El Gobierno confirmó que no llegó a un acuerdo con los acreedores y se tensa la negociación

Según un comunicado del ministerio de Economía, la Argentina "no puede comprometerse de manera razonable" a algunos de los pedidos de los acreedores a los que consideró "ampliamente inconsistentes con el marco de sostenibilidad de deuda"

infobae-image

El gobierno, a través de un comunicado del ministerio de Economía, confirmó que no pudo alcanzar un acuerdo con los acreedores para la reestructuración de la deuda y que la tensa negociación sigue sin resolverse.

Los Inversores Restringidos respondieron a la información provista por Argentina proponiendo ajustes, con los que Argentina no puede comprometerse de manera razonable, algunos de los cuales son ampliamente inconsistentes con el marco de sostenibilidad de deuda que necesita la República para restaurar la estabilidad macroeconómica y para avanzar con un programa con el FMI”, señaló el Comunicado.

Además, la cartera dirigida por Martín Guzmán señaló que “el proceso de negociación con nuestra comunidad inversora reveló que las demandas de los inversores a menudo divergen y no se pueden conciliar fácilmente”.

Señaló también, manteniendo la posibilidad de una negociación, que “La República evaluará todas las opciones disponibles como parte de un proceso integral para restaurar la estabilidad macroeconómica.”

“El vencimiento de la Invitación está programado para el 19 de junio de 2020″, añadió.

Las negociaciones se empantanaron en las últimas horas y los acreedores decidieron no seguir extendiendo los acuerdos de confidencialidad. Una de las alternativas posibles es que el Gobierno decida una nueva prórroga de ese plazo de la oferta que vence el próximo viernes 19, siempre que los comités de bonistas avanzan con alguna propuesta en las próximas 48 horas, según aseguraron fuentes oficiales a Infobae.

En el Gobierno sostienen que ya se hicieron importantes esfuerzos para mejorar la última propuesta, que tenía un valor de USD 47 y que recibió la aprobación del Fondo Monetario Internacional (FMI). En ese sentido, la próxima movida corresponde a los acreedores.

Según fuentes oficiales, las diferencias todavía siguen siendo importantes. Por otra parte, esas fuentes ya venían señalando que existen divergencias no sólo entre los grupos de bonistas, sino también entre los propios miembros de cada uno de los comités, algo que el comunicado deja explícito. También aseguraron que aunque muchos fondos están cerca del punto de acuerdo, “Blackrock, el fondo que lidera el grupo Ad Hoc, sigue entorpeciendo la negociación”.

El comunicado oficial reseñó los últimos días de negociación. “Desde el 8 de junio hasta el 17 de junio de 2020, la República Argentina mantuvo reuniones con inversores que habían celebrado acuerdos de confidencialidad con la República para debatir respuestas brindadas por distintos grupos de inversores a la invitación que la República hizo a tenedores de ciertos bonos elegibles enumerados en el Suplemento del Prospecto de fecha 21 de abril de 2020 para presentar órdenes para canjear sus Bonos Elegibles por nuevos bonos”.

En qué consiste la oferta

La oferta presentada hoy por la Argentina incluye tres bonos globales en dólares, que tienen una quita de capital del 3%. El primero de ellos vence en 2030, paga capital desde 2025 y empieza a pagar un interés del 0,1% en 2021 y desde 2028 del 1,7%; el segundo vence en 2035, paga capital desde 2031 y paga interés del 0,1% desde 2021 y del 5% desde 2029; y el tercero vence en 2046, paga capital desde 2025 e interés del 0,1% desde 2021 y del 5% desde 2029.

Además, hay dos bonos para los bonistas de los canjes del 2005 y 2010, en dólares: un Par y un Discount. En este caso, no hay quita de capital, ya que el recorte se había efectuado en los mencionados canjes.

El Discount en dólares vence en 2038, comienza a pagar capital desde 2028 e intereses del 0,1% en 2021 y del 3% en 2023; el Par vence en 2041, paga capital desde 2027 e interés desde 2021 del 0,1% y del 3%, también desde 2023.

Por último, para cubrir los intereses devengados, la propuesta del gobierno argentino conocida hoy ofrece un bono que vence en 2030 y paga capital desde 2026 e interés desde 2021 del 1% hasta su vencimiento. También, tal como había trascendido, agrega un cupón ligado a la evolución de las exportaciones, que otorgaría a los acreedores un rendimiento extra entre 2026 y 2046 en base a los datos relevados por la Aduana sobre las ventas al exterior.

Seguí leyendo:

Jornada financiera: cedieron el blue y el liqui y las acciones cayeron 5%, sin avances sobre la reestructuración de deuda

MAS NOTICIAS
COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS