La particular reacción de Djokovic frente a los silbidos del público en la derrota de Serbia contra Italia por las semifinales de la Copa Davis

El serbio volvió a responderle a los fanáticos durante el partido de dobles

Compartir
Compartir articulo
Novak DJokovic simuló ser un director de orquesta

Novak Djokovic se convirtió en uno de los protagonistas del encuentro por las semifinales de la Copa Davis entre Serbia e Italia que acabó con la victoria del equipo azzurro por 2-1. El serbio no pasó una buena jornada en el Martin Carpena de Málaga, no solo por la derrota, sino también por la actuación del público.

El número 1 del mundo volvió a ser el objetivo de los fanáticos en las gradas después de lo que vivió frente a Gran Bretaña en los cuartos de final. Una vez más, fue el foco de atención de los espectadores italianos que se encontraban en el recinto que no pararon de abuchearlo cada vez que podían.

Fue en el duelo de dobles cuando Djoko no pudo contenerse y, ante los silbidos constantes, decidió imitar a un director de orquesta, levantando su raqueta, moviéndola como si fuera una batuta y haciendo como si estuviera dirigiéndolos.

Al parecer los aficionados intentaron aportar desde su lado para que Nole y Kecmanovic no pudieran doblegar a la dupla italiana Sinner-Sonego, quienes se impusieron en dos set (6-3 y 6-4).

El show de Djokovic con el publico

*La reacción de Djokovic vs Gran Bretaña

El serbio ya había vivido un episodio similar durante los cuartos de final del torneo ante Gran Bretaña. En el momento en el que Nole se disponía a sacar, un aficionado británico contó en voz alta cada bote de la pelota, con un tono burlón. Acto seguido, el serbio hizo punto de set y se lo dedicó al aficionado llevándose el dedo a la oreja en el clásico gesto de “no te oigo”. Después, comenzó a enviarle besos.

“Fue una falta de respeto. En competiciones como la Davis los jugadores tenemos que estar preparados para eso, pero cuando lo escuchas en el momento, reaccionas. Solo quise mostrarles que no estaba de acuerdo con ese comportamiento”, afirmó el serbio durante la conferencia de prensa posterior a ese duelo.

Para esta ocasión, Djokovic prefirió no hacer hincapié en la actuación del público y, tras despedirse de la final de la Copa Davis (Italia jugará contra Australia), hizo una autocrítica: “Personalmente es una gran decepción. Asumo la responsabilidad, habiendo tenido tres puntos de partidos y estando tan cerca de ganarlo. Es realmente desafortunado. Pero esto es deporte”.

Nole tampoco pudo imponerse a Sinner en los individuales. El joven italiano (4° en el ranking) se tomó revancha de la derrota en la final del ATP World Tour Finals y se repuso de un triple match point en contra para vencerlo 6-2, 2-6 y 7-5 en 2 horas y 24 minutos. Ese punto le valió a Italia para igualar la serie, la cual había arrancado con una victoria de Miomir Kecmanovic sobre Lorenzo Musetti por 6-7 (7), 6-2 y 6-1.

Djokovic tuvo varios encontronazos con el público durante la Copa Davis (Getty)
Djokovic tuvo varios encontronazos con el público durante la Copa Davis (Getty)

Cabe señalar que el tenista de 36 años ya se había quejado de una situación puntual con los medios serbios durante la previa cuando hizo público su descontento con la realización de un control antidopaje sorpresa a 90 minutos del inicio del duelo desarrollado este jueves frente a los británicos.

“Me han avisado una hora y media antes de empezar, cuando tengo mis rutinas previas a los partidos y no tengo que pensar en que me saquen sangre o que tendré que dar una muestra de orina”, declaró.

Al mismo tiempo, también atacó a uno de los representantes de la Asociación Mundial de Antidopaje: “No me había pasado en 20 años. He discutido con él. Es indignante que me haya estado persiguiendo durante horas. Siempre he defendido los controles, no hay nada que esconder, pero no antes de un partido. Tiene que haber límites”. “No entienden lo que está pasando aquí. No entienden el deporte, no entienden dónde están”.

Con la reciente derrota ante Italia, el máximo ganador de Grand Slams en la rama masculina (tres conseguidos este mismo año) se despidió de alcanzar el récord logrado por el chipriota Marcos Baghdatis con 36 victorias consecutivas en individuales por Copa Davis y deberá renovar las ilusiones de levantar la Ensaladera de Plata en 2024, ya que Italia le sopló el lugar para volver a una final después de 25 años (perdió con Suecia en 1998) y buscará el cetro del tenis mundial.