En un clásico cargado de tensión, Huracán y San Lorenzo empataron sin goles en Parque Patricios

El Globo y el Ciclón quedaron a mano. En un derby en el que faltaron situaciones y fútbol, terminaron 0-0. Dirigió Nazareno Arasa

Compartir
Compartir articulo

En la continuidad de la fecha de clásicos de la Copa de la Liga Profesional, Huracán empató 0-0 con San Lorenzo en el estadio Tomás Adolfo Ducó. En un duelo chato, donde faltó fútbol y hubo muy pocas situaciones de gol, abusaron de la pierna fuerte y no se sacaron ventajas. Dirigió Nazareno Arasa.

Desde el inicio del match, ambos mostraron que no regalarían ni un metro y se sacaron chispas. Pierna fuerte, pelota dividida y muchos balones aéreos fueron la moneda corriente en el amanecer de un duelo que tuvo como protagonista al Globo. El anfitrión contó con las primeras aproximaciones mediante tiros desde media distancia que fueron bloqueados por la defensa azulgrana. Un remate desviado de Ibáñez que no incomodó a Altamirano fue el anticipo de un mejor intento del Perrito Barrios, quien se escurrió entre tres adversarios y sacó un derechazo que salió por arriba.

La más clara fue con el laboratorio quemero: un balón cruzado para la banda izquierda en pelota parada derivó en centro y peinada de Braida hacia su propia valla, Gastón Hernández la sacó en la línea de forma providencial y Altamirano la encontró. Era gol cantado del dueño de casa.

Más tarde, Gonzalo Luján ganó de cabeza por el segundo palo y generó peligro. Al rato, respondió Huracán: Romaña la perdió en la salida, Hernández cortó limpiamente a Pussetto cuando quedaba mano a mano y luego Soñora tiró un zurdazo a cualquier parte. En la última de la etapa inicial, otra pelota parada de San Lorenzo estuvo cerca de abrir el tanteador. Romaña la metió de cabeza tras un rechazo a medias y se la sirvió a Herazo, que de volea buscó ángulo y halló tribuna.

Para el complemento, Rubén Darío Insúa movió el banco y mandó a la cancha a Campi y Leguizamón (por Giay y Herazo). En lo táctico, le surtió efecto porque su equipo se adelantó en el campo y gozó de cierto dominio. Sin embargo, le costó horrores generar chances y generar peligro, con un Barrios demasiado solo y un Bareiro al que no le quedó ninguna pelota clara.

Los minutos transcurrieron y recién a los 27 se concretó la mejor situación de esta etapa: Héctor Fértoli recibió recostado por la izquierda, se abrió camino para la derecha y sacó un chanflazo hermoso que salió a centímetros del palo izquierdo defendido por Altamirano.

A los 40′, la polémica. Adam Bareiro, quien jugó un partido aparte por sus declaraciones previas (dijo “con estos no perdemos”) y tenía amarilla, quisó tirar un tacazo a la altura de la cabeza de Rodrigo Echeverría, que lo anticipó con la cabeza y fue impactado con los tapones de su oponente. Enseguida la sangre le brotó por su rostro, evidenciando la fuerte infracción del delantero guaraní que ni siquiera fue sancionada con falta. Arasa, al que antes le habían reclamado por una expulsión de Luján por supuesto codazo a Ibáñez (acertó con la amarilla), no fue llamado por el VAR y dejó seguir.

Tan ordinario fue el encuentro que, en una de las últimas, Romaña quiso despejar una pelota y le dio de volea a su compañero Hernández, uno de los destacados. En los pies de Pussetto murió lo que pudo haber sido la victoria, cuando se jugaba el tiempo de descuento. Fue 0 a 0 y a otra cosa.

El cuadro de Parque Patricios llega al compromiso después de perder por la mínima diferencia ante Vélez Sarsfield, lo que generó la renuncia de Facundo Sava antes de enfrentar al Ciclón. Actualmente Huracán está en la 11° posición en la Zona A con 4 puntos. Por su parte, el Cuervo venció 2-0 a Tigre gracias a los goles de Adam Barreiro y Diego Herazo. El cuadro a cargo de Ruben Darío Insua consiguió su primera victoria del campeonato en el mejor momento y escaló al noveno puesto del Grupo B son 6 unidades.

Huracán, con el debutante Gastón Coyette en el banco (reemplazó a Facundo Sava), acumuló su sexto partido sin triunfos (solamente le ganó a Banfield en el estreno por la Copa de la Liga) y no asoma entre los cuatro primeros lugares que brindan cupo para los cuartos de la competición. San Lorenzo, que venía de conseguir la primera victoria en el certamen, ahora cambiará el chip para jugar por Copa Argentina ante Independiente de Chivilcoy.

Formaciones:

Estadio: Tomás Adolfo Ducó

Árbitro: Nazareno Arasa

VAR: Ariel Penel

Así está la tabla de posiciones de la Copa de la Liga Profesional