Las polémicas en River Plate-Argentinos: las dudas en el gol anulado a Verón y por qué no fue penal a Enzo Pérez

Fernando Rapallini y el VAR tomaron decisiones controvertidas en el duelo disputado en el Monumental

Compartir
Compartir articulo

El encuentro entre River Plate y Argentinos Juniors tuvo el condimento agregado de la presentación de la remodelación del estadio Monumental, además del homenaje a los campeones del mundo en Qatar con la presencia de Daniel Passarella y otras glorias que se consagraron con Argentina. En lo que tuvo que ver con al juego, Martín Demichelis decidió mantener la misma formación inicial que cayó en Córdoba frente a Belgrano y el primer tiempo que mostró el equipo no le gustó al sucesor de Marcelo Gallardo.

A los 28 minutos el Bicho dio un importante aviso a los locales. Pablo Solari descargó mal hacia atrás y la pelota quedó en los pies de Francisco González Metilli, quien abrió hacia la izquierda con la subida de Rodrigo Cabral. El volante llegó al fondo y tiró un centro que remató Gabriel Ávalos. El balón se estrelló en el travesaño y en el segunda jugada fue Gastón Verón el que estuvo atento para empujar la oportunidad a la red. El árbitro Fernando Rapallini cobró que el balón se había ido afuera en la cesión de Cabral y esperó la confirmación del VAR.

Luego de varios minutos de espera, la tecnología llegó a otra conclusión: que en el momento de la volea del paraguayo, Verón estaba levemente adelantado respecto a la línea de Franco Armani, ya que Marcelo Herrera estaba directamente fuera del campo tras el centro inicial. Los reclamos se escucharon desde el banco de Gabriel Milito por el milimétrico fuera de juego que privó a su equipo de gritar el primer gol de la noche en un estadio Monumental repleto.

La línea que dictaminó que Verón estaba adelantado
La línea que dictaminó que Verón estaba adelantado

Sin embargo, Argentinos Juniors no dejó de buscar la apertura del marcador y a los 43 minutos de la parte inicial logró golpear. Un centro al área de Miguel Torrén que encontró la cabeza de Kevin Mac Allister: buscó el palo lejano y rompió la resistencia del Pulpo que voló para evitar la conquista. Nuevamente, el árbitro esperó la confirmación del VAR para convalidar el gol y, en este caso, no hubo offside por parte del lateral por derecha en el momento que se ejecutó el tiro libre.

Todavía en el fútbol argentino no se utiliza el sistema del fuera de juego semiautomático que apareció durante el Mundial Qatar 2022 y en algunas de las ligas más importantes del planeta. A la hora de trazar las líneas del offside en una jugada tan milimétrica como la de Armani y Verón, el veredicto final lo dieron las autoridades a ojo, trazando las líneas arbitrariamente o según su criterio. Imposible con las herramientas actuales poder confirmar en qué posición se hallaba el punta.

Las polémicas no se detuvieron ahí, ya que en el inicio del segundo capítulo, River Plate llegó rápido a la igualdad gracias a un discutido penal. El Millonario jugó rápido un tiro libre para que Esequiel Barco desbordara y tirara un centro que se desvió en el camino. El más rápido en interpretar la ruta del balón fue Enzo Pérez, quien llegó primero y se dejó caer al sentir el contacto.

La faltas se miden por la fuerza aplicada y sus consecuencias. En este caso, sólo hubo un roce propio del juego y una clara simulación de jugador del cuuadro de Núñez que redondeó el segundo error preocupante del VAR. Cabe destacar que Fernando Rapallini recibió luz verde por parte de la tecnología respecto a su cobro antes de que el colombiano Miguel Borja rematara fuerte al medio para estampar el 1-1.

Eso sí, el juez acertó en la mano del segundo penal, dado que se hallaba en posición antinatural la mano de Mac Allister, tras centro de Barco. Pero todavía le restaba una discutida jugada más al árbitro en el último suspiro del encuentro: Ávalos mandó a correr a su compañero a espaldas de Enzo Díaz y con un sutil toque dejó en el camino a Franco Armani que salió lejos. José Herrera aprovechó la ocasión y empujó el balón al arco vacío. Rapallini nuevamente recibió información desde el VAR y anuló erróneamente lo que era el 2-2 de Argentinos Juniors.

Seguir leyendo: