El arquero Sergio Rico reveló el escalofriante sueño que tuvo mientras estaba en coma: “No era mi momento”

El español del PSG estuvo 83 días internado y tras sufrir un accidente con un caballo

Compartir
Compartir articulo
Sergio Rico tiene 30 años y ataja en PSG (Reuters)
Sergio Rico tiene 30 años y ataja en PSG (Reuters)

Esta semana se conoció un adelante de una entrevista a Sergio Rico que se publicará los primeros días de enero en la que el arquero del PSG contará detalles del difícil momento que tuvo que atravesar después de haber sufrido un accidente que casi acaba con su vida.

En diálogo con el sitio DANZ el futbolista español contó no tiene recuerdo de los cerca de 30 días que pasó en terapia intensiva, a excepción de un sueño que recurrentemente le viene a la mente. “Recuerdo un sueño en el que veía dos calles y yo iba en una dirección y veía a mi padre en otra calle que iba en dirección contraria. Yo veía a mi padre y lo llamaba, ‘papá papá', pero él no me echaba cuenta y seguía”.

Al despertarse e iniciar la recuperación, Rico le comentó esto a varios de sus seres queridos ya que no dejaba de estar sorprendido por el hecho de que su padre murió hace algunos años y ese momento fue muy vívido para él: “Después, hablando con amigos que se dedican a la psicología, me hablaron de que no era mi momento. Es el único sueño que yo recuerdo de haber tenido”.

Sergio Rico paralizó y preocupó al mundo del fútbol el pasado 28 de mayo tras sufrir un accidente con un caballo en la romería de El Rocío (Huelva). El arquero estuvo 10 semanas internado, con varios días en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). En agosto, luego de 82 días ingresado, fue dado de alta del Hospital Virgen del Rocío de la ciudad de Sevilla.

El guardameta de 30 años, que sufrió un traumatismo craneoencefálico y tuvo que ser operado de un aneurisma cerebral tras recibir un golpe que le propinó un caballo, ya le había contado a Cadena Cope la semana pasada algunos detalles de su estado: “Gracias a Dios cada día mejor. De momento sigo en Sevilla, aún no tengo el alta médica al 100%. Sigo por el tema de revisiones, para no andar tomando aviones cada vez que tenga que venir a revisiones”, comenzó su relato el hombre del Paris Saint Germain, quien aún no puede realizar la práctica deportiva de manera profesional: “De momento no puedo, lo tengo limitado a 130 pulsaciones; pero dentro de esa limitación estoy haciendo todo lo posible. Salgo a caminar, hago todo tipo de ejercicios para ir retomando lo que es la fuerza de piernas, corro, trabajos de prevención, y demás. Hago todo lo que puedo, mientras no supere esas 130 pulsaciones que me recomendó el médico”.

Su última aparición a nivel deportivo fue el sábado 27 de mayo, cuando formó parte de la convocatoria del PSG para el penúltimo partido de la liga francesa ante Estrasburgo, donde empataron 1-1 y se proclamaron campeones del torneo. Tras ese compromiso, se trasladó a la aldea de El Rocío, donde tuvo el accidente.

Allí, mientras estaba montado arriba de un caballo, tuvo una caída y, posteriormente, sufrió una coz del animal -golpe violento hacia atrás que da el animal con las patas traseras- que le originó un duro golpe en la zona de su cabeza.

Tras cinco temporadas en Sevilla (2014 a 2019), y luego de un paso fugaz por el Fulham, de Inglaterra, el portero se mudó a París para sumarse al plantel profesional del equipo parisino por dos temporadas y media. Luego de ser cedido por seis meses al Mallorca, Rico regresó a París para la actual campaña en la que no vio acción durante la Ligue 1, Copa de Francia ni la Champions League.