Qué es el Moneyball, la estrategia de análisis que se volvió tendencia en el fútbol europeo

Esta herramienta de big data surgió del baseball estadounidense y en los últimos años comenzó a instalarse en otros deportes

Guardar

Nuevo

Qué es el ´Moneyball´, la estrategia de análisis que se volvió tendencia en el fútbol europeo. Reuters/Peter Cziborra
Qué es el ´Moneyball´, la estrategia de análisis que se volvió tendencia en el fútbol europeo. Reuters/Peter Cziborra

La implementación de estrategias analíticas en el deporte ha revolucionado diversas disciplinas, y el fútbol no es la excepción. El método conocido como “Moneyball”, popularizado originalmente en el béisbol, ha empezado a ganar terreno en el ámbito futbolístico.

Equipos de todo el mundo están adoptando este enfoque para optimizar su rendimiento y tomar decisiones informadas en la gestión de jugadores.

Con el arribo de empresas privadas a los deportes de alto rendimiento, las instituciones más grandes han marcado una gran diferencia con el resto de sus competidores gracias a los aportes económicos externos que reciben por publicidad, venta de derechos o inyecciones de grupos inversores.

Esta tendencia está transformando la forma en que se entiende y se juega al fútbol, marcando un antes y un después en la administración deportiva, haciendo que las brechas que existen entre los gigantes y los equipos más humildes se acorte de manera que se pueda generar una mayor competencia.

Qué es el Moneyball

El término ‘Moneyball’ hace referencia a una estrategia innovadora en el análisis de datos para la selección de jugadores, que transformó la Major League Baseball (MLB) de Estados Unidos bajo la dirección de Billy Beane. Este enfoque cobró relevancia en 2001 cuando Beane, gerente general de los Oakland Athletics, decidió utilizar una base de datos para adquirir jugadores de bajo costo, evitando las grandes inversiones tradicionales en el béisbol.

“Billy Beane logró ensamblar un equipo competitivo con un presupuesto mucho menor al de otros equipos de la liga”, afirma el analista deportivo John Madden. Con un presupuesto de apenas 39 millones de dólares para conformar su plantilla, los Athletics llegaron a la final de la liga americana, enfrentando a los New York Yankees, cuyo plantel tenía un valor de 114 millones de dólares. Aunque Oakland perdió la serie, esta estrategia marcó un cambio significativo en cómo los equipos seleccionaban nuevos talentos.

Billy Beane revolucionó la Major League Baseball con el método "Moneyball" en 2001. Credit: Jayne Kamin-Oncea-USA TODAY Sports
Billy Beane revolucionó la Major League Baseball con el método "Moneyball" en 2001. Credit: Jayne Kamin-Oncea-USA TODAY Sports

La metodología utilizada por Beane, que se concentró en estadísticas avanzadas y análisis de datos, rápidamente atrajo la atención de otros deportes. La capacidad de descubrir talento oculto y maximizar el rendimiento con menor inversión ha resonado en diversas ligas y disciplinas deportivas.

Beane se centró en estadísticas menos evidentes para el ojo humano pero cruciales para el rendimiento del equipo, como el “on-base percentage (OBP)” y el “slugging percentage (SLG)”. Al priorizar estos indicadores sobre estadísticas más tradicionales, pudo identificar jugadores subestimados por otros equipos, pero con un potencial significativo. “La clave no era tanto encontrar estrellas individuales, sino ensamblar un equipo cohesionado con jugadores eficientes”, explica O’Connor.

Moneyball, la película

La historia de los Oakland Athletics y el uso de ‘Moneyball’ se popularizó aún más con la publicación del libro “Moneyball: The Art of Winning an Unfair Game” de Michael Lewis en 2003 y la posterior película en 2011 protagonizada por Brad Pitt. Esta popularización no solo alzó la figura de Beane, sino que también llevó a una mayor aceptación del análisis estadístico en la gestión deportiva. “El concepto se convirtió en un modelo a seguir para equipos con menores recursos económicos que buscaban ser competitivos”, añade Madden.

El renombrado actor interpreta a Billy Beane, el entrenador del equipo de béisbol ‘Oakland A’ que provocó un antes y un después en el deporte nacional de los Estados Unidos.

La película "Moneyball", protagonizada por Brad Pitt, dio mayor notoriedad a esta estrategia.
La película "Moneyball", protagonizada por Brad Pitt, dio mayor notoriedad a esta estrategia.

Los guionistas Steven Zaillian, de La Lista de Schlinder y Aaron Sorkin, de La Red Social, juntaron su talento para dar forma a la historia que narra cómo un modesto equipo de béisbol no necesitó grandes sumas de dinero para mantenerse en los primeros puestos de su categoría.

Junto a Brad Pitt se encuentran en el reparto los actores Jonah Hill, Philip Seymour Hoffman, Robin Wright y Stephen Bishop.

La llegada al futbol europeo

La estrategia de Beane, a menudo denominada “Sabermetría” (sabermetrics en inglés), revolucionó no solo el béisbol sino también otros deportes. Equipos de fútbol en Europa comenzaron a implementar tecnologías similares para el análisis de datos. La capacidad de prever el rendimiento de un jugador en base a patrones estadísticos ha transformado el reclutamiento y la gestión de plantillas.

El año pasado, AC Milan, uno de los clubes históricos del fútbol europeo, fue el epicentro de un gran revuelo debido a la destitución de Paolo Maldini de su cargo como director del área técnica. Esta decisión, tomada por el propietario del club, Gerry Cardinale, marca el inicio de una revolución en el equipo que busca incorporar el modelo ‘Moneyball’ a la Serie A italiana, de la mano de Billy Beane.

Brentford ascendió a la Premier League gracias al uso de técnicas de Big Data. REUTERS/Isabel Infantes
Brentford ascendió a la Premier League gracias al uso de técnicas de Big Data. REUTERS/Isabel Infantes

El primer caso de la implementación del modelo ‘Moneyball’ en el fútbol europeo fue el Brentford inglés en 2021, cuando logró su primer ascenso a la Premier League utilizando técnicas de Big Data para fichar jugadores cuya valía no había sido plenamente reconocida en el mercado. Rasmus Ankersen, exdirector deportivo del club, explicó este enfoque: “Lo que hacemos es buscar futbolistas que tienen ese potencial y analizamos el contexto: ¿por qué no llegaron a alcanzar su potencial? Es como buscar una acción subvaluada, comprarla y venderla a un precio superior”.

Para Brentford, el enfoque basado en datos implicó la identificación de jugadores subestimados. Este método les permitió armar un equipo competitivo sin hacer grandes inversiones, una estrategia que podría resultar igualmente efectiva para el AC Milan. Ankersen resaltó la importancia de este método al señalar que los futbolistas son analizados bajo un contexto que busca entender las razones detrás de su subestimación en el mercado: “Es como buscar una acción subvaluada”.

En la actualidad clubes históricos y de primer nivel como el Liverpool o el AC Milan se han sumado a esta tendencia, con planes a largo plazo que buscan generar el armado de equipos que puedan pelear por sus ligas domésticas y la Champions League, algo que durante las últimas tres temporadas se les ha hecho cuesta arriba a ambos.

AC Milan busca modernizarse con el modelo "Moneyball" tras la salida de Paolo Maldini. REUTERS
AC Milan busca modernizarse con el modelo "Moneyball" tras la salida de Paolo Maldini. REUTERS

En el caso del Rossonero, se generó un gran revuelo el año pasado ya que con la llegada de esta herramienta, se tomó la decisión de destituir a Paolo Maldini, quien es una leyenda del club dentro de la cancha y se encontraba ocupando el puesto de manager del primer equipo.

El legado de Paolo Maldini en el AC Milan es indudablemente significativo. Bajo su dirección, el club no solo recuperó su prestigio, sino que también aseguró una base sólida de jugadores cuyo rendimiento ha sido superior en las competiciones más exigentes de Europa. Sin embargo, la transición hacia un modelo ‘Moneyball’ puede representar una oportunidad de modernización y ajuste a las nuevas dinámicas del fútbol contemporáneo.

El futuro de AC Milan bajo la dirección de Cardinale y la influencia de Billy Beane está sujeto a la efectividad de este modelo en el fútbol europeo. La experiencia de Brentford en este ámbito ofrece un precedente alentador, pero la adaptación del modelo a un club con la historia y aspiraciones del AC Milan será un desafío distinto.

<br/>

Guardar

Nuevo

Ver más

Últimas Noticias