¿El blooper del año? Un arquero fingió una falta, se le escapó la pelota y sufrió “el gol del mes”

El portero del Wycombe Wanderers, Max Stryjek, quiso engañar al árbitro en el cierre del duelo y el delantero Sam Cosgrove anotó el gol de la victoria del Barnsley

Compartir
Compartir articulo
Barnsley venció 1-0 al Wycombe con este tanto anotado en tiempo adicionado

La Tercera División del fútbol inglés arrojó una de las mejores curiosidades de 2023 en el cruce de este martes entre Barnsley y Wycombe Wanderers. La victoria del primero por 1-0 en Oakwell registró el único tanto después de una jugada insólita, que será candidata al blooper del año.

La agonía del duelo empatado sin goles en el condado inglés de Yorkshire del Sur iba camino a confirmarse a los 91 minutos, cuando el árbitro hizo un bote a tierra para reanudar el juego con una salida desde el fondo por parte del arquero visitante, Max Stryjek. Conforme a la conveniencia del resultado, el guardameta demoró en sujetar la pelota y esperó a la cercanía del atacante, Sam Cosgrove, para agarrar el balón.

La acción parecía terminarse en ese breve momento, pero Stryjek fingió una supuesta infracción de Cosgrove en medio de un ligero choque entre ambos, se arrojó contra un costado esperando un cobro del juez principal que nunca llegó, dejó escapar la pelota y el punta aprovechó para definir con el arco vacío después de dejarlo en el camino con un toque de pierna derecha. La incredulidad del Wycombe en redes sociales estuvo a la orden del día. “Gol del Barnsley. Ni siquiera puedo...”, escribió su CM sin poder ofrecer más palabras del inédito episodio en su cuenta oficial de Twitter.

Sam Cosgrove, delantero de 26 años, anotó su primer tanto en 14 partidos de la temporada de la forma menos esperada: “El gol del mes, potencialmente”. Tras esa broma, agregó: “Es extraño, no mentiré. Literalmente acabo de ver el video y nunca es una falta. Se puede decir que hay un poco de contacto, pero no es suficiente para que caiga, especialmente dejar caer el balón. Estaba desesperado por ese primer gol”.

“Sentí que tenía que contribuir a los juegos de otras maneras desde que estoy aquí. Ha sido un poco parar y empezar para mí debido a las lesiones, pero estaba absolutamente encantado de poder hacerlo y una vez que el balón me cayó no había posibilidad de que no lo metiera al fondo de la red”, añadió.

Más adelante, el entrenador del Wycombe Wanderers, Matt Bloomfield, lamentó una jugada que terminó con la amonestación de Max Stryjek y la expulsión por doble amarilla de Harry Boyes tras protestar en el elenco derrotado: “Nunca había visto un gol así. Las circunstancias son muy decepcionantes. Normalmente, cuando un delantero corre hacia un portero es falta. Pero al mismo tiempo, tienes que conservar el balón. Perder es muy frustrante”.

Por otro lado, el director técnico del Barnsley, Neill Collins, no pudo evitar referirse a la acción del triunfo en condición de local: “Hubo algo cómico en el gol que conseguimos en circunstancias extrañas, pero eso no debe restar mérito a lo que fueron tres puntos magníficos. Creamos muchas ocasiones en la segunda parte. Si hubiésemos metido alguna, me habría gustado que hubiésemos conseguido más. Pero al final lo conseguimos”.

Con más de medio torneo por disputar, Barnsley marcha en la séptima colocación con 31 unidades, a 2 del Derby County, último que disputaría los Playoffs de ascenso y a 8 de los líderes Portsmouth y Bolton Wanderers, quienes por ahora atesoran los boletos a la Segunda División. Por otro lado, Wycombe Wanderers quedó muy complicado con la derrota porque está en el 15° lugar con 22 puntos, a 6 de los puestos de descenso a la cuarta categoría.