Teorías conspirativas y un proyecto que caminó por la cuerda floja: el detrás de escena del triunfo ante Kazajistán en la Copa Davis

Teorías conspirativas, niveles tenísticos que desaparecen, críticas por la inclusión de jugadores, críticas por elección de una sede y la capitanía y un proyecto que caminó por la cuerda floja atados al débil hilo de una victoria angustiante frente a Kazajistán

Compartir
Compartir articulo
Guillermo Coria, capitán del equipo argentino de Copa Davis
Guillermo Coria, capitán del equipo argentino de Copa Davis

Como surgido de los creadores de “Argentina-Francia, Qatar 2022″, llegó “Argentina-Kazajistán, Rosario 2024″. Drama, angustia, depresión y euforia, mezclados en una serie que generó tanto expectativas de victoria como de fracaso.

Para los argentinos, la Copa Davis siempre trae consigo una dosis alta de sufrimiento, dudas y política, lo que eleva las tensiones de todo aquello que la rodea. En este caso, los involucrados por su rendimiento son jugadores jóvenes, con poca experiencia en el manejo de presiones alta gama, como las de estas series jugadas de local. Y ese sube y baja emocional de los argentinos los puso en peligro de conseguir la victoria.

En el circuito no se duda de su rendimiento individual y de los lugares que ocupan en el escalafón, “pero los nervios, la necesidad de demostrar y saber que uno es favorito, te llena de obligaciones y comienzan a aparecer los errores”, reconocen varias fuentes de forma unánime.

“Son momentos en los que te da impotencia, en los que decís que eso no te puede estar ocurriendo y justo delante de tu gente y eso empeora las cosas”, comentó Javier Frana, hoy asesor del equipo de Sebastián Báez. Por eso tuvo un sabor distinto al momento del triunfo, una descarga, un sacarse un peso enorme de encima. “Era una catástrofe”, reconoció uno de los integrantes del equipo, si no conseguían la victoria.

Una victoria que tal vez no haya dejado la buena imagen que esperaban, pero que demostró que hay carácter, como el del propio Báez, cuando pasó de estar 4-1 a 4-6 en el tie break final, con doble match point en contra. Ahí, en medio de la desesperanza, apareció el top 30 y, con cuatro puntos consecutivos, cerró la serie en favor de la Argentina.

Sufrida, como el tango, angustiosa, como del último instante, así fue la victoria de la selección argentina de tenis ante un improvisado y diezmado equipo kazajo que se armó sólo con tres jugadores, uno de los cuales uno (Dmitry Popko) ni siquiera había sido convocado y terminó disputando los tres partidos. No vino su mejor raqueta (Alexander Bublik), quien se quedó en Francia a disputar el certamen de Montpellier y se alzó con el título en el mismo día en que sus compañeros de equipo estuvieron muy cerca para vencer al conjunto del Mago Coria. Mientras eso sucedía, Denis Yevseyev (el de mejor ranking, detrás de Bublik) se enteraba de las acciones en una de las habitaciones del hospital en el que había sido internado.

Francisco Cerúndolo logró el primer punto para la Argentina en la serie de Copa Davis ante Kazajistán (@AATenis)
Francisco Cerúndolo logró el primer punto para la Argentina en la serie de Copa Davis ante Kazajistán (@AATenis)

No había dudas, la capitanía de Guillermo Coria caminó por el filo de la misma cuerda por la que transitaba la victoria argentina. Un resultado adverso hubiea sido la culminación de su trabajo y el fin de un proyecto de continuidad y fortalecimiento por conseguir jugadores de Copa Davis. Demasiado en juego, pero la política sabe dónde presionar y tiene diferentes maneras de hacerlo.

La no inclusión de Sebastián Báez como uno de los dos primeros singlistas generó alguna controversia y teorías conspirativas. Según el propio capitán, la estrategia era tenerlo fresco y listo para el quinto punto, en caso de ser necesario. Pero hay quienes encontraron allí despojos de una rivalidad entre contendientes por ejercer la presidencia de la Asociación Argentina de Tenis.

Cabe recordar que Diego Gutiérrez, hermano de Sebastián -entrenador de Seba Báez-, fue vicepresidente de la gestión anterior (obtuvo la Copa Davis) y también candidato a vice de José Luis Clerc en las elecciones que ganó la actual dirigencia, encabezada por Agustín Calleri. Además, goza de un respaldo mutuo con Daniel Orsanic (en marcada oposición a la gestión actual de la AAT), a quien los une una amistad de muchos años.

Por eso es que una de esas teorías sostenía que la idea era que los jugadores cerraran la serie antes del quinto punto y que no participara de ella el N°25 del mundo. Mientras que, en oposición a ésta, hubo quienes sugirieron que a Seba “le harían tirar” el match para que se fuera Coria y generarle un fracaso a la actual gestión. Nada de esto sucedió y el mismo Sebastián Báez se encargó de echar por tierra a ambas teorías: “Estoy muy contento de haber podido cumplir con mi granito de arena para el equipo. El capitán me dijo el jueves su idea y yo estoy para colaborar con lo que el equipo necesite”.

¿Por qué Rosario?, ¿Por qué no?. Dos preguntas que culminaban respondiéndose la una a la otra entre aquellos que quisieron hacer llegar sus críticas ante una eventual derrota. Lo cierto es que Córdoba tenía un torneo ATP, al igual que Buenos Aires. Tnto San Juan, Mendoza y San Luis, no se propusieron como sede y había que pensar en las facilidades del traslado para que los tenistas pudieran acudir a participar del Córdoba Open al día siguiente. Ahí apareció Rosario en el radar.

Si bien es cierto que a la Municipalidad de una de las ciudades más importantes del país le faltó rodaje para la realización acostumbrada de una serie de por la Ensaladera, la experiencia de la AAT y el trabajo conjunto terminaron por concretar un buen escenario en condiciones extremas de temperatura, con muy buena cantidad de público, en una sede inédita para el tenis argentino.

Guillermo Coria, entrenador argentino de Copa Davis. EFE/Asociación Argentina de Tenis
Guillermo Coria, entrenador argentino de Copa Davis. EFE/Asociación Argentina de Tenis

Por otra parte, la cuestión táctica volvió a estar sobre la mesa de café, y las decisiones del capitán volvieron a ponerse en discusión, pero cargadas de otras intenciones. Podrá gustar, discreparse con ellas, pero lo cierto es que el rendimiento en la cancha los cinco integrantes del equipo fue bastante similar y Báez terminó justificando su inclusión en el último partido de la llave.

Esos cuatro puntos consecutivos con los que Sebastián compró los pasajes de Argentina a una nueva ilusión de pelear por la Ensaladera de Plata, le dieron continuidad a un proyecto y a una forma de entender el desarrollo del tenis, que conseguirá un ingreso importante de dinero que deberían utilizarse en los nuevos proyectos.

Después de un fin de semana de sufrimiento habrá un compás de espera hasta fines de febrero, cuando se conocerán las sedes de la fase de Grupos. A los pocos días, Coria conocerá quiénes serán sus rivales a mediados del mes de septiembre en lo que será una nueva serie por el torneo que reúne a los mejores equipos en el mundo del tenis.

Sebastián Báez fue el héroe de la clasificación de Argentina en la Copa Davis
Sebastián Báez fue el héroe de la clasificación de Argentina en la Copa Davis