Sebastián Báez le ganó a Mariano Navone en la final y se quedó con el ATP 500 de Río de Janeiro en un día histórico para el tenis argentino

En la primera definición entre jugadores albicelestes en un torneo de este rango, se impuso por 6-2 y 6-1 ante un tenista que tuvo una semana soñada

Compartir
Compartir articulo

La definición del ATP 500 de Río de Janeiro tuvo color eminentemente argentino. La décima edición del Abierto que se disputa en las canchas de tierra batida del Jockey Club Brasileño y concede un premio de 392.775 dólares al vencedor quedó en manos de Sebastián Báez con un 6-2 6-1 y en una hora y media de juego ante Mariano Navone para darle el marco a una jornada inolvidable para el tenis albiceleste.

El ex número 1 del mundo en junior en 2018 tuvo un arranque demoledor tras obtener cuatro games consecutivos para dar un salto en el tanteador a un 4-0. Recién cuando el reloj ya tocaba casi la media hora del partido, Navone pudo romper el cero en su lado en el Court Guga Kuerten, quien estuvo presente en las tribunas. Mariano ensayó una reacción al sumar otro game consecutivo, pero Báez fue implacable para llevarse el primero con un 6-2 en 43 minutos con 2 aces y un 87% de aciertos en el primer servicio.

El inicio del segundo set fue una repetición de lo ocurrido en el primero, con Báez llevándose en media hora los primeros cuatro games con un Navone muy errático. Y allí fue que apareció la primera bola del lado del hombre que disputó la primera final ATP de su carrera. No le alcanzó contra un tenista que tuvo una tarde brillante para quedarse con la corona con un 6-1 en el segundo.

Sebastián Báez ganó el ATP 500 de Río de Janeiro (Foto: Reuters /Ricardo Moraes)
Sebastián Báez ganó el ATP 500 de Río de Janeiro (Foto: Reuters /Ricardo Moraes)

Hay que tener en cuenta que este ATP 500 de Río quedará en la historia del deporte nacional porque fue la primera vez que dos jugadores nacidos en Argentina se enfrentaron para dirimir la corona de un certamen que está considerado en el tercer rango profesional detrás de los Grand Slam y los Masters 1000.

Báez (quinto preclasificado y N° 30 en el ranking ATP), llegó como gran favorito, tras eliminar a Francisco Cerúndolo por 7-5 y 6-0. Previamente sacó del torneo al local Thiago Monteiro (6-4, 1-6 y 6-2), a su compatriota Facundo Díaz Acosta (7-6 y 6-3) que venía ser campeón del Argentina Open y al francés Corentin Moutet (6-4 y 6-3).

Tras haber sido 25° del planeta a inicios de este año, Seba tocará el lunes un nuevo mejor ranking profesional (21°) para ser la segunda raqueta mejor posicionada del país detrás de Cerúndolo (20°).

“Me sentí muy bien toda la semana aquí en Río. Me siento como en casa. Disfruto cada vez que vengo. Obviamente cuando jugás tu primera final estás un poco más nervioso. Estuve muy enfocado en el inicio de los dos sets. Es increíble mi nuevo ranking”, declaró Báez tras alzar la quinta corona de su carrera luego de haber celebrado en Estoril (2022), Winston-Salem, Kitzbuhel y Córdoba (2023).

Este título le permite a Báez superar la línea nacional de Diego Schwartzman, que contabiliza cuatro coronas ATP en su carrera. Báez ahora aparece en soledad con sus cinco títulos en singles todavía muy lejos del selecto grupo que encabezan las 62 celebraciones de Guillermo Vilas, las 25 de José Luis Clerc, las 22 de Juan Martín del Potro, las 12 de Martín Jaite, las 11 de David Nalbandian y las 9 que imitaron Guillermo Pérez Roldán, Pico Monaco y Guillermo Coria. El Top Ten lo completan Gastón Gaudio (8) y Guillermo Cañas (7).

Navone, que disputó su tercer torneo a nivel ATP, tuvo una semana soñada en Brasil tras llegar a la final desde la qualy (Foto: Reuters/Ricardo Moraes)
Navone, que disputó su tercer torneo a nivel ATP, tuvo una semana soñada en Brasil tras llegar a la final desde la qualy (Foto: Reuters/Ricardo Moraes)

Navone, 113° del escalafón mundial, venía de obtener en semis una destacada victoria contra Cameron Norrie, el favorito a defender la corona obtenida en 2023 imponiéndose a Carlos Alcaraz en aquella edición. El gran momento del argentino ayudó a sacarlo de la cancha al británico (actual 23° del mundo) y consolidó un excelente presente sobre polvo de ladrillo.

Hay un detalle que destaca lo hecho por el jugador de 22 años, nacido en 9 de julio, en Río de Janeiro: disputó su tercer torneo ATP después de los traspiés en sendos debuts por el Cordoba Open y el Argentina Open, este último ingresando al cuadro principal desde los clasificatorios.

En su camino en Brasil, el líder de la Navoneta –término furor en redes sociales– se repuso en su presentación a una desventaja de un set contra Federico Coria (85) para llevarse el duelo por 1-6, 6-4 y 6-2. En octavos de final, barrió al alemán Yannick Hanfmann (56) por 6-1 y 6-2. En cuartos, eliminó al local João Fonseca (655) por 2-6, 6-3 y 6-3. Pero no fueron solamente estos pergaminos lo llevaron a transformarse en la gran sorpresa del certamen: inició su trayecto en Brasil en la qualy, donde debió imponerse ante el local Mateus Alves (6-4 y 6-3) y a su compatriota Genaro Olivieri (6-1 y 7-6) para conseguir uno de los cuatro boletos al main draw desde la clasificación.

Tras pasar los últimos dos años en la orilla de meterse en el ansiado Top 100, el ganador de cinco títulos a nivel Challenger (todos en el 2023) estará a partir de este lunes entre los mejores 60 del ranking ATP dando un salto trascendental para su carrera.

Diego Schwartzman ganó el ATP 500 de Río en 2018 (Foto: Reuters/Sergio Moraes)
Diego Schwartzman ganó el ATP 500 de Río en 2018 (Foto: Reuters/Sergio Moraes)

Esta fue la primera vez que dos argentinos protagonizaron la final de Río y la cuarta en diez ediciones con un albiceleste finalista. Diego Schwartzman fue campeón en 2018 y finalista en 2022, cuando cayó ante Carlos Alcaraz; mientras que Guido Pella fue finalista en 2016, año en que el título quedó en manos del uruguayo Pablo Cuevas.

Hay que tener presente que la ATP incluyó la categoría 500 en el 2009 cuando reformuló los nombres en el circuito. Desde entonces, Juan Martín del Potro (Washington 2009, Basilea 2012, Róterdam 2013, Washington 2013, Tokio 2013, Basilea 2013 y Acapulco 2018), David Nalbandian (Washington 2010), Juan Monaco (Hamburgo 2012), Leonardo Mayer (Hamburgo 2014 y Hamburgo 2017) y Schwartzman (Río de Janeiro 2018).

Esta corona en Río de Janeiro es el 234º título a nivel ATP para Argentina, el segundo en este año tras lo hecho por Díaz Acosta en los últimos días en el Argentina Open.