Dólar "low cost" hoy con Letes: ¿algo podría salir mal?

Se podrán adquirir en la licitación de hoy al tipo de cambio de referencia, abajo de $ 38. La tasa no bajará del 7% anual
(Reuters)

La licitación de Letes que se realizará hoy representa una interesante oportunidad para los ahorristas: permitirá comprar dólares a menos de $ 38 y al mismo tiempo aprovechar una excelente tasa de interés, cuyo piso fue estipulado por la secretaría de Finanzas en 7% anual en dólares. No se descarta, sin embargo, que el corte sea incluso a un rendimiento mayor.

Esta operación permite una vez más comprar dólares "low cost", ya que la suscripción se realiza al tipo de cambio de referencia que ayer informó el Central. Esa cotización fue de $ 37,91, 2% más bajo que el precio de cierre minorista, que se ubicó en $ 38,71 en el promedio de bancos y casas de cambio.

Una de las incógnitas de la operación es qué porcentaje conseguirá refinanciar el Tesoro, teniendo en cuenta que vencen USD 900 millones. Algunos economistas, como Martín Redrado, salieron a alertar sobre la inconveniencia de buscar una renovación pagando tasas cada vez más altas, ya que el 7% será un nivel récord para este tipo de operaciones.

La posibilidad de acceder a un tipo de cambio diferencial, reservado habitualmente para operaciones en el mercado mayorista, es uno de los atractivos que suele tener la licitación quincenal de Letes.

Un tipo de cambio 2% más barato que el minorista y tasa de 7% anual en dólares o más son los principales atractivos de la licitación de Letes de hoy. Se pueden suscribir con pesos desde cualquier home banking

Ahora se agrega un incentivo adicional: una tasa de interés muy elevada, que no bajará del 7% anual. Esto sucede por el deterioro que en las últimas semanas sufrieron los bonos argentinos, incluyendo los de plazos más cortos. El Bonar 2019, que vence en abril, finalizó ayer con un rendimiento de 7,65% anual, y actúa como referencia de esta próxima colocación de Letes a seis meses.

Con la posibilidad de comprar dólares en forma indirecta a un tipo de cambio más conveniente y una tasa muy atractiva, la pregunta que hay que contestar a esta altura es: ¿algo puede salir mal?, es decir ¿cuál sería el riesgo de esta transacción?

Obviamente existe un único riesgo trascendente, que es el de un incumplimiento por parte del Gobierno, es decir que el 15 de marzo de 2019 no tenga los dólares para salir a repagar las Letes. Sabrina Corujo,analista de Portfolio, consideró que "vemos una chance muy baja de que no se pueda pagar este título. Obviamente no es cero, pero le asignamos una probabilidad mucho más baja que el 5%".

Existen dos riesgos relacionados con la compra de Letes: que el Estado no pague al vencimiento por falta de dólares (es el 15 de marzo) y la iliquidez en caso de que un inversor quiera vender el título antes de su finalización

Los memoriosos recuerdan que las Letes que se colocaron en 2001 a un plazo de tres y seis meses, también a una tasa de 7% anual en dólares, quedaron impagas y entraron en la reestructuración de la deuda. En aquel momento también había miles de ahorristas que habían elegido esta opción y tuvieron que aceptar una refinanciación de un bono cortísimo por otros títulos a plazos de hasta 30 años, con una quita superior al 60%.

En esta ocasión, sin embargo, el Gobierno no sólo posee los dólares, sino que además recibirá nuevos desembolsos del Fondo Monetario para repagar los futuros vencimientos.

Las Letes pueden ser suscriptas en pesos, pero también directamente en dólares. Y la mayoría de los bancos ofrece la opción de hacerlo directamente a través de su cuenta de home banking. Es tan fácil, de hecho, como comprar dólares y mantenerlos depositados.

Pero también se pueden adquirir directamente con dólares, pasando de un plazo fijo a la compra de Letes. Esta opción puede resultar interesante teniendo en cuenta que la tasa de 7% o más que ofrecerán estos títulos resulta mucho más atractiva que el 1% que pagan los bancos por un plazo fijo en moneda dura.

Claro que en el caso de las Letes hay que esperar seis meses para cobrar los dólares y tenerlos acreditados. Son títulos que podrían tener poca liquidez si algún inversor decidiera vender. Y en el caso de que pueda hacerlo, el precio de venta podría ubicarse mucho más bajo que el valor de mercado. La iliquidez, por lo tanto, es también un factor para tener en cuenta en caso de una urgencia o que se complica todavía más la situación financiera del país.

Seguí leyendo:

Últimas noticias

Mas Noticias