“Vengo para salir campeón”: Racing rompió el mercado de pases y oficializó el octavo refuerzo

Germán Conti se sumó al conjunto de Gustavo Costas, que tendrá como máximo objetivo ganar la Copa Sudamericana. Las imágenes

Guardar

Nuevo

Gustavo Costas continúa en el armado de su plantel en medio de la pretemporada. Las recientes lesiones de Leonardo Sigali y Nazareno Colombo apresuraron el arribo de Germán Conti, quien después de superar la revisión médica deslizó una frase optimista que despertó la ilusión en los hinchas de la Academia. “Vengo a Racing para ser campeón”, aseguró en improvisada rueda de prensa después de convertirse en el octavo refuerzo para el elenco de Avellaneda.

El mercado de pases es movido para el club albiceleste, porque además de las tres ventas que se han concretado (Gonzalo Piovi, Aníbal Moreno y Nicolás Oroz), varios jugadores se han alejado del club por préstamos, cesiones y retiros, como los casos de Catriel Cabellos, Emiliano Saliadarre, Matías Tagliamonte y Maximiliano Romero. Además, en las últimas horas se confirmó la salida del talentoso juvenil Agustín Ojeda.

Estoy con muchas ganas de entrenar con el grupo y conocer al cuerpo técnico. Tenemos un gran plantel para poner a Racing arriba y ahora tenemos que demostrarlo en la cancha”, manifestó Germán Conti, quien sufrió el descenso con el Sabalero en la pasada temporada. “Mi salida de Colón fue un poco triste porque soy hincha del club, pero debo dar vuelta la página. Esta es un nueva posibilidad en mi carrera y debo aprovecharla”, señaló el defensor de 29 años, que disputó casi 250 partidos entre sus pasos por Colón, Bahía y América (Brasil), Atlas (México), Benfica (Portugal) y Lokomotiv (Rusia).

El central llegó a la Academia desde la entidad rusa, que luego de cederlo a préstamo al Sabalero vendió el pase en una suma cercana al millón de dólares. “Estoy muy contento e ilusionado. Tuve un desgarro en la última fecha pero ya estoy bien físicamente y con ganas de ayudar al grupo”, completó. Él estuvo acompañado en la clínica junto con Valentín Gelos, quien llegó de Atlanta y se sumará al plantel de la Reserva. El defensor de 20 años, firmará a préstamo con dos opciones de compra para el club de Avellaneda.

Cabe señalar que las otras seis incorporaciones son Adrián Maravilla Martínez, Maximiliano Salas, Santiago Solari; Facundo Cambeses; Santiago Sosa y Bruno Zuculini.

La última salida fue la de Agustín Ojeda, el extremo que se destacó en el último tiempo y tiene como referente a Neymar que se unirá al New York City de la Major League Soccer (MLS). La operación se confirmó en una suma de 5.500.000 dólares a pagar de inmediato, más una suma adicional de 2.000.000 dólares sujeta al cumplimiento de ciertos objetivos. En este contexto, Gustavo Costas buscará un reemplazo; y el primer nombre que reapareció es el de Benjamín Domínguez, quien ya había estado cerca de arribar a Racing en el pasado (la dirigencia buscó al delantero de Gimnasia cuando se lesionó Johan Carbonero).

Durante la temporada pasada, Trapito Ojeda participó en 23 partidos (fue titular en 12 compromisos). Sin embargo, con la recuperación de Carbonero y la llegada de Santiago Solari, el joven atacante no cuenta con tanta participación. De todos modos, Costas lo considera una pieza valiosa y estaría dispuesto a solicitar un reemplazo para el extremo que partirá hacia Estados Unidos.

Se viene dando todo muy rápido. Estoy muy agradecido a Dios, porque sé que se van a venir cosas más lindas. Estoy feliz, pero trato de mantener la calma. Aprendí un montón en este último tiempo y voy a tratar de seguir trabajando para mejorar”, subrayó el juvenil en diálogo con Infobae. Ese aprendizaje del que hizo mención el virtuoso extremo tiene como referencia un hecho que nunca se aclaró oficialmente, pero desde el entorno del club le confirmaron a este medio que se trató de “un error propio de su edad”.

Para entender lo que pasó, hay que remontarse al verano del año pasado, cuando el por entonces DT, Fernando Gago, lo promovió para que el jugador hiciera la pretemporada con el plantel profesional. Alguna inoportuna salida nocturna molestó al estratega y le pidió que regresara con la Reserva, porque “aún no estaba listo” para asumir la responsabilidad de vestir la camiseta de Racing. Casi sin darse cuenta, en alguna rueda de prensa, Pintita había manifestado que comprendió al chico y dejó en claro que su “castigo” sirvió para que tomara dimensión del lugar que iba a ocupar en el futuro. “Ellos tienen un proceso de formación y madurativo desde la edad. No es el mismo Agustín el del año pasado que el de ahora. Creció desde el aspecto personal y futbolístico. Trabajó y empezó a entender situaciones de juego. Hoy tiene un nivel muy bueno, pero debe exigirse más. El proceso de formación va a tener momentos buenos y momentos malos. Y los momentos malos son los más difíciles de digerir para los chicos. Me pasó como futbolista. No nos olvidemos que tienen 18, 19 o 20 años. Pensemos en lo que hacíamos nosotros a los 20 años”, analizó en su momento. “Pensé mucho y me dediqué a trabajar para tener este presente. Estoy muy agradecido a Dios, mi familia, mi novia y mis suegros, que me apoyaron mucho y estuvieron en todo momento. Lo que hoy me pasa es gracias a ellos”, completó Ojeda.

Aquel chico que llegó a los 10 años al predio de las Inferiores es una realidad. Si bien el Turco García se adjudica haberle puesto el apodo de Trapito, el delantero confesó que se debe a una broma interna que le hizo un preparador físico de las juveniles cuando lo vio con la camiseta mojada que le quedaba gigante y le hizo recordar al entrañable dibujo animado.

Su talento le permitió afianzarse en el plantel profesional. Y con la humildad que lo caracteriza, escucha “a todos los compañeros”, porque “tienen una gran trayectoria” y le brindan buenos consejos. “Estoy en el club hace 9 años y pasaron muchos jugadores por acá. Muchos de ellos tuvieron una gran carrera en Europa. Siempre traté de mirarlos a todos. Cuando apenas llegué, me saqué una foto con Pillud y tenerlo como compañero es algo inexplicable”, deslizó.

Si bien reconoció que no es de seguir mucho al fútbol del exterior, el atacante manifestó que le gusta el juego de Johan Carbonero. Justamente, al delantero que le tocó reemplazar. “Trato de imitarlo en todo lo que hace, porque no miro tanto de afuera. Igualmente, en mi puesto Neymar y Hazard me encantan cómo juegan”, subrayó.

Guardar

Nuevo

Ver más