Marcos Galperin, íntimo: cómo vive la pandemia en Uruguay con su familia y qué piensa de la nueva normalidad

El fundador de Mercado Libre participó de un evento virtual de emprendedores. “La vida es bastante normal”, en el país vecino, dijo

Marcos Galperin durante el evento virtual de Xcala
Marcos Galperin durante el evento virtual de Xcala

Marcos Galperin, el presidente y fundador de Mercado Libre, la empresa de mayor valor de mercado de la Argentina (USD 64.000 millones), participó de Xcala, un evento regional de emprendedores que se realiza esta semana de manera virtual y habló, entre otras cosas, de cómo está viviendo la pandemia en Uruguay.

En medio de un revuelo mediático, Mercado Libre anunció en diciembre pasado que su alma mater se mudaba a Uruguay. Fue unos días antes de la jura como presidente de Alberto Fernández, a quien Galperin visitó tres días después de las PASO del 2019, cuando el candidato del Frente de Todos ya se perfilaba como el próximo presidente de la Argentina.

Galperin vivió con su familia durante casi todo el kirchnerismo en Uruguay, volvió con la presidencia de Mauricio Macri –gobierno del que fue bastante cercano: hasta fiscalizó para Cambiemos en las últimas presidenciales– y cruzó nuevamente el charco con la victoria de Fernández.

“Motivos personales”, aseguraron en la empresa y Galperin no volvió a hablar en público desde entonces, salvo en algunos eventos de emprendedores, como el de hoy. Fue el primero de una serie de empresarios importantes, como Federico Tomasevich y Gustavo Grobocopatel, que decidieron mudarse al vecino país y pedir, además, la residencia fiscal allí.

Vivimos en Uruguay y hay muy pocos casos y poca incidencia del virus. La vida es bastante normal

“A nivel personal a la pandemia la llevo bien, mi familia nuclear está bien y todos sanos. Lamentablemente, tengo un tío que falleció la semana pasada por coronavirus; tenía 84 años y estaba muy sano, pero se contagió y falleció en una semana. Mi mujer y mis hijos están sanos. Vivimos en Uruguay y hay muy pocos casos y poca incidencia del virus. La vida es bastante normal. Pasamos mucho tiempo en familia, sobre todo al principio. A partir de julio empezaron el colegio y la universidad y nos vemos menos”, detalló el empresario en una entrevista con Isabelle Chaquiriand, directora de Xcala.

“A nivel profesional, la pandemia aceleró todas las tendencias del mundo digitales”, dijo. Luego, agregó: “A nosotros nos agarró en un buen momento porque habíamos invertido mucho, más de lo que se requería, en cuestiones de logística y no tuvimos mayores problemas. En ese sentido fue positivo. Además, nos enfocamos en cuidar mucho a nuestra gente: de un día para el otro mandamos a 10.000 personas a trabajar a sus casas y fue todo muy bien. En los centros de logística tuvimos algunos contagios, pero por suerte hasta ahora ninguna fatalidad”.

El empresario se mudó el año pasado con su esposa Karina y sus hijos a Uruguay (Bloomberg)
El empresario se mudó el año pasado con su esposa Karina y sus hijos a Uruguay (Bloomberg)

En otros fragmentos de la charla, el empresario expresó que cree que se volverá a la “normalidad muy rápido", ni bien esté la vacuna. “En Uruguay la vida es normal. No hay espectáculos deportivos, ni eventos masivos, pero la gente va a los restaurantes y la vida es bastante normal en el día a día. Vamos a volver rápido, la gente volverá a los centros comerciales, a los negocios. A la gente le gusta hacerlo, a mí me gusta, y esa normalidad volverá. Se ve en China”, dijo.

Galperin, un impulsor del teletrabajo, asegura que extraña la oficina. “Extraño la vibra de la oficina de Mercado Libre. Se generan encuentros, energía y eso se extraña. Pero vamos a volver, de hecho en Uruguay ya estamos volviendo al trabajo de a tercios, pero aún no es lo que era antes. El teletrabajo se va a mantener, pero vamos a dar mucha más flexibilidad y mantendremos la opción de ir a la oficina para vernos cara a cara. Con mi equipo me conozco hace 20 años, pero para la gente nueva es importante generar la empatía del contacto humano. Quizás con otra intensidad y frecuencia, pero se volverá", expresó.

El empresario habló del buen momento de la empresa en general y de Mercado Pago, su plataforma de pagos digitales, en particular. Ayer la compañía anunció su balance del tercer trimestre del año con cifras record y un día antes había informado de su nueva flota de aviones para entregas de productos en Brasil.

Vamos a volver rápido, la gente volverá a los centros comerciales, a los negocios. A la gente le gusta hacerlo, a mí me gusta, y esa normalidad volverá. Se ve en China

“En 20 años veo a ‘Meli’ mucho más grande y evolucionado, con una logística más avanzada y con categorías nuevas, como supermercados. Pero también creciendo en lo que hacemos: el año pasado tuvimos más 40 millones de clientes y este serán entre 60 y 100 millones en la plataforma. Se hacen 10 compras por usuario en promedio y ese número en China está cerca de 100, hay mucho para crecer entre personas que nunca han comprado o compran poco. Quizás en 10 o 20 años lleguemos a los números de frecuencia de China”, afirmó.

Otra vez, volvió a repetir que no se ve por mucho tiempo más en la empresa: “No me veo en 20 años. Sí con un equipo muy bueno que me haya reemplazado completamente, y siempre con nuevos desafíos. Sabemos aprender y lo demostramos con la red de logística que armamos. Yo puedo dar un paso al costado tranquilo”.

“¿Y la vida después de Mercado Libre?”, le preguntaron. “No sé cómo será mi vida después, es difícil especular. En el mundo privado no veo nada que me divierta más y que tenga más potencial que Mercado Libre. Soy hiperactivo y necesito tener la agenda llena. Me divierte enseñar, comunicar mis ideas y estar con emprendedores. Las ideas que yo creo que son exitosas están siendo bastante cuestionadas, como la democracia y el capitalismo, dos sistemas que fracasaron en integrar la tecnología para seguir mejorando. Me imagino tomándome un tiempo de introspección, que de hecho de uno similar surgió Meli, de mi etapa de más calma y estudio en Stanford”, cerró el empresario.

A diferencia de otras veces, donde fue más ambiguo, esta vez dio un “no, no me veo” rotundo, cortante y contundente cuando se le preguntó si en ese horizonte futuro puede haber algo vinculado a la política.

Seguí leyendo:

Guzmán: “En los últimos días ha habido una mejora, se ha reducido fuertemente la brecha”

Marcos Galperin, íntimo: cómo vive la pandemia en Uruguay con su familia y qué piensa de la nueva normalidad

Cambios en la AUH: cómo saber si sos uno de los nuevos beneficiarios y cuándo se comenzará a cobrar

COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS