Los índices bursátiles mundiales se hundieron en el último mes, ante la propagación de coronavirus.
Los índices bursátiles mundiales se hundieron en el último mes, ante la propagación de coronavirus.

Las acciones argentinas que cotizan en Nueva York se plegaron a las caídas de los mercados de todo el mundo, en la medida en que los inversores se deshicieron de posturas en renta variable para pasar a activos de refugio, como los bonos del Tesoro de los EEUU. Como el desplome global se inició con la caída del petróleo, en medio de desacuerdos entre países productores, la acción de YPF se destacó entre sus pares por el tamaño de sus pérdidas, que tocaron una caída de 28%, a USD 5,26, todo en un contexto de extrema volatilidad y cambios bruscos de las cotizaciones de los papeles.

La petrolera de mayoría estatal se vio afectada particularmente por el colapso de los mercados, que tras semanas de malos números por el avance del coronavirus Covid-19 ahora se ven golpeados por la guerra de precios que se desató en el seno de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), cuando un desacuerdo entre Rusia y Arabia Saudita llevó a esta última a anunciar que no reduciría su producción e, incluso, que podría aumentarla.

Fuente: Rava Online. Precios en dólares.
Fuente: Rava Online. Precios en dólares.

El precio del West Texas Intermediate, la variedad de crudo en los EEUU, restó 24,6%, a USD 31,13 el barril para los contratos con entrega en abril, su valor más bajo desde 2016, y el Brent (variedad del Mar del Norte) sufrió una caída de 24,1%, lo que pone en duda la factibilidad de explotar los yacimientos de Vaca Muerta. La extracción de petróleo no convencional requiere de costos más altos, con lo cual solo es rentable cuando el crudo está en niveles altos.

En pesos, el papel de YPF perdíió 24% en Buenos Aires, pero no estuvo sola. Todos los papeles de empresas argentinas estuvieron en rojo. Las acciones de Grupo Financiero Galicia y de Banco Macro restaron 16 por ciento.

“Ante la aversión al riesgo global, los activos domésticos no tienen posibilidad de desacoplarse y así es que también sufren importantes castigos, ya que deben sumar la elevada incertidumbre que despierta la reestructuración, potenciada en un escenario donde los inversores externos están focalizados en minimizar riesgos”, comentó Gustavo Ber, economista de Estudio Ber.

Fuente: Rava Online. Precios en dólares.
Fuente: Rava Online. Precios en dólares.

En cuanto a los bonos soberanos, la referencia de los principales títulos en dólares marcó un descenso promedio del 7%, acorde con la escalada del índice de Riesgo País, próximo a los 2.800 puntos básicos.

En medio de tanta adversidad externa, el Gobierno del presidente Alberto Fernández busca avanzar en una millonaria reestructuración de deuda soberana por más de 100.000 millones de dólares.


Seguí leyendo: