Su familia llegó a Italia en una patera y él fue camarero hasta convertirse en futbolista: la historia de Asllani, la promesa de Albania en la Eurocopa

El joven centrocampista que brilla en la competencia de selecciones europeas siempre destaca su origen humilde. “Mis padres han sufrido mucho”, reveló

Guardar

Nuevo

Kristjan Asllani es un jugador clave para Albania en la Eurocopa 2024 (REUTERS)
Kristjan Asllani es un jugador clave para Albania en la Eurocopa 2024 (REUTERS)

Kristjan Asllani, centrocampista del Inter de Milán y uno de los jóvenes talentos más prometedores del fútbol albanés, está deslumbrando en la Eurocopa 2024. Con tan solo 21 años, se ha convertido en una figura clave para su selección, destacando no solo por su habilidad en el campo, sino también por su historia de perseverancia y dedicación.

Asllani, nacido en Elbasan, Albania, y criado en Buti, un pequeño pueblo en la provincia de Pisa, Italia, ha ido ganando protagonismo en el Inter de Milán mientras sigue siendo una pieza fundamental en la selección albanesa. Este torneo europeo está siendo un escenario donde puede demostrar todo su potencial y rendir homenaje a sus raíces y a su familia.

De Albania a Italia: un viaje a la esperanza

Kristjan Asllani llegó a Italia cuando tenía tan solo 16 meses, después de que su padre se embarcara en una travesía desde Albania. “Mi padre llegó a Italia en patera”, recuerdó Asllani en una entrevista con Corriere Della Sera. Gentjan Asllani buscaba una vida mejor y, tras algunos trabajos en Rimini y Pisa, pudo reunirse con su familia en Buti.

El sacrificio de sus padres en Italia impulsó la carrera de Asllani (REUTERS)
El sacrificio de sus padres en Italia impulsó la carrera de Asllani (REUTERS)

“Mis padres han sufrido mucho”, reveló el centrocampista, y detalló que su madre trabajaba en una fábrica de dulces mientras su padre lo hacía bajo el sol en la empresa de aguas. Este sacrificio familiar sembró en Asllani una determinación y una gratitud profundas, que considera una deuda impagable. “Siento que no puedo retribuirselos, pero lo intento”, añadió.

Gentjan, su padre, no pudo estar presente en su nacimiento, pero eso no impidió que infundiera en su hijo una ética de trabajo inigualable. Asllani empezó a jugar al fútbol a los cinco años en el equipo local de Buti, como uno de los varios albaneses talentosos que llegaron al Empoli, club en el que se formó y destacó antes de dar el salto al Inter.

Su faceta como mesero: amor por los festivales

Asllani no solo es conocido en Buti por su habilidad en el fútbol, hasta hace tres años, trabajando en el “festival stringozzo de la Cinta Senese”, era visto constantemente durante el verano. “Me encantan los festivales y ser camarero”, declaró y resaltó que lo que más disfrutaba era el clima de bullicio y la energía de estos eventos comunitarios.

Aunque juega en el Inter, Asllani mantiene sus raíces en Buti (REUTERS)
Aunque juega en el Inter, Asllani mantiene sus raíces en Buti (REUTERS)

El ahora futbolista desempeñaba su rol con entusiasmo, se movía con soltura entre las mesas del Parco Danielli para llevar y traer los platos. “Corría sudoroso esquivando sillas y mosquitos para llevar comida a los vecinos del pueblo”, recordó. Estas experiencias le marcaron y le enseñaron lecciones de humildad y perseverancia que lleva consigo al mundo del fútbol profesional.

Incluso después de haber llegado al Inter, Asllani no olvida sus raíces. “Extraño mucho las fiestas de mi ciudad”, admite, y recalca que el contacto con su pueblo y su gente sigue siendo una parte esencial de su identidad. “No llevo una vida social, me gusta la mía. El sábado por la tarde estoy charlando en Piazza Garibaldi”.

A la conquista del fútbol europeo

En la actualidad, Kristjan Asllani está demostrando su valía en el centro del campo del Inter de Milán y, sobre todo, en la selección de Albania durante la Eurocopa 2024. Ha sido importante en los últimos partidos, ayudando a su equipo a competir en un grupo difícil.

La temporada pasada fue una etapa de crecimiento para el joven centrocampista, quien ha aprendido mucho de sus compañeros en el Inter, especialmente de Hakan Çalhanoğlu y Marcelo Brozović. “Tengo delante a un gran jugador como Hakan, del que intento aprender cada día. Le agradezco, también por la persona que es”, confiesa, agradecido por las lecciones y el apoyo recibidos de jugadores más experimentados.

Asllani honra los sacrificios de su familia con cada partido (REUTERS)
Asllani honra los sacrificios de su familia con cada partido (REUTERS)

Además, ha demostrado una versatilidad notable, al ser capaz de adaptarse a diversas posiciones en el centro del campo y mostrando una madurez que va más allá de sus 21 años. “Me gusta su mentalidad. Tiene 20 años, pero parece que tiene 27”, lo elogió Romelu Lukaku, destacando su profesionalismo y ética de trabajo.

Guardar

Nuevo

Ver más

Últimas Noticias