Murió Carlos María García Cambón, el símbolo de Boca Juniors que le hizo cuatro goles a River en su debut

El club confirmó el deceso del recordado delantero quién ganó dos títulos con el Xeneize y lo dirigió de manera interina. También hizo historia en Chacarita, donde se consagró campeón en el Metropolitano 1969

Guardar

Nuevo

García Cambón celebra uno de sus goles ante River Plate
García Cambón celebra uno de sus goles ante River Plate

Boca Juniors confirmó el fallecimiento de Carlos María García Cambón, el autor de los cuatro goles a River el día de su debut en el Superclásico de 1974. También fue entrenador interino. Tenía 73 años y en 2021 fue operado de urgencia por un aneurisma. Con el Xeneize logró dos títulos, el Metropolitano y Nacional de 1976. También hizo historia en Chacarita al integrar el equipo que se consagró en Primera División en el Metropolitano 1969.

“Boca Juniors lamenta el fallecimiento de Carlos María García Cambón, que tuvo un inolvidable debut en Primera con cuatro goles a River, se consagró campeón dos veces y fue DT interino. El club acompaña a sus familiares y amigos en este triste momento”, indica el posteo del club azul y oro.

El comunicado de Boca Juniors con el que anuncia la muerte de Carlos María García Cambón
El comunicado de Boca Juniors con el que anuncia la muerte de Carlos María García Cambón

Aquel partido ante River Plate fue goleada, por 5-2 con cuatro tantos el mismo día que debutó en el Xeneize. Fue el 3 de febrero de 1974 en La Bombonera y se los convirtió nada menos que al “Pato” Ubaldo Matildo Fillol. Un récord que se mantiene hasta hoy y acaso en el más tempranero de la historia de los Superclásicos oficiales.

“¿Quién podía imaginarse un debut así? Yo venía de salir campeón con Chacarita en 1969 -53 goles en 217 partidos, e incluso uno en contra justo ante Boca en el 6-0 de 1972- porque en esos años tenía grandísimos equipos. Me fui a fines de 1973 y me trajeron para reemplazar a Hugo Curioni, al que habían transferido al Nantes”, relató García Cambón en una entrevista con Infobae en enero de 2021.

Segundo de los cuatro goles que García Cambón le convirtió a River Plate el día de su estreno con Boca Juniors y jugando en La Bombonera

Ese encuentro ante el rival de siempre tuvo la particularidad de que el elenco de La Ribera lució pantaloncitos amarillos (en la parte delantera), una variante que en su totalidad repitió en la segunda final de la Copa Libertadores de 2007 ganada ante Gremio en Porto Alegre y que fue la última consagración del club en dicha competición.

Pero el póker conseguido en su rutilante estreno en Boca Juniors tuvo un impacto que ni él mismo esperó. “Todo fue una locura. Me tuve que ir de mi casa porque había siempre doscientos personas en la puerta y me tomé dos días para reflexionar y decidí irme a la casa de un amigo y luego sí hablé con la prensa. Fue lo que sentí en ese momento, que había que alejarse de todo ese mundo y necesitaba relajarme, salir de toda esa persecución. Yo no soy muy impulsivo pero estaba afectando a mi familia, mis hermanos, mi cuñado”, afirmó.

La tapa de El Gráfico que refleja la hazaña y récord imbatible de García Cambón
La tapa de El Gráfico que refleja la hazaña y récord imbatible de García Cambón

En esos dos días sucedió algo que hoy sería muy difícil de concebir: “Una cosa loca fue lo que pasó con Quique Wolff, porque él traía botines desde Alemania y teníamos cierta amistad desde que habíamos sido compañeros en el Sudamericano juvenil Sub 20 de Montevideo en 1967 (la primera vez que un equipo argentino ganó el Sudamericano de la categoría). En ese tiempo él jugaba en Racing y yo en Chacarita, así que al día siguiente del Superclásico fui a su casa, que estaba en Palermo, a buscar esos botines, pero nosotros no hablábamos de rivalidades ni mucho de lo que pasó el día anterior”.

También con el paso de los años, García Cambón le pidió a Wolff que le encontrara esos cuatro goles en el archivo de la TV. “Es que yo me casé de grande y mis hijos no me vieron mucho haciendo goles y una vez le pedí a Quique, que trabajaba en los medios para que me los consiguiera y me dijo que en Canal 7 la dictadura militar quemó todo y que no había nada, pero alguien me dijo que pueden llegar a estar en la TV española”.

Con la casaca del Tricolor, donde fue campeón en 1969
Con la casaca del Tricolor, donde fue campeón en 1969

Se casó y tuvo cinco hijos. Fue abuelo de dos nietos. Desde que dejó de jugar se dedicó a la familia, aunque en otra entrevista con este medio confesó que le hicieron un reclamo: “Cuando me retiré estaba soltero, entonces llamé a todos mis amigos y les regalé todo. No me quedé con ninguna camiseta ni nada. Consideré que era una etapa terminada y por consiguiente no tenía necesidad de guardar algo. Creo que me equivoqué. Hoy me reclaman que no haya dejado nada, pero bueno, en ese momento fue lo que sentí, lo que me parecía, aunque ellos hoy tienen razón. Las etapas se terminan y es difícil descubrir eso”.

García Cambón nació el 27 de marzo de 1949 y comenzó su carrera en Chacarita, donde integró el equipo que consiguió el único título en la máxima categoría para el Funebrero. Luego pasó a Boca, después Unión de Santa Fe y volvió a Chaca. Más tarde decidió incursionar en el extranjero (Olympiacos de Grecia, Rochester Lancers y Las Vegas Seagle) hasta volver a la Argentina y retirarse en Loma Negra, en 1981.

Tras dedicarse a lleno a su familia, como contó, se desempeñó en la dirección técnica y tuvo un interinato en Boca Juniors. Reemplazó a Héctor Veira hasta la llegada de Carlos Bianchi. Su etapa como DT del Xeneize acaparó las cinco últimas fechas del Torneo Clausura 1998. Su presencia en el banco, fue el puntapié que dio inicio a una racha de 40 partidos invictos a nivel local, consolidados por la conducción del Virrey y de los cuales los cinco primeros fueron bajo la conducción de García Cambón. Luego siguió su carrera como entrenador en Blooming de Bolivia y en Persija Jakarta de Indonesia.

Carlos García Cambón en marzo de 2021
Carlos García Cambón en marzo de 2021

SEGUIR LEYENDO

Ver más

Últimas Noticias