El BCRA aplicó la suba de tasas más fuerte de los últimos tres años y el rendimiento efectivo de su deuda se acerca al 100% anual

La entidad elevó la tasa de las Leliq al 69,5% nominal anual, que alcanza el 96,8% efectivo al renovar los vencimientos mes a mes durante un año, próximo a las expectativas de inflación

Compartir
Compartir articulo
La deuda del BCRA, en $6,9 billones, indexara a una tasa efectiva del 96,8% anual.
La deuda del BCRA, en $6,9 billones, indexara a una tasa efectiva del 96,8% anual.

El Gobierno acusó recibo de la aceleración inflacionaria y apeló a una estrategia ortodoxa para ponerle contención. el Directorio del Banco Central dispuso este jueves elevar en 950 puntos básicos la tasa de política monetaria.

De esta forma, la tasa de interés nominal anual de las Letras de Liquidez (Leliq) a 28 días pasó de 60% a 69,5%, con un incremento de 9,5 puntos porcentuales.

Esto implica una tasa efectiva anual -por el interés compuesto de renovar los vencimientos mes a mes durante un año, del 96,82%, es decir, cerca del 100 por ciento de inflación que algunas consultoras prevén para los próximos 12 meses.

El BCRA reconoció que “los precios se aceleraron en julio en el contexto del incremento que se observó en la volatilidad financiera”

Además, se trata de la tasa de política monetaria más alta desde el 9 de octubre de 2019. Y la suba más importante de una sola vez desde el 12 de agosto de 2019, cuando luego del derrumbe del mercado local que siguió al resultado de las primarias abiertas simultáneas y obligatorias (PASO) para las presidenciales de ese año, cuando la autoridad monetaria respondió con una suba de once puntos porcentuales (1.100 puntos básicos), desde 63,706% al 74,782% nominal anual.

En la misma proporción, el BCRA decidió subir también la tasa de Pases pasivos (a un día de plazo) en la misma proporción que las Leliq, de 55% de tasa nominal anual a 64,5 por ciento.

“Luego de dos meses en los que la inflación mostró una tendencia a la baja, los precios se aceleraron en julio en el contexto del incremento que se observó en la volatilidad financiera a nivel local y que afectó negativamente a las expectativas de inflación. Debido a ello, el BCRA considera necesario incrementar una vez más la tasa de política monetaria y acelerar así el proceso de normalización de la estructura de tasas de interés activas y pasivas de la economía para acercarlas a un terreno positivo en términos reales”, explicó el Banco Central a través de un comunicado.

El Directorio del BCRA precisó que “a suba en la tasa de política contribuirá a reducir las expectativas de inflación en lo que resta del año y a consolidar la estabilidad financiera y cambiaria alcanzada luego de los eventos disruptivos de los últimos dos meses que motivaron la intervención del BCRA en el mercado secundario de títulos públicos”.

Este jueves, el BCRA efectuó las subastas de Leliqs a 28 días de plazo en la que adjudicó $440.532millones, con una absorción monetaria de $162.875 millones, frente a vencimientos por $278.000 millones.

Hay que recordar que los pasivos remunerados del Banco Central -Leliq, Pases pasivos y Nobac- suman unos 6,9 billones de pesos ($6.920.970 millones o USD 51.600 millones al tipo de cambio oficial) al 9 de agosto pasado. Con una tasa de interés sostenida a este nivel, el más alto en tres años, el pago de intereses obligará al Central a desembolsos en doce meses por unos $6,8 billones a la tasa efectiva anual de 96,8%, que en la práctica duplicará el peso de esta deuda.

“Existía expectativa por la nueva importante suba de tasas por parte del Banco Central esta semana, en busca de continuar recuperando un mayor apetito hacia las colocaciones en pesos y en simultáneo morigerar la búsqueda de cobertura” en dólares, comentó el economista Gustavo Ber. El salto estuvo “más en línea con las expectativas privadas de inflación, dentro de la estrategia de ir dejando atrás los rendimientos reales negativos”, sostuvo.

SEGUIR LEYENDO: