Acusan al “gurú de las transferencias” de pedir dinero a clubes para vender a sus jugadores: la batalla legal que puede sacudir Europa

El sitio danés Tipsbladet cargó contra Fabrizio Romano y reveló su supuesto accionar a través de una empresa llamada Memmo por una publicación sobre Roony Bardghji, delantero del FC Copenhague

Compartir
Compartir articulo
Fabrizio en el centro de la tormenta por una publicación sobre el FC Copenhague (Foto: Reuters)
Fabrizio en el centro de la tormenta por una publicación sobre el FC Copenhague (Foto: Reuters)

Cada vez que arranca un mercado de transferencias los fanáticos del fútbol se mantienen atentos a las redes sociales de Fabrizio Romano. El periodista italiano ganó credibilidad en los últimos años con sus primicias y se posicionó como una fuente confiable para aquellos que quieren estar actualizados en las transferencias de los jugadores. Sin embargo, un caso específico abrió sospechas desde Dinamarca y una batalla legal está por comenzar entre el influencer contra un reconocido sitio de noticias.

El origen del conflicto es una publicación del oriundo de Nápoles en su cuenta de X. “Roony Bardghji, extraño caso para uno de los mejores talentos de Europa. De ser pichichi con 10 goles del Copenhague a… cero minutos en los primeros partidos de 2024. La razón es que Bardghji no tiene intención de firmar un nuevo contrato a largo plazo: a partir del verano, solo le quedarán 18 meses de contrato y varios clubes importantes lo seguirán”, redactó sobre la situación del delantero sueco.

La respuesta desde Dinamarca no tardó en llegar y el medio Tipsbladet atacó con tres notas distintas contra el periodista. El sitio confirmó que se comunicó de manera directa con el club y desde las oficinas desmintieron la información de Romano: “No tiene nada. Como siempre, el equipo del FC Copenhague se seleccionará únicamente en función de consideraciones deportivas”.

Pocas horas más tarde, un nuevo artículo apareció pero con la intención de desmantelar un supuesto negocio que oculta Fabrizio. “Tipsbladet ha visto documentación de cómo intenta llegar a acuerdos con clubes, también daneses, en materia de publicidad”, recitó la página. Bajo la firma de Ole Hoffskov y en charla con Troels Bager Thogersen, se buscó explicar como se movería el influencer detrás de escenas: “Sólo tengo que decir que a menudo hace recados para agentes y obtiene su información de allí”.

La situación del delantero sueco abrió un conflicto entre Fabrizio Romano y un sitio de noticias de Dinamarca (Foto: Reuters)
La situación del delantero sueco abrió un conflicto entre Fabrizio Romano y un sitio de noticias de Dinamarca (Foto: Reuters)

A continuación, el medio nórdico contó lo que serían algunas de las metodologías que aplica Romano. “Nos dice mucho que la empresa detrás de él aparentemente esté intentando asociarse con clubes. Así que hay que tomarse con cautela lo que se le ocurre, porque puede que lo diga con una intención comercial”, recitó el artículo. Y el italiano recibió una dura acusación por parte de un colega: “Eso no es periodismo. Es un negocio en el que tanto los clubes como los agentes tienen que pagar, en última instancia, por la publicidad, y eso no funciona, al menos no en el periodismo. Y creo que debemos recordar eso en este caso: que lo que debería parecer periodismo puede en realidad estar impulsado por intereses puramente comerciales”.

En la tercera nota fue Ken Jensen, jefe de noticias de Tipsbladet, el que se hizo cargo de la información y volvió a cargar contra el napolitano por el caso de Roony Bardghji en el Copenhague. “No sé qué clase de persona es la que puede salir con una noticia así. No nos ha dicho eso y no sé de dónde lo sacó. Se ha creado una gran imagen, tiene muchos seguidores y un gran negocio. Pero tal vez podrías intentar sumergirte en ello y ver cómo va”, escribió luego de charlar con el director deportivo del cuadro campeón danés, Peter Christiansen.

Mientras tanto, el sitio As detalló que el negocio se haría a través de una organización llamada Memmo para ofrecer el servicio de publicidad de futbolistas. “Esta empresa intermediaria se acercó al Valerenga ofreciéndole exposición en los ‘canales’ de Romano con tarifas como 1000 dólares por un post en sus redes sociales y hasta 6000 dólares por un vídeo”, explicó el medio español. Cabe destacar que actualmente Fabrizio tiene 27.2 millones de seguidores en Instagram y 20 millones en su cuenta de X.

El periodista italiano prefirió mantenerse en silencio, rechazó un pedido de entrevista que llegó desde Tipsbladet y estaría listo para iniciar una batalla en los tribunales contra la web danesa. “Considera que la acusación carece de veracidad alguna y emprenderá acciones legales”, informó As sobre el siguiente paso del conflicto.