Cómo es la oferta de canje oficializada en EEUU: seguirá adelante con la operación sólo si acepta al menos el 50% de los bonistas

El Gobierno presentó la nueva enmienda de su propuesta a bonistas ante el regulador del mercado estadounidense. Es el paso burocrático que pone en marcha el proceso de consulta a acreedores. Ahora se espera la respuesta de los principales bonistas

La oferta enmendada del Gobierno ya fue presentada ante el regulador del mercado de los Estados Unidos
La oferta enmendada del Gobierno ya fue presentada ante el regulador del mercado de los Estados Unidos

El Gobierno presentó la nueva enmienda de su propuesta de reestructuración de deuda en dólares bajo ley extranjera ante la Securities and Exchange Commisison (SEC, el regulador del mercado estadounidense), en la que ofrece pagos por unos USD 10.000 millones más que en su oferta anterior. Allí, se oficializa la propuesta de canje de cerca de USD 66.000 millones de dólares en bonos emitidos bajo legislación extranjera, en el que se ofrece el equivalente a USD 53,5 dólares por cada USD 100 del valor de cada título elegible. El prospecto revela un punto que hasta ahora no estaba por escrito, que es el umbral mínimo de adhesión que deberá alcanzar la oferta para ser llevada adelante: el 50%, aunque con algunas condiciones.

La nueva oferta incluye una lista de 13 bonos en euros y dólares, desde 2028 hasta 2046, que contiene también nuevos títulos específicos (con vencimiento en 2030) para el pago de intereses devengados desde el último vencimiento abonado por la Argentina hasta el cierre de la operación. El plazo de adhesión fue fijado con límite a las 17 (hora de Nueva York) del próximo 4 de agosto.

La nueva oferta implica una mejora en valor económico y también incluye modificaciones en términos legales.

Otro cambio importante es que reconoce a los tenedores de bonos 2005 y 2010 que ingresen al canje la posibilidad de mantener los mismos contratos legales de 2005, es decir, que para este grupo incluye la opción de mantener cláusulas de acción colectiva de “primera generación”, más favorables a los bonistas.

Pero la publicación oficial ante la SEC devela uno de los puntos que el gobierno había dado a conocer sólo oralmente y sin precisiones. Se trata del umbral mínimo de adhesión que buscará para seguir adelante con el proceso.

En una entrevista televisiva el lunes a la noche, el ministro de Economía Martín Guzmán había dicho que se definió “una participación mínima de adhesión y si la mitad de los acreedores no acepta la oferta, entonces, la oferta queda caduca”.

Foto de archivo - El ministro de Economía argentino, Martín Guzmán, muestra un gráfico durante una reciente entrevista con Reuters en Buenos Aires, Argentina. Mar 11, 2020. REUTERS/Agustin Marcarian
Foto de archivo - El ministro de Economía argentino, Martín Guzmán, muestra un gráfico durante una reciente entrevista con Reuters en Buenos Aires, Argentina. Mar 11, 2020. REUTERS/Agustin Marcarian

El texto del filing ante la SEC lo define de la siguiente manera. El canje será valido si, primero, la propuesta logra adhesión por el 66,6% de todos los bonos elegibles.

Si no se alcanza ese umbral, sin embargo, hay otra posibilidad. Por un lado, debe lograr la adhesión 1 o más series de los bonos emitidos en 2005-2010 (bonos “K”) que representen el 60% del total de esos bonos, o el 50% de todos los “bonos K”. Por el otro, lograr la adhesión de una o más series de bonos emitidos después de 2016 (bonos M) que representen el 60% de todos los bonos M o, adhesión del 50% de todos los bonos M.

De no cumplirse la primera, estas dos últimas condiciones deben cumplirse juntas. El piso, si se quiere, es obtener el sí de tenedores de bonos con al menos el 50% todos los bonos aunque, claro, el umbral tal como está definido permite otras combinaciones.

El umbral mínimo de aceptación busca desterrar el temor a la estrategia de redesignación a la que aspira el ministro de Economía, Martín Guzmán, que le permite combinar distintas series de bonos para alcanzar los niveles de aceptación necesarios para activar cláusulas de acción colectiva que fuerzan las condiciones del canje a minorías que lo rechazaron. Al fijar un piso de aceptación, reduce el riesgo de un abuso contra los acreedores.

La propuesta, sin embargo, todavía tiene que pasar sus pruebas más difíciles. La consideración de los dos principales grupos de acreedores, al Ad Hoc Bondholder Group y el Echange Bondholders Group, el primero formado por grandes tenedores de bonos “M” y el segundo por fondos tenedores de bonos “K”. Si la oferta, más generosa para estos últimos que para los primeros, no obtiene el consenso de estos grupos el riesgo de un canje parcial en el que queden holdouts es mayor.

El texto completo del filing ante la SEC:


Seguí leyendo:

Alberto Fernández y Kristalina Georgieva analizaron la oferta a los bonistas y un posible Stand-By para la Argentina

Créditos a tasa cero: cómo funcionará el nuevo mecanismo de la AFIP que permite calificar para los préstamos de $150.000

El Gobierno oficializó la nueva propuesta de canje de la deuda pública: qué dice el decreto


MAS NOTICIAS
COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS