El Gobierno recibirá un crédito del BID por USD 500 millones que fortalecerá las reservas en diciembre

Se trata de una línea de rápido desembolso negociada por Massa que será aprobada la semana próxima en el directorio del banco regional; qué perspectivas se abren para el país con la designación de Ilan Goldfajn como presidente del organismo

Más dólares: el Gobierno recibirá un crédito del BID por USD 500 millones que fortalecerán las reservas
(Foto: Franco Fafasuli)
Más dólares: el Gobierno recibirá un crédito del BID por USD 500 millones que fortalecerán las reservas (Foto: Franco Fafasuli)

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobará la semana próxima un crédito que se podrá desembolsar de inmediato y reforzará las reservas del Banco Central.

Serán USD 500 millones que ingresarán en diciembre, un mes clave para cumplir con la meta de reservas acordada con el Fondo Monetario Internacional (FMI), según indicaron a Infobae fuentes oficiales.

Se trata de un préstamo basado en políticas (PBL, en inglés), por el cual, según el banco que presidirá desde el 19 de diciembre el brasileño Ilan Goldfjan, “el país prestatario debe contar con un marco de política macroeconómica sólido, según lo determine una evaluación independiente de las condiciones macroeconómicas elaboradas por el BID”.

De este modo, el desembolso del PBL no está atado a una obra como los créditos de inversión y sumará recursos al país en forma inmediata, al igual que ocurrió con otro que también destrabó el ministro Sergio Massa por USD 700 millones el mes pasado para “la cobertura de necesidades de financiamiento de corto plazo, así como para proteger el gasto social a grupos vulnerables y en infraestructura, mientras se implementan reformas para reducir el déficit público, promover la estabilidad de los precios y asegurar la sostenibilidad de la deuda”.

El nuevo presidente del BID, Ilan Goldfajn
El nuevo presidente del BID, Ilan Goldfajn

En el caso del PBL que aprobará el directorio la semana próxima, el BID explicó que “estos préstamos proporcionan financiamiento flexible, líquido (fungible) a los países miembros prestatarios del Banco para apoyar reformas de política y/o cambios institucionales en un determinado sector o subsector. Los préstamos basados en políticas tienen un límite del 30 por ciento del total de los préstamos del Banco”.

Para poder optar a un préstamo basado en políticas (PBL, en inglés), el país prestatario debe contar con un marco de política macroeconómica sólido, según lo determine una evaluación independiente de las condiciones macroeconómicas elaboradas por el BID”; en el caso de la Argentina, esta revisión la garantiza el acuerdo en marcha del FMI.

Cecilia Todesca compitió sin éxito por la presidencia del BID
Cecilia Todesca compitió sin éxito por la presidencia del BID

“El tamaño de un PBL depende de las necesidades financieras de un país. No está necesariamente relacionado al costo de la implementación de las reformas apoyadas por el programa. Los PBL brindan financiamiento global al prestatario y se desembolsa al comprobarse que el prestatario o sus agentes han cumplido con las condiciones de las políticas”, indicó el banco que este domingo eligió a su nuevo presidente en reemplazo del estadounidense Mauricio Claver-Carone.

“Algunos ejemplos de actividades elegibles incluyen programas para modernizar el aparato fiscal (impuestos y gastos) de un país, programas de reforma del transporte aéreo, programas de transparencia e integridad financiera, o programas para mejorar la educación técnica profesional”, precisó.

La cartera argentina

Este año el BID aprobó créditos para el país por USD 1.745 millones y terminaría con un monto de USD 2.370 millones antes de fines de diciembre.

Cabe recordar que la Argentina es el principal deudor del BID con una cartera de USD 12.686 millones.

En el equipo económico creen que, si bien Massa había logrado revertir el mal vínculo entre la Argentina y el BID durante la gestión de Claver-Carone, a raíz de las aspiraciones del Gobierno de colocar como presidente a Gustavo Béliz, con el ingreso de Goldfjan la relación mejorará. “Es una persona tranquila, preparada y con mucha experiencia, que desde su rol en el FMI ayudó al Gobierno en las últimas revisiones del acuerdo”, indicaron.

Una vez que Goldfajn retorne de sus vacaciones y asuma en el BID, comenzará la negociación para ver qué candidatos puede aportar la Argentina para la vicepresidencia de Sectores y Conocimiento y la Gerencia de Infraestructura y Energía que logró acordar con Brasil y EEUU durante la votación del domingo pasado. La promesa de estos cargos la obtuvo a cambio de apoyar al economista brasileño, luego de la infructuosa y apresurada candidatura de Cecilia Todesca Bocco.

Seguir leyendo: