La descalificadora patada que lesionó a un futbolista en la Libertadores: la confusión de los hinchas cuando el árbitro fue al VAR

Ocurrió en el decisivo partido entre Cerro Porteño y Colo Colo, en Paraguay. El defensor Alan Benítez protagonizó una de las entradas más criminales de esta edición del certamen

Guardar

Nuevo

La Copa Libertadores arroja situaciones curiosas en cada edición que se disputa. Esta vez ocurrió en el partido disputado anoche entre Cerro Porteño y Colo Colo, que definió el segundo y tercer lugar del Grupo A de la competición (Fluminense culminó como líder). Faltaban pocos minutos para el final, cuando el VAR llamó al árbitro colombiano Wilmar Roldán para revisar una jugada y el público explotó de júbilo. Sin embargo, el final no fue el esperado.

Mientras los fanáticos del Ciclón de Barrio Obrero deliraban en La Nueva Olla por un hipotético penal que le daría la chance al equipo dirigido por Manolo Jiménez de adelantarse en el marcador y extirparle el segundo puesto de la zona (y por ende el pase a octavos de final) a su rival, las autoridades repasaron una entrada descalificadora del defensor Alan Benítez contra Maximiliano Falcón.

El número 2 le propinó un pisotón terrible al defensor chileno que quedó tendido en el suelo pidiendo desesperadamente atención médica. Todo frente a las narices de un juez que, en primera instancia, lo había sancionado solamente con tarjeta amarilla. Los compatriotas de Roldán, Leonard Mosquera (VAR) y David Rodríguez (AVAR) lo corrigieron, mandaron a las duchas al infractor y apagaron por completo el estadio.

El terrorífico planchazo ocurrió en tiempo de descuento, cuando el referí había adicionado 7 minutos y el partido seguía empatado 1-1 por los goles de Carlos Palacios (de penal para la visita) y Federico Carrizo, ambos en la primera parte. Tal llegó a ser la confusión con la revisión del VAR que el arquero brasileño de Cerro, Jean, corrió de cara a los aficionados para arengarlos creyendo que se trataba de una jugada que derivaría en pena máxima para los suyos.

“Me duele mucho la rodilla porque en la jugada se ve, ya la vi, creo que me ayuda que se me arrastra el pie. Empecé a gritar y demás porque me asusté mucho por los (ligamentos) cruzados. Me dolió mucho de verdad”, fue lo que declaró Maxi Falcón después del partido, en diálogo con ESPN.

El defensor será baja para el próximo partido y tendrá que iniciar una recuperación por la lesión: “El doctor me hizo el movimiento de la rodilla y aparentemente está firme. Debe ser un esguince de grado 2 o 3. Ahora tendremos el último partido de local y después un receso de dos semanas. Al domingo no llego porque me duele muchísimo, ahora no puedo ni mover la pierna, pero sí puedo caminar. Mañana me haré una resonancia para ver qué tal”.

Lo concreto es que el elenco del argentino Jorge Almirón, que disputó la última final de la Libertadores con Boca el año pasado, se clasificó a los octavos de final de la Libertadores por la cantidad de goles convertidos en condición de visitante. Así es: como Cerro y Colo Colo quedaron igualados en puntos, goles a favor y en contra, el criterio para desempatar fue el de los tantos fuera de casa y, con el de ayer, los chilenos llegaron a 3 contra los 2 de su oponente.

El Cacique, clasificado como peor segundo, actuará en octavos de la Libertadores contra el mejor primero y los candidatos son: Atlético Mineiro, Palmeiras o River. Por su parte, los paraguayos, que estuvieron cerca de quedarse afuera de todo por la victoria parcial de Alianza Lima contra Fluminense en el Maracaná que finalmente no se consumó, se las verán con uno de los segundos de la Sudamericana: hoy sería Always Ready de Bolivia, pero dependerá de algunos resultados y posiciones a definir.

Guardar

Nuevo

Ver más