieron preparar el terreno para la decisión de hoy y fueron muy contundentes al hablar de la sequía en Argentina. La número uno del organismo dijo el jueves que la sequía socavó los resultados de la economía y perjudicó “considerablemente” a los argentinos. “Esto ha complicado la labor de los responsables políticos”, afirmó la economista búlgara. “Tenemos el compromiso del Gobierno de continuar afinando las políticas a la luz de las condiciones en las que se encuentran”, agregó.

“Viste lo que dije sobre Argentina. Medí cada palabra”, comentó Georgieva a Massa cuando se lo encontró en un pasillo del moderno edificio del Fondo alzado en la Avenida Pensilvania.

– Lo vi. Gracias, replicó –diplomático– el ministro de Economía.

Seguir leyendo:

Guardar

Nuevo