El Gobierno pagaría el próximo vencimiento de bonos en un clima global de tasas en baja que lo favorece para la negociación de la deuda

Tuvo un resultado positivo en la licitación luego de tres fracasos consecutivos. Captó más de $35.000 millones que aliviarán el pago del vencimiento del próximo viernes

El clima de los mercados del mundo mejoró ante la certeza de que el 18 de marzo la Reserva Federal anunciará un recorte de tasas.
El clima de los mercados del mundo mejoró ante la certeza de que el 18 de marzo la Reserva Federal anunciará un recorte de tasas.

El gobierno recaudó en la licitación de Lebad $35.438 millones, una consistente suma como para cancelar, ayudados por emisión monetaria, los $85.000 millones del Bogato 2020 que vence el viernes. En manos de privados están $57.000 millones y el resto corresponde a la Anses. Por eso, este título en pesos subió casi 7% en el mercado de valores.

El Gobierno emitió la semana pasada $60.000 millones y comenzó una política de contracción monetaria con las Letras de Liquidez que, momentáneamente, se transformaron en la aspiradora del sistema.

Ayer consiguió colocar Letras que vencen el 28 de agosto y ajustan por la tasa Badlar (que se utiliza para depósitos superiores a un millon de pesos) por $12.323 millones y recibió otros $ 23.115 millones por los Bonte 2020, con vencimiento en noviembre. La licitación del Boncer, que ajustaba por el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER) más 1% adicional, quedó desierta.

Este buen resultado cortó un rally de tres fracasos consecutivos. El mercado se domesticó y aceptó los nuevos bonos. Los prefiere antes que la reperfilación de un título que daba un rendimiento de tan solo 1,60% anual. Ese rendimiento tan bajo del título que vence el viernes fue uno de los grandes factores en la decisión de los inversores.

Fuente: Rava Online.
Fuente: Rava Online.

“Creo que van a tratar de generar un buen roll over para restablecer la curva de pesos. Y lo que no se pueda rollear lo cubrirán con emisión monetaria. Lo que estoy viendo es que el Banco Central está más restrictivo con las Leliq (Letras de Liquidez). Con este instrumento piensa retirar fondos del mercado para evitar que se ensanche la brecha entre los distintos tipos de cambio”, señaló Federico Furiase, de la consultora Eco Go y profesor de la Universidad Torcuato Di Tella.

El otro elemento que influyó fue el mejor clima de los mercados del mundo ante la certeza de que el 18 de marzo la Reserva Federal, el Banco Central de los Estados Unidos, anunciará un recorte de tasas. A la estrategia de bajar los rendimientos para ayudar a las empresas a paliar los daños del coronavirus se sumarán el Banco Central Europeo y el Banco de Japón.

Lo cierto es que los anuncios hicieron subir los distintos indicadores de Wall Street hasta 5,2%. Si bien hay dudas sobre lo duradero de este rebote, hubo mejor humor en general.

De todas maneras, los inversores siguieron cubriéndose comprando Bonos del Tesoro de los Estados Unidos que continúan en fuerte alza, al punto que el rendimiento que alcanzaron de 1,08% a 10 años es el menor se su historia.

Fuente: Rava Online.
Fuente: Rava Online.

El riesgo país, ante esta situación se mantuvo sin cambios porque los bonos decisivos perdieron lo que ganaron ante a suba de los bonos norteamericanos que son referencia para confeccionar el índice de JP Morgan. De esta manera el riesgo país siguió en 1.262 puntos básicos.

El dólar oficial siguió su tendencia. El Banco Central ahora se ocupa del dólar minorista, el que se vende en bancos y casas de cambio que aumentó 13 centavos a $ 64,39 y elevó el valor del dólar solidario que se utiliza para viajar, a $ 83,20. El dólar mayorista con escasos negocios aumentó tan solo 5 centavos a $ 62,26.

El dólar libre está inmutable en $ 79, pero los dólares alternativos continuaron con su escalada. El dólar Bolsa o MEP aumentó 38 centavos a $ 81,25 y el contado con liquidación, 45 centavos a $ 82,48.

“La inestabilidad del dólar debido a las bajas de las tasas de interés, ha paralizado al mercado inmobiliario”, señaló el broker Adrián Mercado. “En este momento lo que mejor funciona son las oficinas”, agregó. “¿El efecto coronavirus? Todavía no se sintió, pero si alguien se va a ver afectado serán los que destinan sus propiedades a alquileres temporarios a turistas extranjeros”.

A todo esto, las reservas del Banco Central subieron 13 millones a USD 44.801 millones.

Fuente: Rava Online.
Fuente: Rava Online.

Las acciones tuvieron una reacción acorde a las bolsas del mundo. El S&P Merval con negocios por $ 707 millones -un buen volumen- subió 3,66%. Lo más sobresaliente fue Pampa Energía (+11,01%), Transportadora Gas del Norte (+9,01%) y Grupo financiero Valores, (+7,01%). Los más castigados en las últimas ruedas, fueron los bendecidos.

Los ADR’s argentinos -certificados de tenencias de acciones que cotizan en Wall Street en dólares- también rebotaron. Las subas más importantes fueron las de Pampa Energía (+13,16%), Central Puerto (+8,64%) y BBVA (+4,96%).

La jornada fue de euforia. Habrá que ver cuanto tiempo se sostiene. El mercado sigue sensible por el coronavirus y que provoca la caída de los precios de las materias primas, alienta la fuga de divisas de los países emergentes y arrincona a las empresas aéreas, a las de turismo y la hotelería.

En cambio, si el buen humor se mantiene cambia el panorama de la Argentina porque la negociación de la deuda tendrá menos dificultades con la ayuda de las menores tasas que regirán en el mundo en las próximas semanas.

Seguí leyendo:

MAS NOTICIAS
COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS