El duro cruce entre Leandro Paredes y Exequiel Palacios en el choque por la Europa League entre Roma y Bayern Leverkusen

En el BayArena, se jugó una semifinal de vuelta realmente atrapante y la tensa discusión se llevó gran parte de la atención

Guardar

Nuevo

La revancha entre Roma y Bayern Leverkusen por las semifinales de la Europa League fue realmente atrapante. Tras la victoria por 2-0 del conjunto alemán, Leandro Paredes niveló las acciones con dos goles de penal, a los 43 y 66′.

Sin embargo, la ilusión de llevar la serie a los penales duró poco, ya que Gianluca Mancini en contra de su propia valla (82′), tras una grave falla de su arquero Mile Svilar, y Josip Stanisic (97′) pusieron fin a los sueños de los italianos.

De esta manera, el equipo de Xabi Alonso, que acaba de conquistar la Bundesliga alemana, mantuvo su invicto total de 49 partidos. En la definición se topará frente al Atalanta, que eliminó como local al Olympique de Marsella tras tras un triunfo por 3-0 (global 4-1).

Al margen de la clasificación del Bayern Leverkusen a la final de la segunda competencia europea más importante a nivel clubes, un incidente entre dos argentinos campeones del mundo se robó toda la atención. Leandro Paredes y Exequiel Palacios tuvieron una acalorada discusión que por poco no pasó a mayores.

La acción se originó cuando promediaba la primera etapa, más precisamente a los 26 minutos. Tras una serie de toques precisos del conjunto alemán, Exequiel Palacios controló la pelota de espaldas ante la marca de Leandro Paredes, quien lo corrió varios metros en retroceso y le pegó desde atrás al tobillo derecho.

El ex mediocampista de River Plate cayó muy dolorido y automáticamente pidió la tarjeta amarilla para su compatriota, hecho que el árbitro holandés Danny Makkelie sancionó. Pese a que el ex volante de Boca Juniors le pidió disculpas de inmediato, Exe no se las aceptó y ambos tuvieron una discusión que duró algunos segundos. Afortunadamente para ambos, la bronca se terminó ahí y pudieron continuar con el juego.

La palabra de Exequiel Palacios:

“Fue una partida muy dura. Una batalla de semifinal contra un gran equipo, que ha llegado el año pasado a la final. Estamos muy contentos y felices de haber llegado a otra final. Luchamos, dejamos todo dentro del campo y es una alegría para la gente y nosotros”.

“No sé cuál es la palabra, sino la humildad que tiene el grupo, el trabajo. La línea que viene de arriba, de nuestro entrenador Xabi (Alonso) que no nos deja relajar y nosotros tampoco lo hacemos porque en ese sentido se la hacemos difícil. Todos queremos jugar y al que le toca lo hace de la mejor manera, hoy se notó con otro equipo respecto al de ida. Y lo hicimos de la mejor manera”.

“Soy un chico que siempre quiere ir por más. Me siento a tope, con muchas ganas y energía. Sigo escuchando y qué más que escuchar a un entrenador que en su posición fue mejor que uno. Sacándole el jugo en todos los sentidos, en cada entrenamiento y cada juego. Estoy bien, me siento con muchas ganas. Quiero seguir así y mejorando día a día. Ir por todo”.

“Uno de los dos iba a salir derrotado. Por suerte tocó de mi lado, el año pasado le tocó a Pablo (Dybala) porque Lea (Paredes) no estaba. Son chicos con los que me llevo muy bien, buena gente y compartimos lindos momentos en la Selección. Les deseo lo mejor porque se lo merecen. Vamos por todo, por la final de la Copa de Alemania y la Europa League. Queremos dejar al club lo más alto posible”.

Guardar

Nuevo

Ver más