Sombras en la Bolsa: los precios son los más bajos de la era Macri. (NA)
Sombras en la Bolsa: los precios son los más bajos de la era Macri. (NA)

Por primera vez, el dólar cruzó claramente el centro de la zona de "no intervención", después de una semana en la que ganó casi 10%, el salto más grande desde el peor momento de la corrida cambiaria en septiembre de 2018.

El avance del dólar destierra la posibilidad de desescalar una inflación que ya se acomodó sobre 4% mensual, una tasa que en este rango apunta a superar la acumulada el año pasado.

En lo que va del 2019, el billete verde trepa un 22% y amplía a 125% el aumento del tipo de cambio en los últimos 12 meses, motor de una inflación del orden del 55% anual.

El billete verde terminó la semana en máximos históricos nominales, a $46,90 en el promedio de bancos del microcentro y a $47 en el Banco Nación, mientras que en la plaza mayorista concluyó a 45,97 pesos.

Hoy está más cerca del "techo" de la zona de "no intervención" que el BCRA decidió congelar en $51,478 hasta fin de año. Pero alcanzada dicha cifra, las ventas de la entidad no podrán superar los USD 150 millones, un monto acotado para contener la demanda de una plaza nerviosa y volátil.

En alguna forma, el Banco Central fue impulsor de esta devaluación. Si bien es cierto que la entidad monetaria llevó la tasa de interés de referencia a 71,868% anual, la más alta en seis meses, también liberó unos $150.000 millones en la semana, con la renovación parcial de vencimientos de las Letras de Liquidez (LELIQ) y el pago de intereses.

El tenso clima "preelectoral" impactó de lleno en el precio de los bonos soberanos. Ante la falta de certezas sobre la política económica que tendrá el país después del 10 de diciembre -y que personajes la encarnarán- la salida de fondos posicionados en deuda doméstica fue constante.

Las tasas de retorno en dólares que se pueden capturar a través de la oferta de bonos en el mercado secundario eran impensadas apenas semanas atrás. La variedad de títulos públicos con rentabilidades cercanas a 20% anual, consideradas de usura y default en otros mercados, es cada vez mayor: Bonar 2020 (19,4%), Bonar 2021 (20%), Bonar 2024 (19,9%), Bonar 2025 (18,4%) o Bonar 2022 (18,1%).

Por eso el avance rampante del Riesgo País argentino. El indicador mide la brecha de tasas entre la deuda norteamericana y la de países emergentes. En la semana marcó un máximo en cinco años para la Argentina, en 1.011 puntos básicos, el mayor desde el 5 de febrero de 2014 (1.018 puntos).

Las acciones argentinas también sucumbieron a la oferta. En lo que va de 2019 acumulan una caída en dólares de 19%. Después de haber resignado un 50% durante el extenuante 2018, el valor de las compañías cotizantes medido en moneda "dura" es el más bajo desde agosto de 2013, como se observó en el comportamiento de los ADR que se negocian en las bolsas de Nueva York.

Fuente: Rava Online
Fuente: Rava Online

El índice líder S&P Merval de ByMA (Bolsas y Mercados Argentinos) terminó la semana en torno a los 30.000 puntos. En 2019 resta 1% en pesos y 18,9% en dólares.

Con los datos concretos de inflación y recesión y los interrogantes abiertos sobre la actual política económica y las elecciones, hay analistas que empiezan a ver en las deprimidas valuaciones de los activos argentinos una posibilidad de inversión. Con una mirada puesta en el mediano plazo, queda más valor por recuperar que por descontar.

Seguí leyendo: