En una histórica final, Jannik Sinner remontó un 0-2 contra Medvedev y se consagró campeón del Australian Open por primera vez

El tenista italiano venció al ruso por 3-6, 3-6, 6-4, 6-4 y 6-3 en la definición y obutvo así su primer título de Grand Slam en el circuito ATP

Compartir
Compartir articulo

Jannik Sinner hizo historia y se consagró campeón del Australian Open tras vencer en una maratónica final a Daniil Medvedev. El tenista italiano venció al ruso tras por 3-6, 3-6, 6-4, 6-4 y 6-3 en la definición y obtuvo su primer Grand Slam en su carrera en el comienzo de la temporada en el circuito ATP.

Fue una final histórica la que jugaron Medvedev y Sinner. Es que por primera vez en 19 años, ninguno de los protagonistas del Big Three -Roger Federer, Rafael Nadal o el vigente número 1 del mundo Novak Djokovic-, participaron del encuentro decisivo en la cancha central del Melbourne Park. La última ocasión en la que ninguno de ellos vio acción por el trofeo fue en la final de 2005, que terminó con la victoria de Marat Safin frente al local, Lleyton Hewitt.

De esta manera, y tras alcanzar su primera definición en un Grand Slam, la raqueta oriunda de Italia se quedó con el premio mayor en el comienzo de la temporada del mejor tenis del mundo. En relación a lo que fue el desarrollo del partido, hay que remarcar que en los primeros dos sets, Daniil tuvo el control total del juego en el Rod Laver Arena.

Más allá de un intento de recuperación en el segundo parcial tras estar 1-5 abajo en el marcador, Sinner nunca se mostró cómodo frente al juego de su rival. Medvedev usó la profundidad de sus disparos desde el fondo de la cancha y estuvo certero en sus subidas a la red. Ya en la tercera manga, el italiano, que dio el golpe en las semifinales tras lograr un contundente triunfo ante el máximo candidato al título y ganador de 10 campeonatos en Australia, recuperó algo de energía para intentar descontar en el marcador.

El momento que Sinner se consagra campeón en Australian por primera vez en su joven carrera (REUTERS/Issei Kato)
El momento que Sinner se consagra campeón en Australian por primera vez en su joven carrera (REUTERS/Issei Kato)

Pero a partir de la tercera manga, todo cambió. Medvedev comenzó a mermar en su juego y el que aprovechó su entereza física para reponerse fue el italiano. Sinner aprovechó el décimo game para quebrar el servicio del ruso y así se quedó con el parcial por 6-4. En el cuarto envío, Jannik volvió a demostrar su fortaleza con grandes ejecuciones desde el fondo de la cancha. Así fue como se llegó a una dramática definición en el último parcial.

El set decisivo tuvo un único dueño. El joven de solo 22 años pasó por arriba a Medvedev para cerrar el enfrentamiento por 6-2. Para el ruso, la tristeza de sumar una nueva derrota en finales de Grand Slam (cayó en cinco de las seis que disputó; solo ganó el US Open 2021), y al igual que le sucedió en la final en Australia 2022 contra Rafa Nadal, vio perder la chance de ganar en tierras oceánicas tras tener una ventaja de dos sets a su favor.

Sinner se hizo camino hacia la final del primero de los cuatro grandes certámenes que tiene el calendario del circuito de tenis profesional y perdió un solo set, justamente en las semifinales ante Djokovic. En su estreno, eliminó al neerlandés Botic van de Zandschulp por 6-4, 7-5 y 6-3 y luego hizo lo propio contra otro rival de los Países Bajos (Jesper de Jong) por un contundente 6-2, 6-2 y 6-2. Acto seguido, superó en tres sets al argentino Sebastián Báez (6-0, 6-1 y 6-3) y a Karen Khachanov por 6-4, 7-5 y 6-3 en las rondas previas al cruce entre los mejores ocho jugadores del certamen.

Ya en la segunda semana de acción del Australian Open, Sinner superó por 6-4, 7-6 (5) y 6-3 a otro ruso como Andrey Rublev. La anteúltima parada de la ruta hacia el trofeo del primer Grand Slam del año fue un partido digno para el recuerdo frente a uno de los grandes jugadores de la historia del circuito: venció a Novak Djokovic por un claro 6-1, 6-2, 6-7 (6) y 6-3.

El saludo entre Sinner y Medvedev tras el final de la definición del Australian Open (REUTERS/Issei Kato)
El saludo entre Sinner y Medvedev tras el final de la definición del Australian Open (REUTERS/Issei Kato)