En el inicio del plan de rescate de bonos fueron más los que salieron a venderlos que a comprarlos

La primera jornada tuvo a muchos inversores que se deshicieron de los títulos públicos en dólares. En un mercado con alta demanda, la movida oficial terminó inyectando divisas

Compartir
Compartir articulo
En una rueda cambiante, el dólar MEP tuvo un leve retroceso y el dólar libre bajó a 374 pesos. REUTERS/Dado Ruvic/Ilustración
En una rueda cambiante, el dólar MEP tuvo un leve retroceso y el dólar libre bajó a 374 pesos. REUTERS/Dado Ruvic/Ilustración

El primer día de las nuevas medidas que intentaron revalorizar los bonos para poder hacer una operación de “repo” en el futuro y conseguir alrededor de USD 5.000 millones crocantes, fue un fracaso. Si la paridad no mejora, el “repo” será imposible de lograr. La operación consiste en entregarle bonos a un banco a cambio de dólares y comprometerse a recomprar los títulos a un precio y fecha fijados de antemano.

Lo que pareció un triunfo el miércoles, ayer se transformó en derrota. Los inversores demostraron que no creen en el Gobierno y fueron vendedores de bonos en dólares al punto que las caídas alcanzaron hasta 5,15% como fue el caso del Global 2035. De esta manera, el riesgo país dio un salto inesperado de 130 unidades (+7,2%) a 1937 puntos básicos. En una rueda consumió las subas de las últimas 48 horas.

Lo que más irritó fue que hay ganadores visibles porque jugaron el martes conociendo la información. Los volúmenes de negocios de privados 24 horas antes de las medidas fueron récord absoluto y los dejaron en evidencia.

“Durante la rueda las dudas se acrecentaron ante el accionar del Banco Central sobre el dólar contado con liquidación. Los rumores indican que la recompra de bonos buscaba cerrar una operación de ‘repo’ con bancos internacionales, pero al comprar bonos con dólares lo único que logró fue inyectar divisas en un mercado que tenía mucha demanda y que le exigía al Banco Central intervenir a diario para mantener la brecha. Se perdieron reservas en un entorno amenazante por la sequía, que augura que el dólar será el mayor protagonista del año”, señaló el trader Esteban Monte.

La rueda fue muy cambiante. Sobre el final el dólar MEP cerró con una baja de $7,47 (-2,2%) a $332,83 y el contado con liquidación aumentó $3,59 (+1%) a $355,41. El “blue” tuvo un leve retroceso de $3 a $374 y quedó la sensación de una incipiente tormenta por la volatilidad con que se negoció.

En la plaza mayorista, el dólar subió 31 centavos a $183,12. El Banco Central tuvo que abastecer a los importadores y se desprendió de USD 38 millones. Es la tercera rueda consecutiva de ventas. Las reservas bajaron 27 millones a USD 42.814 millones.

“El Banco Central en estos últimos días vendió un promedio de USD 38 millones diarios y compró a un ritmo de 26 millones por día. En el acumulado del mes hay un saldo a favor de USD 170 millones gracias a los dólares que ingresaron los chinos para la inversión en la represas de la Patagonia”, señaló el analista financiero y experto en agronegocios, Salvador Vitelli.

“En cuanto a los bonos el mercado está bastante roto. Se está interviniendo en los bonos con legislación extranjera y dejando correr a los que están bajo jurisdicción local. En un momento la diferencia entre el AL30D y el GD30D que tienen las mismas condiciones, pero distintas jurisdicciones, llegó a 18%. Los traders comenzaron a hacer arbitrajes aprovechando las diferencias de precios, vendiendo GD30 y comprando AL30. Esto termina afectando al mercado cambiario porque ahora hay un MEP y un contado con liquidación subsidiado y otro no subsidiado. Por ejemplo, el MEP no subsidiado cerró a $346 y el subsidiado a $331. También hubo un contado con liquidación a $358 y otro a $334. Todo esto sucede por la variación de los precios de acuerdo a la legislación de los bonos que se utilizan para comprar y vender estos dólares”, agregó Vitelli.

Para el analista financiero Christian Buteler “hoy fue un día bravo, porque en vez de contagiar al mercado privado a que salga a comprar bonos teniendo la seguridad de que va a haber un comprador importante como es el Banco Central, salieron todos a vender. Vamos a ver como sigue esto tras este resultado que no fue auspicioso. Es una pelea larga y es fundamental que sea acompañada con medidas concretas sobre las finanzas públicas”.

Los bonos abrieron con fuertes bajas pero el Banco Central se encargó de moderarlas. “Yo esperaba que el mercado le brindara certidumbre al anuncio de Massa. Pero no fue así. Los bonos operaron con fuertes bajas tanto en lo local como en lo internacional. No se vieron órdenes grandes en GD30C y GD30D como el día anterior que tuvieron USD 75 millones nominales. Seguramente el Gobierno estuvo activo con órdenes más chicas u órdenes ocultas, pero no cabe duda de que estuvieron comprando bonos que hicieron bajar a los dólares alternativos muy por debajo del ‘blue’. El contexto internacional no ayudó porque la tasa de los bonos norteamericanos subió y el resto de los mercados latinoamericanos de bonos cerraron a la baja, aunque más moderadas que las de la Argentina”, opinó el analista Franco Tealdi.

“En el mercado quedaron muchas dudas sobre cómo se van a refinanciar estas operaciones. Por el lado de las acciones, abrieron muy abajo porque siguió la toma de ganancias, pero después se dieron vuelta. Es cierto que hubo un componente regional. Las acciones de Petrobras en Brasil terminaron 4% arriba y los bancos en verde. El resto de los mercados norteamericanos terminó en rojo, pero lejos de los mínimos del día. Yo creo que hubo una ayudita del exterior. Pero los mercados de acciones juegan otro partido comparado con el de bonos. Hay que esperar a ver que hace hoy el Banco Central si vuelve a colocar órdenes grandes o sigue la estrategia de hoy”, agregó.

La Bolsa operó $9.595 millones y el S&P Merval cerró 0,08% abajo en pesos y 1,1% en dólares. En el peor momento, el indicador cayó 5% en dólares. La reacción sobre el final dejó esperanzas para hoy.

Los ADRs -certificados de tenencias de acciones que cotizan en las Bolsas de Nueva York- operaron$5.676 millones. La brusca disminución de negocios fue por la volatilidad del dólar contado con liquidación, pero los certificados tuvieron mejor comportamiento que las acciones. Grupo Financiero Galicia con 4% encabezó el lote de alzas.

Para hoy se espera otra rueda volátil. Hay propensión a seguir tomando ganancias en los bonos y hay demanda de dólares. El Banco Central cambiará la estrategia y aumentará su intervención, aunque siga perdiendo reservas.

Seguir leyendo: