Los activos argentinos sufrieron un ajuste de ganancias a pocos días del cierre del canje. (Reuters)
Los activos argentinos sufrieron un ajuste de ganancias a pocos días del cierre del canje. (Reuters)

La rueda financiera dejó un drástico ajuste de precios, a pocos días de la nueva fecha límite para la reestructuración de la deuda, el martes de 2 junio. Wall Street descontó en la última hora de negocios todas las ganancias que había sostenido durante la sesión y terminó negativo. Las pérdidas fueron mucho más marcadas para los papeles argentinos, con caídas de 6% en promedio para los ADR y de 2,5% para los bonos soberanos.

También el ajuste se observó en las cotizaciones del dólar alternativas a las del “cepo”, con una caída de 3% para el dólar blue, que cerró en 123 pesos, y un aumento también de 3% para las paridades bursátiles, que llevaron al contado con liquidación a los 114,38 pesos.

"Los movimientos y el balance de estas últimas ruedas evidencian que el mercado está pendiente de cuánto se acercan las puntas de las contraofertas que van ofreciendo ambas partes”, indicó Portfolio Personal Inversiones en un reporte.

Fuente: Rava Online. Precios en dólares.
Fuente: Rava Online. Precios en dólares.

Los indicadores de Wall Street se precipitaron a la baja en el tramo final de los negocios y el Dow Jones restó un 0,6%, a 25.400 puntos, tras dos sesiones alcistas el martes y el miércoles. En el ánimo de los inversores influyó el informe semanal sobre pedidos de subsidios por desempleo en los EEUU, que acumularon 40 millones de solicitudes en poco más de dos meses.

En ese contexto, se profundizó al baja para los ADR de compañías argentinas negociadas en los mercados de Nueva York. Destacaron algunas acciones relevantes por su volumen, como Grupo Galicia (-8,6%) y YPF (-7%). Central Puerto se hundió 11,5 por ciento.

Fuente: Rava Online. Precios en dólares.
Fuente: Rava Online. Precios en dólares.

Tampoco fue favorable el desempeño de los bonos soberanos, que iniciaron la sesión con tónica alcista, pero finalizaron con una pérdida promedio superior al 2% en dólares, en momentos en el que el gobierno de Alberto Fernández ultima la propuesta de reestructuración de la deuda soberana.

Las caídas de los títulos del canje llegaron hasta el 6,3%, como en el caso del Discount 2033 en dólares (DICAD), con legislación argentina.

De esta manera continúa acortándose la brecha de rendimientos entre las distintas jurisdicciones. Las paridades de los títulos con ley argentina marca un rango de 32 a 51 dólares, y los de ley extranjera quedan en un rango de 36 a 65 dólares.

El riesgo país de JP Morgan, que mide el diferencial de tasa de los bonos del Tesoro de los EEUU con sus similares emergentes, aumentaba 87 unidades para la Argentina, a 2.751 puntos básicos a las 17, hora de finalización de la operatoria bursátil.

Los bonos soberanos en el Mercado Abierto Electrónico (MAE) concluyeron con una merma promedio en pesos del 1,3%, por reacomodamientos luego de reciente mejoras que alcanzaron al 10% en las sesiones previas.

El dólar blue perdió cuatro pesos o 3,1%, a $123 para la venta, y la brecha con el mayorista se acortó a 80%

La Bolsa de Buenos Aires operó en baja este jueves, acompañando con más intensidad la tendencia de sus pares regionales (la Bolsa de San Pablo cedió 1,2%), en un contexto cauto y atento a noticias sobre la reestructuración de deuda soberana que impulsa el Gobierno.

El índice S&P Merval de la Bolsa de Buenos Aires perdió un 3,6%, a 38.985 unidades, tras caer en la sesión anterior un 1,5% en pesos. Medida en dólares, la baja del Merval fue de 6,6%, debido al alza del contado con liqui.

“El tipo de diálogo que se mantenga entre los inversores y el Gobierno será el foco que marcará la dinámica del mercado”, indicó a Reuters un agente del mercado.

El Gobierno argentino, que prorrogó hasta el 2 de junio el plazo para que los tenedores de bonos se adhieran a su oferta de canje, mantiene negociaciones con tres grupos de acreedores para negociar una propuesta mejorada.

El BCRA sigue vendiendo dólares

En el mercado de cambios el Banco Central volvió a ser el protagonista, al finalizar su intervención con un saldo neto negativo de unos USD 100 millones, según estimaciones privadas.

La entidad, que debió vender divisas por decimocuarta rueda consecutiva, desembolsó casi la mitad de la oferta en la plaza de contado (spot), que alcanzó los USD 226,2 millones, para moderar la suba del tipo de cambio a marginales nueve centavos, en 68,45 pesos.

“La actividad oficial fue intensa en la penúltima rueda de la semana, efectuando ventas que abastecieron la demanda autorizada, simultáneamente con su habitual intervención en los mercados de futuros”, dijo Gustavo Quintana, operador de PR Corredores de Cambio

Seguí leyendo: