La Bolsa tuvo un arranque positivo pero luego del mediodía anotaba una leve baja
La Bolsa tuvo un arranque positivo pero luego del mediodía anotaba una leve baja

Los bonos soberanos argentinos están en un tono bajista esta semana debido a las idas y vueltas alrededor de un pago de deuda de la Provincia de Buenos Aires y las señales que dio el Gobierno Nacional respecto a una postura más dura ante sus acreedores. Pero a ese humor local se suma hoy un clima global en el que inversores de todo el mundo se mueven hacia activos de refugio luego de que la Bolsa de Shanghai cayera casi 3% en medio de la expansión del coronavirus en China. El contagio llega a los índices de Wall Street, que están en rojo, y golpea a activos de riesgo como los bonos argentinos. En ese contexto, el riesgo país volvió a a superar los 2000 puntos, umbral que había perforado el 16 de diciembre pasado.

El índice S&P Merval de la Bolsa porteña pasó a números negativos después de un arranque alcista y cayó 2%, a 41.140 unidades. Los bonos en la plaza extrabursátil registraban una baja promedio del 0,5%, liderados por las mermas anotadas en las emisiones de mayor plazo. La cotización del bono 2021 de la provincia de Buenos Aires se mantenía estable a 53/55 dólares.

El Riesgo País llego a trepar después del mediodía a 2.015 puntos básicos, un máximo desde diciembre, para cerrar en 1.997 enteros.

El miércoles la Provincia de Buenos Aires no consiguió obtener el consenso de tenedores de su títulos Buenos Aires 2021 (BP21) que sumaran entre todos al menos el 75% de la emisión de ese papel, por lo que debió extender hasta el 31 de enero su proceso de consulta para intentar postergar hasta mayo un vencimiento por USD 250 millones que cae el 26 de este mes. Si el distrito que gobierna Axel Kicillof no alcanza el umbral de acuerdo necesario y no paga el vencimiento antes del 5 de febrero, caerá en default.

Un día antes, el ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán, dio una conferencia de prensa en la que anunció el envío de un proyecto de Ley al Congreso con el que busca obtener el permiso para negociar las condiciones de una reestructuración de la deuda soberana regida por ley extranjera. Allí se refirió a la situación de Buenos Aires y la emparentó a la de la Nación.

El Tesoro nacional está “pagando los intereses, no el capital en dólares. La provincia de Buenos Aires enfrenta un vencimiento que pidió prolongar, mientras sigue pagando sus intereses, igual que Nación. De nada serviría hacer un salvataje de este vencimiento”, dijo.

La presentación fue leida como una nueva postura, más confrontativa, del Gobierno frente a los acreedores de la Provincia y la Nación. Desde el día previo a la conferencia de prensa de Guzmán, el riesgo país acumula un avance de 184 puntos.

Hoy, además, se suma el contexto global luego de que las Bolsas de China cayeran en torno a 3% debido a la expansión del coronavirus. Aunque, según operadores, los elementos locales todavía pesan más que el contexto gloal.

Hay bastante de impacto de lo de afuera, pero la incertidumbre local y la falta de definición también están afectando en este momento en los precios de los bonos en dólares”, dijo Diego Falcone de Cohen.

El contexto internacional nos pega marginalmente, porque el mercado en general sigue siendo positivo a nivel global. Con todo sabemos que Wall Street está en máximos históricos y eso obliga a la cautela”, coincidió Diego Martínez Burzaco de MB Inversiones. "Obviamente los bonos soberanos afectados por esta decisión de la Provincia, el nuevo acuerdo y la extensión del plazo para la voluntad del BP21 tienen su efecto, y más allá de lo que haya dicho Guzmán respecto a la coordinación con la Provincia es lógico que complique la situación para los bonos de la Nación”, agregó.


Segui leyendo: