El consumo en tiempos de cuarentena: del pico de ventas y las estrategias de stockeo de los clientes a los números en rojo

Los especialistas aseguran que el mejor escenario para lo que queda del año es que las cifras terminen "empatadas" en comparación con el año anterior

xcasas@infobae.com
Los precios al consumidor en Argentina aumentaron un 42,4 % interanual en julio
Los precios al consumidor en Argentina aumentaron un 42,4 % interanual en julio

Al acercarse los 150 días de cuarentena —se cumplen el 17 de agosto— los números del consumo evolucionaron en forma muy despareja: de los picos durante las primeras semanas, donde los consumidores salieron a aprovisionaron con grandes compras, a las caídas de los meses siguientes. Con subas en las grandes cadenas y bajas en los autoservicios más pequeños.

De acuerdo a los relevamientos mensuales que realiza la consultora Scentia, que releva compras en supermercados y autoservicios, los números del consumo en 2020 mostraron una caída de 4% en enero, una leve suba de apenas 0,1% en febrero (que se atribuyó a que el mes tuvo un día más que el año anterior) y a partir de ahí dos fuertes subas: 16,2% en marzo y de 4,1% en abril, por los efectos de la cuarentena y el abastecimiento preventivo que hicieron los consumidores. Desde mayo, en cambio, los números volvieron a ser negativos, con una caída de 0,5% que se intensificó en junio, cuando llegó a 3,2%, y se recortó en julio, con una baja de 0,5 por ciento.

Luego de cuatro años consecutivos de números en baja, en 2020, la cuarentena logró un “impredecible” crecimiento en marzo y abril, que ayudó a acumular en el año un crecimiento de 1,9% por encima del 2019

Esos porcentajes de caída surgen en la comparación de cada mes con el mismo mes del año anterior. Con todo, luego de cuatro años consecutivos de números en baja, en 2020, la cuarentena logró un “impredecible” crecimiento en marzo y abril, que ayudó a acumular en el año un crecimiento de 1,9% por encima del 2019, según los datos de Scentia.

“La caída de 0,5% en julio se explica por los números positivos de las grandes cadenas. Los autoservicios siguen cayendo. Pero también porque se está comparando con julio del año pasado, que fue el peor mes de 2019, con una baja del 10%”, señaló Osvaldo Del Río, director de Scentia.

Fuente: Scentia, julio 2020
Fuente: Scentia, julio 2020

“Si las condiciones económicas no siguen siendo las ideales, con una economía estancada, es muy probable que el año cierre en baja. El saldo positivo hasta ahora solo se explica por los resultados extraordinarios de marzo que tuvieron un arrastre en abril”, detalló Del Río.

Con todo, la situación varía bastante según el tipo de canal de venta y del país. Si bien el consumo del mes de julio cayó -0,5% en comparación con el mismo mes del año anterior, en el caso de la zona del AMBA hubo un repunte de 1,5% mientras que en el interior la caída fue más fuerte y alcanzó un 2,8%.

El consumo cayó en promedio, pero creció en AMBA y bajó en el interior del país, en general. Mientras que en los autoservicios independientes cayó más que en las grandes cadenas

Algunas diferencias: el consumo cayó en promedio, pero creció en AMBA y bajó en el interior del país, en general. Mientras que en los autoservicios independientes cayó más que en las grandes cadenas.

En el caso de los autoservicios independientes (donde se incluye a los supermercados pequeños y de origen asiático) la caída en julio fue de 2,8% en promedio (pero hubo una suba de 3,3% en el AMBA y una baja de 6,5% en el interior en ese segmento).

Fuente: Scentia, julio 2020
Fuente: Scentia, julio 2020

En las grandes cadenas, en tanto, hubo una suba de 2,5% en promedio, con una baja de -0,4% en el AMBA y un crecimiento de 3,1% en el interior. Las grandes cadenas ofrecen los precios de los acuerdos con el Gobierno y, además, incrementaron sus promociones.

¿Quiénes fueron los ganadores y perdedores durante la cuarentena? Todos los rubros conocidos como “prescindibles” cayeron, entre ellos, productos de belleza y golosinas o compras impulsivas. Mientras que los “necesarios” o “imprescindibles” crecieron, entre ellos, alimentos básicos y productos de higiene y limpieza.

Con la cuarentena, creció el interés por la cocina casera impulsando el crecimiento de insumos como harinas, manteca, cremas de leche y las premezclas

Con la cuarentena, creció el interés por la cocina casera impulsando el crecimiento de insumos como harinas, manteca, cremas de leche y las premezclas (gelatinas, polvos para preparar postres, panes, ñoquis y pizzas) además de los aderezos y el dulce de leche, detallaron desde Focus Market.

“También gana el consumo de bebidas con alcohol y de alta graduación, algo de gratificación, y la limpieza del hogar y el uso de productos para cuidados frente al COVID-19″, explicaron desde la consultora.

Las grandes cadenas registraron menos caídas que el resto de los comercios (REUTERS/Agustin Marcarian)
Las grandes cadenas registraron menos caídas que el resto de los comercios (REUTERS/Agustin Marcarian)

Para lo que queda del año, según los especialistas, el mejor escenario es que los números terminen en cero, “empatados” con las cifras del año anterior. “Hasta ahora, el saldo positivo del año se explica por los resultados extraordinarios de marzo y abril. Para el resto de 2020, lo que esperamos es que sigan los planes de asistencia social y que eso se vuelque hacia los consumos básicos. Pero los salarios no se van a recuperar en lo inmediato, hay rubros aun muy golpeados y reducción de sueldos. El poder adquisitivo está muy afectado”, agregó Del Río.

Alcohol en gel

Uno de los productos más buscados durante la cuarentena —que se convirtió en un “imprescindible”— fue el alcohol en gel. Según los datos de la consultora, el precio promedio pasó de $108 a $154, entre febrero y agosto, con un pico de $184 en marzo.

“La evolución del precio del alcohol en gel estuvo asociada a los diferentes niveles de producción y demanda desde el comienzo de la pandemia. En el mes de marzo la demanda se había impulsado más de un 400% y la oferta no estaba ni preparada ni con el stock suficiente de insumos y materias primas para poder responder a semejante alza exponencial”, explicó Damián Di Pace, director de Focus Market.

El consumo de alcohol en gel tuvo oscilaciones de acuerdo a las diferentes fases de cuarentena. “En el principio se vivió un efecto stockeo que generó escasez. Luego con la cuarentena estricta, las familias tenían acopio del producto y al no haber circulación social no era necesario su uso. A medida que se fueron liberando actividades, fue creciendo su demanda y hoy se sostiene en niveles estables”, señaló.

Seguí leyendo:

Inflación: las consultoras privadas estiman que podría acercarse al 3% en agosto

Suba de precios: cuáles son los 10 alimentos que más aumentaron en julio

MAS NOTICIAS
COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS